domingo, 11 de marzo de 2018

Un Seminario de pocos

C:\Users\Francesc\Desktop\DSC_0195-e1505405832368.jpg
Seminaristas de Barcelona y Sant Feliu, con sus formadores. Septiembre 2017
¿Cuántos son? ¿De dónde vienen y a dónde van? ¿Qué formación reciben? Preguntas lógicas sobre cuestiones nada desdeñables en unas diócesis más que necesitada de sacerdotes. Sacerdotes que tendrán que aterrizar en una realidad pastoral muy difícil. Difícil no sólo por los retos en la evangelización que son comunes a toda Europa, y muy especialmente en las grandes metrópolis. Con el riesgo de desembocar en esa novedosa fórmula liquidatoria de las manidas agrupaciones parroquiales en la aún más innovadora forma de las unidades pastorales, a cuyo fin se empiezan a dar las providencias más templadas y disimuladas para que se consiga el efecto sin que se note el cuidado. Como el Decreto de Nueva Planta de Felipe V.
Y esto no se hace con el espíritu de la Iglesia en salida, sino de la Iglesia en estampida. Como de manera muy simple y sencilla dejaron en sus comentarios nuestros lectores: parroquias que al tener que funcionar como siamesas acaban por estar desatendidas. Es una manera encubierta de suprimir parroquias perdiendo feligreses que una de dos: o se hartan y ven la misa por la tele, o se van a las parroquias que funcionan siguiendo el esquema clásico: un párroco fijo en cada parroquia, siempre disponible en horarios regulares y fijos. Que básicamente coincide con las más tradicionales.
Hacia eso van, hacia la Iglesia en estampida, si Dios no lo remedia, nuestros futuros sacerdotes, hoy estos seminaristas, la mitad de los cuales han sido presentados por sacerdotes del Opus Dei, empeñados en marcar su profunda huella tanto en el seminario como en el futuro de la diócesis.
Porque aquí esto funciona así: ya no es el párroco del joven vocacionado quien presenta al candidato, dando cuenta de su discernimiento vocacional y de su aptitud, así como de su determinación de servir a Cristo y a su Iglesia. En la mitad de los casos (casi justo el 50%) son presentados por sacerdotes del Opus Dei. Sacerdotes que les puedo asegurar que les ofrecen el Seminario como el medio para salir con la ordenación sobre la cabeza. Es decir un mal menor, un centro que no les va a formar, ni espiritual ni intelectualmente. No espiritualmente, porque van a acudir al Centro Sacerdotal Rosellón (ahora Rosselló) para su dirección espiritual; ni intelectualmente porque será Mn. Joan Costa los domingos por la tarde, quien entre bocado de pizza y de calzone, de Pita Deli o de Burger King, les va a marcar sesudamente la línea. Evidentemente todo aderezado y aliñado con independentismo que es el santo y seña de la Obra en Cataluña.
C:\Users\Francesc\Desktop\20180120180132007007630_3d524e5b28_k-745x475.jpg
Jornadas de Castelldaura: Sí, el de la derecha es Llisterri
¡Quién les ha visto y quién les ve a estos del Opus! Los demás a apañárselas como puedan. Y muchos dirán: ¡Ay qué bien, si son formados por el Opus, una maravilla! ¡Quiá! Vive en el pleistoceno quien piensa así. Miren el programa de los últimos años en las otrora prestigiosas Jornadas de Castelldaura, organizadas por el Centro Sacerdotal. Fijen su atención sobre los ponentes y las ponencias. ¡Para echar a correr! Y observen la de este año en particular.
Pero pasemos a otro aspecto: la Facultad de Teología, donde algunos de los profesores enseñan la doctrina más errática y peligrosa que uno puede encajar con serenidad. Como por ejemplo, Jaume Fontbona, que como repetidamente hemos denunciado en Gérminans, enseña una Teología Sacramental con tan acendrada vocación ecuménica, que no es católica.
C:\Users\Francesc\Desktop\20170112_1252jaume-fontbona-v2.jpg
Jaume Fontbona
Repetidas veces los seminaristas han referido esta situación a don Juan José, que siempre responde: “hay que ir poco a poco, mi modo de arreglar las cosas es diferente”. A la primera, te haces cargo; pero a la de diez…
Bueno, al menos en Terrassa tienen a Mn. Emili Marlés que hace de cedazo doctrinal, cribando todas las barbaridades con que pretenden formar a los futuros sacerdotes. Pero no olvidemos que esa manera de proceder, crea un desconcierto y un criticismo demasiado arraigado en los jóvenes que al final elaboran un made-self a su gusto, a la manera de una provisión filosófico-teológica de supermercado.
Pero amén de estas cuestiones centradas en la recta formación en la doctrina y la moral, en la construcción del armazón que ha de sustentar toda la personalidad intelectual y evangelizadora de los futuros sacerdotes (hago abstracción de aquella espiritual que debiera formar la base y el fundamento de la otra) existe un grave déficit que tendría que hacer reflexionar al Arzobispo, al equipo formador y a toda la diócesis. Paso a hacer la reflexión:
En una cultura que tiende a considerar la fe como un obstáculo para el crecimiento de la humanidad, la educación evangelizadora y la evangelización educadora pueden ser consideradas como acciones diferentes por sí mismas y en la práctica pastoral. Si no hay una recta formación, es fácil que se vivan en paralelo o como procesos sucesivos. De hecho en nuestra Archidiócesis se presenta esa dicotomía en los grupos o movimientos apostólicos. Unos tienden a centrarse en la promoción humana y social para preparar a un posible (y a veces sólo hipotético) anuncio del Evangelio; y otros tienden a focalizarse exclusivamente en el anuncio explícito del evangelio y la construcción de la comunidad cristiana.
Hay que preparar de manera muy específica y detallada a los futuros sacerdotes para una evangelización con características muy singulares, puesto que irá dirigida a una sociedad fuertemente secularizada.
Mn. Josep M. Turull, actual rector del Seminario
En primer lugar hay que formarlos en una antropología cristiana sólida que ve en la persona todas sus dimensiones con una visión positiva y llena de esperanza, que cree en su apertura a la verdad, en su orientación de fondo hacia los valores auténticos, que reconoce su capacidad de abrirse al don de Dios y de superar su inclinación al mal, fruto del pecado. Es esencial esta formación antropológica, porque capacita para transmitir el Evangelio en clave pre-religiosa a los no creyentes y a los desencantados.
En segundo lugar prepararlos para una educación que cultiva y desarrolla la dimensión religiosa y espiritual de la persona, ayudándola a desvelar, expresar y responder a los interrogantes sobre el sentido de la propia vida y de la realidad que le envuelve, que le capacita para descubrir y comprender los signos de la presencia y acción de Dios en la vida. Una educación, que a través de estos diversos aspectos, acompaña a la persona hacia su propia interioridad en la que unifica la pluralidad de experiencias, vivencias y verdades que recibe cada día. Una educación gracias a la cual se hace consciente de su dignidad y de su grandeza y al mismo tiempo de su debilidad y pobreza existencial; y que le permite abrirse al más allá de sí mismo y de cualquier realidad creada, con la esperanza de que se le ofrezca una respuesta definitiva a sus anhelos de plenitud.
En tercer lugar, hay que enseñar a los seminaristas a promover desde el ejercicio ministerial una cultura distinta, alternativa a la que hoy se nos está imponiendo; es decir, una forma de pensar y de vivir la vida y la realidad, centrada en el respeto incondicional a la dignidad de toda persona, en relaciones marcadas por la gratuidad y la solidaridad, en el compromiso por los más pobres, luchando con ellos para superar las causas de las situaciones injustas, promoviendo el bien común por encima de los intereses individuales. Y eso con una firme formación en la Doctrina Social de la Iglesia, y no sólo teórica, sino traducida a acciones concretas y meridianamente realistas. Hay que enseñar a actuar a los jóvenes sacerdotes, en el sitz in leben (marco vital) cultural, social y religioso de nuestras diócesis.
Es evidente que no van en esta dirección ni la carente formación de nuestro Seminario, ni tampoco las directivas formativas y consignas de la Obra. Por eso tiene sentido preguntarse: ¿De quién es el Seminario de Barcelona?
Porque está claro que es un seminario de muy pocos seminaristas; y habría que añadir, de muy pocos y extrañamente identificados “formadores” bajo la batuta del obispo, el sumo director del seminario por definición. Pero es a la vez un seminario que funciona como “propiedad” de unos pocos y para el disfrute de unos pocos, al servicio de extrañísimos diseños de evangelización; y que tiene por ello muy poco de católico (es decir de universal). Un seminario totalmente escorado hacia el Opus y su peculiar visión de Iglesia, y escorado también hacia el nacionalismo: fomentado este escoramiento tanto por el obispado como por el Opus, su ya imprescindible socio.
El Directorio de Mayo Floreal
de Germinans Germinabit

