miércoles, 16 de mayo de 2018

Una nueva utilidad para las iglesias: Sus fachadas convertidas en pantallas reivindicativas

Estelada proyectada en la Catedral de Girona. Imagen de Puigdemont proyectada en la iglesia de Sant Pol de Mar
La Iglesia en Cataluña está en sus niveles más bajos, algunos de sus templos que hace años se llenaban de fieles, jóvenes incluidos, hoy están prácticamente vacíos y los pocos que acuden a ellos son de una edad muy avanzada por lo que se presume un futuro muy negro. Quizá por ello se están buscando nuevas utilidades para esas iglesias que dentro de unos años ya no servirán para su misión original. Es algo que ya ha sucedido en otros países donde el progresismo ha hecho estragos y en donde hoy se puede observar aquellos antiguos lugares de oración reconvertidos en museos, salas de exposiciones o de conferencias...

Aquí, mientras vamos viendo ese deterioro eclesial y ese hundimiento de nuestra Iglesia sin que nadie desde la jerarquía catalana mueva un dedo para evitarlo, ya han empezado a salir iniciativas para aprovechar esos templos que pronto estarán vacíos, pero como aún quedan algunos fieles en su interior, pocos y maltrechos, pues han pensado en aprovechar su exterior. Esas fachadas fabulosas situadas normalmente en lugares estratégicos que se ven desde todas partes se han convertido en  la última invención del independentismo, que se conviertan en fabulosas pantallas reivindicativas de esa causa que nada tiene que ver con la religión ni con lo que debe significar un lugar de encuentro de todos los cristianos, sea cual sea su ideología política, para rezar y para unir a las personas, no para dividirlas.

Nos hemos acostumbrado a ver escandalosamente todo tipo de iniciativas previas, primero vinieron las esteladas que colgaban de sus campanarios, después los lazos amarillos también en sus fachadas e incluso dentro del mismo templo, pasando por las pancartas que lucían al unísono tanto en la sedes de la ANC y Omnium como en muchas de nuestras parroquias. Ahora se ha dado un paso adelante en una iniciativa mucho más efectiva y visual, es como pasar de las publicidad tradicional en papel o lona a la publicidad luminosa, un verdadero salto cualitativo que además sale muy barato, las parroquias no cobran nada por el "servicio", todo lo contrario, se sienten muy orgullosas de colaborar en la causa patriótica.

Ya habíamos visto algunas muestras de este experimento aunque mucho más neutras, así por ejemplo la fachada de la Sagrada Familia se tiñó de rojo para participar de una campaña contra el SIDA tal como comenté en un artículo de hace unos cuantos años. Ya entonces no me oponía a ello, porque era una causa que nos preocupa a todos, pero me lamentaba de que solo se hiciera para causas como ésta y no para defender otras causas mucho más "católicas", como la familia o la vida. Siempre me he preguntado que es lo que pensaría Antonio Gaudí, de la utilización de su nombre y de su gran obra religiosa si viera lo que se está haciendo en los tiempos actuales tan poco piadosos. Me temo que con el genio que tenía, más de uno habría recibido un buen bastonazo. 

Iglesia Santa María de Palautordera
Y volviendo al tema que nos ocupa, lo grave no es solo el hecho en sí, sino quien lo consiente, primero esos párrocos tan poco católicos, que no tienen en cuenta que las iglesias son la Casa de Dios y no lugares para hacer política y que desprecian a la mitad o más de sus fieles que se sienten despreciados y obligados a marcharse de un lugar que se les muestra hostil y nada acogedor. Sin olvidarnos de esos obispos que miran para otro lado incapaces de llamar la atención a sus sacerdotes indignos de ese nombre, que se van de rositas ante el escándalo y la falta de credibilidad de la Iglesia que provocan esas actitudes, además de la desbandada de una buena parte del pueblo de Dios, que difícilmente volverá a pisar una iglesia. 

Son esos mismos obispos que si uno de sus sacerdotes se le ocurriera poner una bandera rojigualda en su campanario, hicieron una conferencia "unionista" en sus locales, o se les ocurriera proyectar en las fachadas de su templos símbolos que nos son comunes a todos los españoles, entrarían en cólera y decidirían dar un buen baculazo a quien hubiera osado "provocar" al nacionalismo catalán imperante. Probablemente la respuesta sería un "año sabático" fuera de la diócesis para el atrevido sacerdote. ¿Les suena? 

Antoninus Pius

19 comentarios:

  1. El asesinato de bebes (aborto) o las uniones del mismo sexo no produjo NI UNA SOLA accion en estas catedrales parroquias monasterios.....en cambio la bandera de los que asesinaron a mas de 5.000 sacardotes y religiosos quemaron miles de obras de arte e incunables religiosos destruyeron piedra a piedra iglesias catalanas SI
    Luego son GOLPISTAS NO CRISTIANOS Y MENOS CATOLICOS.
    Que Dios les perdone

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es completamente cierto.