32 comentarios:

  1. ¡Que Dios nos pille confesados!
    TEROL

    ResponderEliminar
  2. Si en Villa Tevere consiguen aprovechar toda la energía que desprende el cuerpo de San Josemaría al revolverse en su tumba, pueden resolver todos los problemas de suministro eléctrico de Italia.

    ResponderEliminar
  3. "Bueno, al menos en Terrassa tienen a Mn. Emili Marlés que hace de cedazo doctrinal, cribando todas las barbaridades con que pretenden formar a los futuros sacerdotes. Pero no olvidemos que esa manera de proceder, crea un desconcierto y un criticismo demasiado arraigado en los jóvenes que al final elaboran un made-self a su gusto, a la manera de una provisión filosófico-teológica de supermercado."

    Eso es completamente cierto, pues por internet se pueden descargar todas las obras teológicas y espirituales tradicionales, y además, se pueden visionar muchos profetas, laicos y sacerdotes que tienen muchos carismas y conocimientos teológicos, más que muchos obispos y formadores de seminario. Es un tipo de autoformación que va más allá de lo que en Occidente se da (sobre todo exorcismos y carismas), hundido en lo racional y lo material, incluidos los mismos católicos consagrados. Así, muchos seminaristas y laicos ven, y seleccionan lo que ven de bueno, pues así lo recomienda San Pablo: ved y oíd y quedaos con lo bueno.

    ResponderEliminar
  4. Omella y su escapismo11 de marzo de 2018, 19:07

    "Es una manera encubierta de suprimir parroquias perdiendo feligreses que una de dos: o se hartan y ven la misa por la tele, o se van a las parroquias que funcionan siguiendo el esquema clásico: un párroco fijo en cada parroquia, siempre disponible en horarios regulares y fijos. Que básicamente coincide con las más tradicionales."

    Sin ningún lugar a dudas, éste es el resultado 100% comprobado. La gente quiere, y además, según el Concilio Vaticano II, tiene el derecho y el deber de tener y pedir que haya un servicio religioso regular: el cura propio al frente de la parroquia con horarios normales de misa.

    Por suerte y por desgracia, las dos a la vez, esto sólo lo puede hacer ya en Barcelona los movimientos nuevos, en concreto, el Opus y los kikos, que son internacionales y van por libre en materia de teología y espiritualidad... y economía, sobre todo.

    Por suerte, se tienen misas y confesiones, lo más básico que puede hacer un cura.

    Por desgracia, se hacen según el estilo del Opus y de los kikos, lo cual es un empobrecimiento y un claro peligro de reparto de feligreses: de la clase media pá'rriba pa l'Opus, de la clase media pá'bajo pá los kikos. Ojalá hubieran más movimientos y órdenes, y los diocesanos fueran "sanos y santos"...

    No hay más peligro para la espiritualidad de una diócesis, que verla repartida entre dos tipos de sociedades teológicas, litúrgicas y espirituales, kikos y opusinos, aún reconociendo el gran bien que hacen a esta derruida diócesis, que Omella, en su lentitud, nos dice "que el otro que venga, apechugue, que yo, leche calentica con madalenucas", pues a Omella no le quedan ni un lustro al frente de Barcelona, es decir, nada a los efectos de una renovación, tal como es y tal como va Omella.

    Y tal como va Omella, el cura diocesano será una especie en extinción, y sólo veremos comunidades de curas que se autoayudan en todos los aspectos, incluidos los médicos, psicológicos y de asesoramiento de todo tipo, y en Barcelona sobre todo, debido a la hostilidad del mismo nacional-catolicismo hacia la Tradición y el depósito de la fe, y al tradicional abandono e inhumanidad del gobierno episcopal de Barcelona.

    Dentro de esta desgracia, escoger entre la decadencia, degradación y desaparición o el Opus/kikos, a los jóvenes les diría: iros a una comunidad que os apoye, pasad los 50 próximos años con la ayuda de una diócesis o de una congregación o movimiento teológicamente serios y comprometidos con la verdadera Iglesia, aunque tengan defectos, que los tendrán.

    ResponderEliminar
  5. Nacional-progresista catalán (1)11 de marzo de 2018, 19:36

    "Un seminario... escorado también hacia el nacionalismo"

    En relación al artículo de Armand Puig i Tàrrech titulado “Construir un clima de confianza”, publicado en La Vanguardia de este domingo, en la que parece querer dar un trato de favor a algunos presos del 1-O. En mi opinión:

    1. Puigdemont, Junqueras y otros políticos son presuntos delincuentes de rebelión y sedición, en derecho constitucional son unos golpistas, como Tejero y Franco, y por ello, han de ser juzgados y cumplir la pena impuesta, sin trato de favor ni discriminación positiva, ni privilegios de inmunidad, impunidad, inviolabilidad e indulto preferencial, aunque tengan dos millones de votantes.

    2. La prevista Generalidad Republicana belga será un organismo con poderes soberanos que gobernará sobre la Generalidad de Cataluña, y estará formada, en parte, por delincuentes de rebeldía y sedición, y además, ubicada en el extranjero, Bélgica. Ello plantea diversas gravísimas cuestiones en relación a un poder extranjero, delincuente, golpista, antidemocrático, antiderechos humanos, antiestatutario, inconstitucional, antijurídico e inmoral, que pudo crear una guerra civil y una revolución durante los 52 días del golpe que mediaron entre el 6-S y el 27-O.

    3. La supuesta Generalidad belga carece en absoluto de autoridad moral y jurídica para regir a la Generalidad catalana, pues está integrada en parte por golpistas delincuentes, y no es un órgano del Estatuto del 2006 ni de la Constitución del 1978.

    4. Incluso la Generalidad catalana, subordinada a la extranjera y golpista Generalidad belga, carecería totalmente de legitimidad moral alguna, sus mandatos serían ilegítimos y desobedecibles por los ciudadanos instantáneamente, no obedecemos a delincuentes residentes en el extranjero, e incluso sus leyes y decretos podrían ser impugnados jurídicamente por obedecer a un poder extranjero y delincuente, y además, la misma Generalidad catalana podría ser suspendida y volver a aplicarse el 155.

    5. Bélgica, y también la UE, incurrirían en una grave responsabilidad internacional por alojar en su jurisdicción territorial a un poder político antidemocrático y antiderechos humanos (¿y los derechos humanos de los que nos sentimos españoles, y el riesgo a la vida y seguridad por un golpe?), y sería responsable jurídica y económicamente de todos los daños que dicha Generalidad belga causara en Cataluña y España.

    6. Un Estado fuerte debe de aplicar la ley en toda su integridad contra golpistas sediciosos y rebeldes, de lo contrario es un Estado débil interna e internacionalmente, que sufrirá los embates de un nuevo golpe de Estado, junto con la falta de respeto mundial: tolerancia cero para golpistas y corruptos.