      Se dan a estos fachas las fachadas de los templos católicos para estos partidarios del homicidio del aborto y de la separación de España, pero no se hace absolutamente nada a favor de la vida, la familia, la educación católica, y los mártires de la Iglesia con sus santos.

      Eliminar
  2. El templo católico, sólo para finalidades religiosas17 de mayo de 2018, 1:42

    Existen dos tipos de teorías frente a la actual situación de crisis en que vive la Iglesia Católica.

    Una de ellas es que vivimos ya en los tiempos previos a la Gran Apostasía predichas por San Pablo en 2 Tesalonicenses 2, lo que daría entrada al Anticristo.

    La otra teoría es que vivimos en unos tiempos parecidos a los de la gran apostasía, y que los actuales protagonistas son anticristos, es decir, figuras, modelos, ejemplos o tipos del futuro Anticristo.

    Sea como fuere, se observa la absoluta, total y completa pérdida de la autoridad de los obispos sobre sus propios edificios, que deberían de estar destinados única y exclusivamente para la transmisión de las verdades de fe católica, así como del libre ejercicio de los sacramentos y el culto y liturgia católicos.

    Es completamente ilícito utilizar las fachadas de los templos católicos tanto para actos políticos o separatistas, como para finalidades publicitarias o incluso sociales como el SIDA que se realiza en la Sagrada Familia. Usar la fachada del Vaticano para proyectar imágenes de animales para finalidades ecológicas.

    No se puede usar la imagen de un templo católico para finalidades que no son estrictamente religiosas católicas.

    El templo de la Sagrada Familia es un templo expiatorio, es decir, que sirve para la expiación de los pecados personales, no para finalidades publicitarias, sociales o filantrópicas, por muy loables que sean, porque no son religiosamente católicas.

    Además, utilizan impropiamente los derechos de imagen, reputación y prestigio de la Iglesia Católica, y no existe ningún tipo de presupuesto público, transparente y preciso sobre los beneficios económicos recibidos.

    Otros enriquecen en imagen, socios, compradores, inversores, votos, beneficios, prestigio, honor, publicidad mundial y reputación internacional a costa de la Iglesia Católica.

    Pues que se busquen fachadas de edificios laicos. Yo he estado en Lyon, hace años, cuando se hicieron estas primeras proyecciones, no estáticas sino dinámicas y con música, y estas proyecciones se realizan en las fachadas de los edificios clásicos. En Barcelona tienen las fachadas de la Plaza Cataluña.

    Es significativo, por carácter maligno y demoníaco, el hecho de que las autoridades eclesiásticas de Barcelona y del resto de diócesis catalanas, no utilicen dichas proyecciones para finalidades estrictamente religiosas católicas. Mira qué bien...

    Las proyecciones de tipo político separatistas son, moralmente, un acto intrinsecamente perverso, un acto odioso a los ojos de Dios, y para todos los fieles católicos, que asistimos con perplejidad, santa indignación y plena impotencia e indefension, porque queremos seguir la doctrina, la moral y las costumbres de fe católicas, y vemos como todas nuestras autoridades eclesiásticas, desde los obispos, párrocos y abades, no solamente omiten sus deberes eclesiásticos, sino que además, participan en actos intrínsecamente perversos, completas herejías a los ojos de Dios.

    Todos los obispos, todos los parrocos y todos los abades conocen y saben, sin excepción alguna ni excusa atenuante alguna, el hecho de que dichos partidos separatistas son partidarios de imponer al pueblo de Dios una constitución republicana fundamentada en la obligatoriedad de la obediencia a la cultura de la muerte, del relativismo moral en temas de vida, familia educación y bien común, y en materia de la ideología de género impuesta en la sexualidad, el matrimonio y la familia, y la escuela.

    Esto es imperdonable, y no se puede tolerar bajo ninguna de las maneras, porque es participar en un acto herético y diabólico, y quién participa en estos merece la excomunión en grado de colaboración y cooperación: no son nuestros jerarcas, están fuera de la comunión católica, son falsos maestros, asalariados, que llevan a la muerte a las almas.