    7. Los que se rebelaron contra el Estatuto del 2006 y la Constitución del 1978 sabían y querían los efectos buenos y malos de su golpe de Estado, pues eran políticos perfectamente informados por abogados públicos y privados, y por ello, conocían las reglas del juego: poder total si ganan, prisión si pierden. Pero de forma indigna y cobarde, quieren evitar las consecuencias de su derrota, y volver a beneficiarse de la libertad, intervenir en política y volver a empezar.

    8. Estamos en una situación estabilizada, pero gravísima en el fondo, pues una Cataluña independiente puede llevar a una guerra civil, a una revolución social, a una guerra irredentista por los Países Catalanes, y a la ocupación total del poder por parte de un poder nacionalista radical, excluyente, fanático, totalitario, tirano y despótico contra los que consideren desafectos por pertenecer a una sociedad y cultura catalana y española. Y religiosamente, quieren implantar una constitución anticatólica del laicismo de exclusión beligerante (con una Iglesia nacional y progresista), de la cultura de la muerte (aborto, eutanasia), del relativismo moral (familia, matrimonio), atea radical (educación, comunicación), y de la ideología de género.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hasta los mismos partidos, exCiU, ERC y UP, podrían ser ilegalizados, porque son partidos que han participado, participan y participarán en esta continua destrucción de España y su Estado de derecho.

      Eliminar
    2. exCIU,ERC y UP. UP son las SIGLAS de Unió de Pagesos,que yo sepa no es ningún partido político.No mezclemos CHURRAS con MERINOS por favor!

      Eliminar
  6. Nacional-progresismo catalán (2)11 de marzo de 2018, 19:39

    9. 16 años de golpismo rojo-separatista (2002-2018). Al golpismo de los 52 días del golpismo catalanista del 6-S al 27-O/2017, que son la culminación de 6 años de Diadas golpistas del 2012-17, se añaden los 14 años del mayor asesinato terrorista sin autor intelectual conocido, el 11-M/2004 en Atocha, que cambió la historia de España, a sumar con los dos años anteriores de las desestabilizaciones callejeras del Prestige (Nunca Mais, 21-N/2002) y la Guerra de Irak (2003), más su continuidad con los indignados del 15-M/2011 y el rojofeminista 8-M/2018, dan casi 16 años de desestabilización rojo-separatista, del Nunca Mais a hoy con el 8-M (15 años, 3 meses y 19 días), en los que la izquierda e independentistas, en una doble pinza, intentan destruir revolucionariamente España en diversos aspectos: nacional, económico, político y social.

    10. La patada en la puerta. Como dijo Lenin, si el poder no se puede tomar democráticamente, entonces hay que ocuparlo revolucionariamente en las calles para dar la patada en la puerta podrida del Palacio de Invierno, y enviar a la papelera de la historia todo nuestro ser nacional en todos los aspectos: vida, familia, matrimonio, educación, comunicación, economía, sociedad, política. Y son diversas patadas: mínimo la comunista-populista, y la nacionalista.

    11. Nuestros obispos saben y conocen la gravedad de la situación en España, y sobre todo, en Cataluña, pero a pesar de ello, conscientemente no están haciendo nada para España, y sí enviando Notas para golpistas. Cataluña puede dividirse en cuatro partes: la Cataluña de la CUP con su constitución asamblearia, antifascista, antipatriarcal, antiliberal, antiespañola, irredentista; la Cataluña de ERC y la de exCiU, con sus propias constituciones, y Tabarnia, obediente a la Constitución de 1978.

    12. Por eso, los laicos, religiosos y sacerdotes, ante el silencio de los cardenales, obispos, abades y superiores y dirigentes eclesiales en España y Cataluña, deberíamos de hacer diversas acciones espirituales que no necesitan de ningún tipo de permiso ni autorización eclesial, ni están sujetas a prohibición bajo sanción de nulidad: oraciones, misas, sacrificios, ayunos, exorcismos, bendiciones. Nuestros obispos NO ven las señales de la apostasía:

    a) desconocimiento de Dios y la Iglesia, con la dejación de los obispos, curas y religiosos de sus funciones educativas y santificadoras sobre el Pueblo de Dios

    b) la ideología de género, con la aprobación del matrimonio homosexual el 3 de julio del 2005, el igualitarismo sin distinciones naturales, la decisión subjetiva de la propia condición sexual, las nuevas condiciones sexuales, el feminismo radical que busca “enemigos”

    c) la inmoralidad de la sociedad, con la promiscuidad de los menores, la temprana iniciación a la sexualidad, drogas, tabaco, alcohol y sexo duro en internet, el adulterio, la fornicación, la prostitución, la pornografía, el sadomasoquismo (50 sombras de Grey)...

    d) la reproducción artificial, con manipulaciones genéticas y reproductivas, la fecundación in vitro, la selección y destrucción de embriones, la experimentación genética diversa con hibridaciones, la congelación de embriones

    e) la Nueva Era con nuevos “evangelios” y “ángeles” no ortodoxos, el sincretismo panteísta transcendente, con un Dios no personal, fuerzas y energías impersonales, el orientalismo (yoga, zen)

    f) el nacional-progresismo eclesial, con la adoración hacia el ídolo del Estado, la República, la lengua, la cultura, el país

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Srs. De Mayo Floreado de Germinans Germinabit por sus informaciones desgraciadamente desesperantes de la Iglesia "INDEPENDENTISTA" que peregrina en nuestra querida Catalunya. Menos mal que aún quedan muchos Mossèns que son, diríamos, NORMALES!, GRACIAS A DIOS.

    ResponderEliminar
  8. Seminaristas de Barcelona y Sant Feliu, con sus formadores. Septiembre 201711 de marzo de 2018, 19:57

    Germinans se ha equivocado al titular la foto:

    "Ejecutivos y empresarios de IESE-ESADE con obispos y curas de Barcelona"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero ver a los seminaristas vestidos como un día de fiesta con americana y corbata como universitarios que muchos de ellos además lo son.
      Que no como iban en la època de Vives cuando era rector del seminario dónde todos iban con tejanos y polos de excursionistas.

      Eliminar
    2. Saltamos de un extremo al otro, y todo por no querer llevar el vestido eclesiástico: en los 1970 vi como iban disfrazados de laicos comunistas, con camisas de cuello de cisne y tejanos, de falso pobre de aparador, y ahora van vestidos como jesuitas burgueses de universidad.

      La estética es importante: este rebaño de ejecutivos CEO's de IESE-ESADE no evangeliza por la imagen, que sólo se consigue con la vestimenta sacerdotal o religiosa: cleryman, sotana, hábito.

      Lo único que hacen es dar apariencia de dirigentes empresariales.

      Lecciones de estética y evangelización básicas de primaria... pero inútiles para quien no quiere entenderlas, ni ponerse el vestido eclesial correspondiente.

      Eliminar
  9. Agradecería opinión del Sr Valderas sobre el tema de hoy, gracias.

    ResponderEliminar
  10. Nunca pensé que el Opues Dei fuera independentista. ¿Por qué? ¿No es su fundador un aragonés? ¿por qué levantar fronteras donde no las ha habdio durante siglos? ¿Fomentar la independencia no es sembrar el conflicto en una sociedad catalana dividida? ¿Qué de bueno tiene eso?

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo con la opinión sobre la decadencia de las jornadas sacerdotales de Castelldaura.
    Respecto a la deriva separatista de la Obra, recalcar que el pasado viernes y gracias al famoso artículo 155, el BOE publicaba la prórroga de los conciertos educativos en Cataluña que se traduce en generosas subvenciones económicas para determinados colegios entre ellos los del Opus Dei.
    Al respecto, hay que señalar que existe un acuerdo reciente entre los partidos catalanes separatistas por el que han acordado retirar las subvenciones a los colegios del Opus por aquello tan manido de que "segregan por sexos".
    Espero que esto sirva para reflexionar a los jerifaltes del Opus Dei y vean con claridad y nunca mejor dicho, "con quien se juegan los cuartos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que jugar a tres bandas, y que la mano derecha no sepa qué hace la mano central e izquierda. El regate en corto, y el lanzamiento de pelotas a laaaarga distancia, jugadas básicas en el fútbol.

      Eliminar
  12. "quien entre bocado de pizza y de calzone, de Pita Deli o de Burger King"

    Predican el nacionalismo, pero luego se apuntan raudos a la globalización cultural...

    ResponderEliminar
  13. El Opus tiene sus propios seminarios, uno bien conocido en Roma, que precisamente no están ahora muy poblados. Tiene plaza libres en sus seminarios. Y es bien sabido que no son nada dados, todo lo contrario, a dejar que otros se entrometan en la formación de su peculiar forma de hacer las cosas. Si utilizan el seminario de la diócesis de Barcelona, y hasta el punto de aportar la mitad de sus seminaristas, será por alguna razón especial. Como se dice en el artículo, el único motivo comprensible es el nacionalismo, promocionar este y garantiza su predominio. Porque el independentismo -independentismo como modo de hablar porque ni locos quieren la independencia, se trata de supremacismo- es el “santo y seña” del Opus. Lo es no sólo en Cataluña, sino de todo el Opus, que ahora es bien visible que está completamente dirigido por catalanes, y no catalanes cualquiera sino catalanes independentistas, léase supremacistas. Y así tenemos al obispo de Tarragona, Jaume Pujol, proclamando por su cuenta, y por cuenta de sus correligionarios, “el camino de la afirmación nacional”. La toma del seminario de Barcelona responde a ese “camino de la afirmación nacional”. Y si hay tan cantidad de socios del Opus en el seminario de Barcelona es para controlarlo. Como decía hace ya más de veinte años el teólogo Olegario González de Cardenal, premio Ratzinger, “la colaboración con los demás nunca ha sido su fuerte.”