    ResponderEliminar
  3. Antoninus, como el resto de los bloggers de Germinans, escriben ustedes con una suavidad que diríase embotada de valium. Sólo personas sin seso pueden afirmar como un acto de ¿hombría? que saben lo que ustdes escriben aunque no los leen. Son esos personajillos que mienten en el curriculum como políticos vulgares –de los que en estas tierras tenemos numerosos ejemplos, así la filología y el periodismo fantasmagóricos del bachiller Puigdemont o la licenciatura de la hija del militar de la habanera “el meu avi” – y dicen que han estado en Lovaina y en Jerusalén. Vamos, que uno lee su historial académico y piensa que se encuentra ante el canónigo Georges Lemaitre –creador de la teoría del big bang—o ante el mismísmo padre Lagrange, fundador de la Ecole Biblique. No dan para más.
    En cambio dan para mucho en el daño que infligen, día y noche. Empiezan a menudear escritos, a rebufo de la petición de perdón por la connivencia de la Iglesia en Vasconia con los asesinos, sobre si no sería ya el momento de enviar a determinados personajes a los tribunales por cooperación en el terrorismo.
    ¿Habrá que decir lo mismo de determinados clérigos en Cataluña? A la sociedad laica le importa un comino que las iglesias se vacíen por culpa de esos curas y obispos demenciados, con perdón de las personas que sufren esa patología. Y si se es laicista, mejor que así ocurra. Por eso no insisten en cortar el suministro, que está en su ADN.
    Es mi opinión, Antoninus, que la vigilancia del destino del dinero de los contribuyentes que va a parar a la Iglesia se extreme por parte de la autoridad civil, del ministerio. Se deturpa la voluntad de los contribuyentes cuando una parte del mismo va a promover la sedición. Soy partidario de que los jueces, igual que no admiten signos partidistas en las instituciones oficiales, públicas, prohíban esos signos en instituciones que gozan de especiales exenciones por su interés público.
    No vamos a pedirle a Pardo lo que lo que voluntariamente no ha querido, hincar los codos. Y así le ha ido. Hay que ver qué afán separatista la del figura: oración por los que no pueden estar en su casa por culpa de las ideas (menuda majadería la del obispo orondo), aprestarse a ser aprestar a ser telonero o fantasmón en mítines secesionistas (para sonrojo de los que por vergüenza torera se ahuyentaron), promover a curas exaltados y ebrios de nacionalismo (hasta el punto de azúcar a las masas contra las fuerzas de orden) y ahora ceder la catedral y las escaleras, la escalinata también Germinans, al servicio de la causa cainita. Es que es un obispo fetén. No le falta de nada. Bueno algo, lo que el castizo reclamaba en la Verbena de la Paloma: vergüenza, pundonor y lo que hay que tener.

    ResponderEliminar
  4. Soy fraile y me avergüenza y me llena de pena la situación de la Iglesia en Cataluña. Al progresismo ahora se ha añadido el secesionismo más bajuno. La Casa de Dios ha sido consagrada para la celebración de la Santa Misa, de los demás sacramentos y para la oración y adoración.
    Estos sacerdotes han perdido la fe en Dios y han abandonado a la Iglesia Católica y adoran al separatismo más xenófobo y más anticristiano.
    Vergüenza y pena, la verdad. Y luego los obispos acallando y persiguiendo a los sacerdotes católicos y fieles a la Iglesia y contrarios al separatismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecería opinión del Sr. Fraile anónimo de las 8:54 sobre las SOBRE-ACTUACIONES de la Pseudo-monja Caram en televisión ,negando TODOS los Dogmas de la Iglesia Católica y todas las REGLAS de las Instituciones Consagradas a la que está SOMETIDA previo juramento,Gracias.

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

    ResponderEliminar
  6. Al hilo de lo que comenta el Sr. Valderas.

    "Es mi opinión, Antoninus, que la vigilancia del destino del dinero de los contribuyentes que va a parar a la Iglesia se extreme por parte de la autoridad civil, del ministerio. Se deturpa la voluntad de los contribuyentes cuando una parte del mismo va a promover la sedición".

    Efectivamente, es ésta una gran corrupción de la que bien poco se habla. Mal está que las entidades benéficas dediquen una parte injustificable de los donativos y subvenciones que reciben, a pagar latisueldos, a colocar amiguetes y a hacer compras inverosímiles. Me refiero también a Cáritas, y al obispado. Como el dinero solidario no es de nadie... así se montan las grandes juergas (por ejemplo en Haití después del terremoto). Es que dedicarse a hacer el bien, agota mucho, y los pobres han de tener sus desahogos.

    Mal está eso; pero al fin y al cabo forma parte de la triste condición de la debilidad humana. Pero que se destinen esos recursos (empezando por las mismas iglesias, muy caras de mantener y exentas de impuestos: así que nos toca a todos pagar esos impuestos y mantener las iglesias) directamente a la delincuencia, se pasa de castaño oscuro. Y sobre todo cuando son eclesiásticos los que se dedican al delito de enfrentar a unos catalanes con otros. ¡Eso sí que tiene delito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Destinos del 0,7%17 de mayo de 2018, 16:26

      Parece ser que la cosa va así:

      --- 0,7% IRPF a la Iglesia: va a la CEE y ésta le da la parte a la CET según un convenio en la Memoria Anual de Actividades 2015 (publicada 2017).