    Parece que se trata de asegurarse que los nuevos sacerdotes de Barcelona sigan “el camino de la afirmación nacional”. Recuerda al nuevo seminario de Vitoria. “Nuevo” tras la financiación de la familia Zulueta, viejos negreros de Cuba, emparentados con los negreros catalanes Sama. Con esa financiación alcanzó enorme desarrollo en personal, siendo la cantera de los curas vascos tan comprensivos con ETA. Desde hace años, cumplida la misión que algunos le otorgaron, el seminario de Vitoria es un erial.
    Es ya una evidencia que el Opus es una organización que promueve la discordia separatista, entiéndase supremacista. Su actual dirección, plagada de catalanes que nunca han dicho una palabra contra el separatismo, sino todo lo contario, lo evidencia. No es casualidad que su prelado en España sea un nieto de Prat de la Riba, desde octubre de 2002. Del mismo modo que el gobierno central ha financiado, tolerado y financiado el separatismo, incluso en sus más crudos episodios de corrupción como ahora por fin publica, y por la misma razón lo ha hecho el Opus, este con prioridad cronológica y preeminencia práctica en todos los gobiernos.

    Aunque silenciado el escándalo en España, el próximo día 15 se inicia en el Vaticano un insólito juicio contra otro miembro del Opus, el ex presidente del IOR, Angelo Caloia:

    “Vatican Bank’s Ex-Chief Indicted Over $60 Million in Embezzlement Losses
    Angelo Caloia, 78, who was president of the I.O.R. from 1999 to 2009”

    https://www.nytimes.com/2018/03/03/world/europe/vatican-bank-embezzlement-indictment.html

    Sucede al también insólito juicio, y condena, contra el sacerdote del Opus Vallejo Balda.

    Evidentemente, todo esto desborda a la diócesis de Barcelona, única excusa comprensible para el claudicante y medroso obispo Omella. Es el Vaticano quien debe poner fin a este uso de la Iglesia para fines nada católicos, por muy insospechado que sea para los fieles en general y sus asociados, aunque cada vez la falta del uso de la razón que Dios nos ha dado sea menos comprensible.

    ResponderEliminar
  14. Esta toma por el Opus del seminario barcelonés, con el santo y seña del independentismo, es cosa de jóvenes, de las bases. Aún, como es evidente, organizado desde la cúpula. Como en todas las cosas humanas es preferible dirigir la mirada a la cúpula. Ahí tenemos al obispo del Opus, Jaume Pujol, presidente de la fantasmal Tarraconense, proclamando en abril pasado el “camino de la afirmación nacional”, seguido con rapidez y disciplina por el resto de obispos.
    En las últimas semanas abundan análisis, de muy distinto tipo y procedencia, que señalan el error táctico por su precipitación de esta fase del maldito prusés, ya en pleno delirio organizado. Coinciden en que a sus promotores les habría convenido esperar unos años antes de ejecutarla. Años para la plena “catalanización” forzada de las bases, para ensancharlas. Esta precipitación es ya casi un lugar común. Desgraciadamente no se preguntan el motivo de la premura. Siendo tan inteligentes los verdaderos dirigentes del maldito prusés, que han controlado Madrid, tan alejados de sus títeres que hacen aparecer en los medios, hay que preguntarse por la razón de esta prisa. Datos biológicos, tan imponderables, pueden explicarlo.

    Jaume Pujol, “camino de la afirmación nacional”, cumple 75 años el 8 de febrero de 2019, menos de dentro de un año. Fecha en que obligatoriamente tiene que presentar su renuncia. Fecha, en unos meses, en que su proclama del “camino de la afirmación nacional” tendría parecida relevancia a lo que diga un pensionista aburrido, encaramado a un taburete, en la plaza de Sant Jaume. Siendo muy pocas las posibilidades que un obispo de perfil similar sea nombrado por el Papa Francisco. Dado el papel que han tenido las jerarquías eclesiásticas en el maldito prusés, con ese utilizado Omella en frustrado papel de falso mediador, y el propio de Jaume Pujol, se comprende que hayan tenido que precipitar los acontecimientos antes de la obligada renuncia de este. Añádase que su correligionario Isidre Fainé, presidente de La Caixa, va a cumplir los 76 años, y aunque no es preceptiva su renuncia se va imponiendo el hecho biológico.

    Para comprender todo el proceso, y en día tan señalado, hay que recordar que el desconocido Jaume Pujol fue nombrado sorpresivamente obispo de Tarragona en junio de 2004, por desconocidos motivos, dada la ignorancia común de su persona. Más o menos por las mismas fechas su correligionario Isidre Fainé alcanzó el poder supremo en La Caixa, y algo antes el nieto de Prat de la Riba ocupó la plaza de vicario del Opus para toda España.
    Me parece que la mera biología y los datos cronológicos lo explican casi todo. Se les decía a los niños que llueve porque en las alturas los angelitos hacen pipí. Únase a la frase recordada por Fraga en esos tiempos zapateriles de los nombramientos recordados: “mean sobre nosotros y dicen que llueve”.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ignorancia es muy atrevida.
      Decir que los seminaritas que propone el Opus Dei son nacionalistas catalanes es pura mentira.
      A ver las ordenaciones sacerdotales de los últimos años (época Ricard María, Martinez Sistach, y Omella)seminaristas que tienen la dirección espiritual con sacerdotes del Opus Dei, más bien suelen ser castellano hablantes e hijos de familias de mentalidad constitucionalista (unionista). Y podria poner nombres y apellidos pero no lo hare por discreción.
      Ya esta bien de decir cosas que no son ciertas y a base de repetirlas creerse que son ciertas.
      Los que conocen el Opus Dei desde hace años saben que en la Obra hay gente plural en el tema político, y esa pluralidad se respeta y no se mezcla con la formación y dirección espiritual que la Obra ofrece a sus miembros y/o simpatizantes.
      Eso esta muy bien escrito y expresado en varios escritos, tertulias, y homilias de San Josemaría Escriva y en sus seguidores.

      Eliminar
    2. Tiene razón en que la ignorancia es muy atrevida. No entro en el pensamiento personal de esos seminaristas. Coincidirá en que si son del Opus serán disciplinados. Ya ve que el obispo Omella sin ser catalán ni separatista firma la nota que le pone Jaume Pujol, “el camí de l’afirmació nacional”. Decía en el comentario que hay que fijarse en la cúpula. Quizás usted ignore la actuación de Jaume Pujol, presidente de la fantasmal Tarraconense, en el maldito prusés de la discordia. Me permito recordársela:

      “Homilia de l’arquebisbe de Tarragona, Mons. Jaume Pujol 27 d’abril de 2017
      Demanem a la Mare de Déu de Montserrat que il·lumini la catalana terra en aquests moments de la seva història perquè trobi el camí de l’afirmació nacional”

      http://www.abadiamontserrat.net/(S(k3erbfby1pppdjrpe4ouygdo))/App_Themes/White/Documents/Homilies/catala/27.04.17cat.pdf

      No sé si ignora que desde octubre de 2002 el vicario para España del Opus es Ramón Herrando Prat de la Riba, nieto del fundador oficial del separatismo, Prat de la Riba. Sus dos hermanos también son del Opus. Así como varios miembros de la familia Cambó, Guardans Cambó. Por si lo desconoce:
      http://opusdei.org/es-es/article/ramon-herrando-vicario-regional/
      Creo que, salvo ignorancia voluntaria, con estos sucintos hechos podrá comprender lo que expuse en el comentario. Y siempre podrá releer este artículo de El Directorio de Mayo Floreal de Germinans Germinabit.

      Si estos hechos le resultan chocantes o dolorosos me permito sugerirle que se dirija a los dirigentes del Opus para que le expliquen a qué responden. Yo sólo los expongo y saco elementales conclusiones. Algo que creo deberían hacer todos los socios del Opus. Si las explicaciones fueran públicas, más allá de frases rituales, nos enteraríamos todos y saldríamos de la ignorancia organizada, aunque esta tampoco tiene porque ser exagerada.





      Eliminar
    3. Conferencias Episcopales12 de marzo de 2018, 20:08

      1. La Conferencia Episcopal Tarraconense no existe, está tolerada por la Santa Sede:

      "Actualment, la CET està a l’espera de l’aprovació, per part de la Santa Seu, de la Regió Eclesiàstica Tarraconense, que donarà personalitat jurídica conjunta a les deu diòcesis catalanes, en compliment a allò que es demanava en la resolució n. 142 del Concili Provincial." (de la CET)


      2. Las Conferencias Episcopales, básicamente, están para tener acuerdos pastorales y disciplinares.

      Las Conferencias Episcopales casi no sirven para nada.

      Las diócesis, teológica y eclesialmente, son “autónomas”: el obispo como "cabeza", consagrado con la plenitud del sacerdocio, recibe del Papa su “missio canónica", ante el cual sólo rinde cuentas.

      Eliminar
    4. Hay otro dato importante. La fantasmal Tarroconense está siempre presidida por Jaume Pujol. Será por su carácter fantasmal pero aquí no sucede como en las Conferencias Episcopales de todo el orbe católico, las de verdad, que periódicamente eligen a sus dirigentes y los renuevan. Por ejemplo, hace tan sólo unos días la Conferencia Europea, apenas conocida. Pues en la llamada Tarraconense no, es coto privado de Jaume Pujol, que tiene cargo vitalicio como si fuera Papa, aunque con el límite forzoso de los 75 años. Será porque este es del Opus y el Opus no tiene otro obispo en Cataluña. En esto no han querido asimilar la fantasmal Tarraconense a las Conferencias Episcopales de la Iglesia. Supongo que alegarán algún derecho medieval. Otro dato es que ningún obispo de las diócesis catalanas protesta y exige unas elecciones como las de todo el mundo católico. En este caso no hay ni rastro del famoso y sinuoso “derecho a decidir”. No deciden nada. Su sometimiento a Jaume Pujol es absoluto. La única explicación conocida es que Jaume Pujol es del Opus. La única función de estos obispos es rubricar lo que les pase a la firma Jaume Pujol con su “camino de afirmación nacional”. Al copríncipe al menos le invitan a esas jornadas de Castelldaura.

      Todo este artificioso tinglado, sin derecho canónico y con el exclusivo derecho a decidir de Jaume Pujol, se podría venir abajo el 8 de febrero que viene, cuando tenga que presentar su renuncia. Se comprenden las prisas, aún a riesgo de perder sus fortificaciones.


      Eliminar
  15. http://www.cristrei.cat/2017/12/bon-nadal.html

    Si consultan el enlace podrán ver qué es lo que se cuece en la parroquia de Crist Rei de la que es párroco Jaume Fontbona. Ya somos muchos los que ya no vamos a nuestra parroquia a Misa. Es realmente triste.