      --- 0,7% IRPF a las ONG (240 millones de euros): 78% a lo social nacional, 19% a lo social internacional, y 3% a medio ambiente. ONG seleccionada por convocatoria pública del gobierno central.

      --- 0,7% IS o impuesto de sociedades (novedad del 2018): ONG seleccionada por convocatoria pública del gobierno central.

      ...

      Como se ve, ni el fiel, el ciudadano ni las empresas, pueden en absoluto elegir la diócesis, parroquias, conventos u ONG por sí mismos, pues lo hace o el gobierno central o el gobierno central eclesiástico.

      El ciudadano y fiel, menor de edad.

      Eliminar
    2. Cuantos euros de ganancia les supone a estos templos, esa iniciativa? No creo que eso sea así como así, no más. Algún interés creado, debe existir. Vaya, vaya...

      Eliminar
    3. Pues tiene toda la razón del mundo.Es muy triste que no se pueda hacer nada.

      Eliminar
    4. A Catalunya es recapten uns 30 milions amb el 0,7 % de l’IRPF per a l’ Església i només en rep uns 20 milions.
      Per tant, és contribuïdora neta cap a altres diòcesis espanyoles.

      https://es.slideshare.net/mobile/xtantos/memoria-anual-de-actividades-2013-de-la-iglesia-catlica-en-espaa

      https://www.google.es/search?rlz=1C9BKJA_enES685ES686&hl=ca&biw=1024&bih=653&tbm=isch&sa=1&ei=5nv-WsOdLMSOU5ejufgK&q=recaudacion+0%2C7+irpf+iglesia+por+autonomias&oq=recaudacion+0%2C7+irpf+iglesia+por+autonomias&gs_l=mobile-gws-wiz-img.3...13389.15490..16532...0....91.404.5......0....1.........35i39j30i10.1NvMmZ7SOb0%3D#imgdii=wXUIaVCuC9OTYM:&imgrc=MO0cEDwUU6FCSM:



      Eliminar
  7. La culpa de estas profanaciones es evidente: los obispos hipócritas comandados por Jaume Pujol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Enrique Benavent es de otra pasta,por favor,no mezclen Churras con Merinos.

      Eliminar
  8. Hoy más que nunca debemos orar por todos nuestros clérigos de Cataluña. Que se dediquen sólo y únicamente a sus ministerios. Y un toque de atención a nuestros obispos; que cuiden sus manifestaciones que crean sectarismos.Ante todo a Vd obispo Novell. En su Diócesis también hay castellanos y catalanes en contra de su pensamiento político, y Vd debe ser el Pastor de todos, no abrir divisiones. Leed la primera Carta a Timoteo, donde el Apóstol Pablo describe cómo debe ser un ministro de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  9. ¿Por qué no dicen que es deber de un cristiano, a parte de defender la vida, reclamar los derechos de quien está en prisión (preventiva, dicen) injustamente? Porque en este momento, ya resulta evidente para muchos, que en este país algunos jueces prevarican en sus decisiones.

    ResponderEliminar
  10. Tanto láser y tantas lucecitas en las paredes de las iglesias y Catedrales lo que conseguirán es que se caerán a pedazos,al tiempo!!!

    ResponderEliminar
  11. Los jueces pueden prevaricar. Y los políticos, robar. Va en la condición humana. Algunos en demasía, lo uno y lo otro, como el juez aquel del Supremo, puesto por Convergencia y Unió, que prevaricaba y robaba. Pero fueron los propios jueces los que juzgaron, acorde con la ley, las graves infracciones del sujeto.

    A quienes han demostrado ad nauseam que son sediciosos, es decir, que han pugnado por romper el orden constitucional, decir que es injusto que estén en prisión preventiva es tener una idea sui generis del derecho penal. Desgraciadamente es lo que hacen los obispos y los abades, que, ignaros hasta la desvergüenza, de las bases del derecho, se erigen en defensores de no sé qué moral, porque la moral que defienden va contra la Iglesia. Si a usted le resulta evidente la prevaricación de un juez, ponga una denuncia. No dé por evidente lo que,a ojos de los expertos en derecho constitucional, incluidos muchos catedráticos catalanes (Freixa, Carreras, etc.) son actos clarísimos de golpe de estado. Un golpe de estado, además, de corte nazi, como acaba de señalar el periódico francés Le Figaro. La prueba la tiene usted, eso sí que evidente, en los artículos, pagados en su mayoría por la Generalidad, por un tal Torra, de formación mejorable y de odio racista reprimible. Creo, además, que ahora muchos catalanes, pese a conocer la evidente catadaura inframoral del sujeto, lo han aupado a la presidencia de la Generalidad.

    ResponderEliminar
  12. Al Pascual Estivill se debe referir, ¿no?, Sr. Valderas, jeje.

    ResponderEliminar