    ResponderEliminar
  16. Sobre los obispos de la Tarraconense que algunos son del Opus, leí hace ya años una critica muy llamativa que le hacían a un recién nombrado obispo en El Ciervo que decía por boca de este obispo: "yo tengo mucha experiencia porque he confesado mucho". ----------Respecto a la formación científica que también es imprescindible en los seminarios, debe ser lo revolucionaria posible para criticar el Evolucionismo y los millones de años de existencia del mundo, si no se basa en esta libertad de criticar estos temas se cae en el dogma cientifista de los que mandan, y adios seminario perfecto. SG.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leo que desea una formación lo más revolucionaria poasible para creiticar el Evolucionismo y los millones de años de existencia del mundo.
      ¡Qué lástima! Me hubiese gustado que Ud expusiese alguna de sus ideas para poder rebatírselas.

      Eliminar
    2. Puedes debatir en el blog www.silverigarrell2.blogspot.com

      Eliminar
  17. Quien ha visto y quien ve ahora el Opus. Yo siempre, sin pertenecer a la Obra, he defendido la doctrina que transmitían a cuantos nos acercábamos a sus recesos i círculos de formación católica. Cuan equivocado estaba.
    Se han aliado con obispos y sacerdotes que antaño prohibían a los pocos seminaristas, que por el motivo que fuera no podían formarse en Pamplona, asistir a Rosellón para formarse y profundizar en su Fe. Entre ellos cabe destacar al obispo Vives que exteriorizaba su odio al Opus en cuantas ocasiones podía.
    Pobres seminaristas. Ahora tampoco tienen la posibilidad de encontrar refugio en Pamplona. Estoy de acuerdo con la mayoría de las exposiciones que se han hecho. Antes, al menos nos quedaba el consuelo de la Obra y de su recta Doctrina que era la de la Iglesia Católica. ¡Cuanta Misericordia necesitarán todos los responsables de la situación de nuestra querida IC. Si San Josemaría levantase la cabeza, se volvería a la tumba sin pensarlo. San Joasemaría ruega por la Iglesia de barcelona.

    ResponderEliminar
  18. Agustín de Foxá, siendo embajador en Turquía durante la segunda guerra mundial, resistía las presiones de la Gran Bretaña, para que los españoles se movilizarán a favor de la democracia. Hasta que un día le replicó a su embajador: “Los españoles son capaces de morir por Dios, por la Patria, por el Rey, (antes), por la dama de sus pensamientos, pero por la democracia les parece tan tonto como morir por el sistema métrico decimal”.
    Por lo que voy leyendo, pareciera que hoy la Església, muestra cierta tendencia por el sistema métrico decimal.

    ResponderEliminar
  19. Como algunos creen que se debe afrontar la postmodernidad:

    https://youtu.be/50Qk76xkfyY

    ResponderEliminar
  20. Cuanta tontería hay que leer y más si viene de ignorantes y personas que no contrastan información.

    Antes de nada y creo que esto lo sabe cualquier cristiano, Dios se sirve de instituciones como instrumentos y mediaciones para suscitar y acompañar las vocaciones hacia el sacerdocio en Barcelona o cualquier otra ciudad española. Si leéis el último número de la revista "Vida Nueva" a la cual no tengo mucha devoción por su corte ideológico y partidista, encontrareis una revista al prelado del Opus Dei, Mons. Fernando Ocariz en la que afirma que "conservar con fidelidad la fe no te hace conservador". Esto es lo que hace el Opus Dei. Estamos en unos momentos de la Iglesia que en cuanto a los seminarios no se sabe por donde les da el aire, se plantean modelos sacerdotales rancios, insostenibles y aperturista, yo le llamaría el sacerdocio camaleónico donde se tienden y promueve ser uno más dentro de la comunidad desde el punto de vista negativo, osea camuflarse. Esas parroquias donde no se sabe si el sacristán es el párroco o el párroco el agente de Cáritas. Con esta mezcla de identidades y vocaciones es difícil edificar y construir una vocación sacerdotal sólida y firme. El Opus Dei mantiene el modelo sacerdotal de toda la vida y no por ello pasado de moda porque el sacerdocio no pasa de moda, es y será siempre lo mismo. Se forman pastores donde se cuida la piedad popular, la Eucaristía, todos los sacramentos, a las personas no es las encorseta con planes de pastoral ni se pone limites funcionales, se las quiere y se pertenece a las familias de las parroquias, lo que viene siendo un cura de pueblo de toda la vida.
    Es por esto que pueden suscitarse mas vocaciones al sacerdocio, porque se tiene la identidad clara y es la de Cristo como sumo y eterno sacerdote.
    Por cierto, como dato, en gran medida, gracias al Opus Dei directa o indirectamente, por la institución o por sacerdotes cercanos se sostiene el número de vocaciones en gran parte de España como las diócesis vascas de Bilbao y S. Sebastián o como las archidiocesis de Valencia, Madrid, Zaragoza, Pamplona... Cuando lo esencial se tiene claro se puede recoger los frutos. Y sí, van todos en corbata y chaqueta, muchos tienes carreras superiores... SACERDOTES FORMADOS HUMANA Y ACADEMICAMENTE

    ResponderEliminar