domingo, 11 de febrero de 2018

Pablo VI: Tristezas y consolaciones en el 68

C:\Users\Francesc\Desktop\HUMANAE VITAE.pngEra la fiesta del apóstol Santiago, en su sexto año de pontificado. No había pasado ni siquiera un mes desde su profesión de fe pública aquel 30 de junio, y el Papa regalaba a toda la Iglesia su séptima y última Encíclica sobre la regulación de la natalidad: la “Humanae Vitae”Pablo VI recordaba con todas sus fuerzas la prohibición del aborto, de la esterilización y de la contracepción, afirmando que esa doctrina, tantas veces explicitada por el Magisterio, estaba fundada en el nexo indisoluble entre los dos significados del acto conyugal que son unión y procreación, que Dios ha querido y que el hombre no puede romper por iniciativa propia.
Esta delicada cuestión había sido retirada como tema a tratar por el Concilio por expreso deseo suyo. En esas fechas el Papa dudaba sobre la respuesta que reclamaba esa cuestión, especialmente ante los que le reclamaban el derecho a la contracepción.
C:\Users\Francesc\Desktop\humanae-vitae-osservatore-romano.jpg
Portada del “Osservatore Romano”
El Papa creó una comisión presidida por el Cardenal Ottaviani, que se escindió en dos, dada la mayoría de miembros a favor de ese supuesto derecho. El Papa decidió disolverla y confiar el dossier a una comisión más restringida y reservada. El peso de ese estudio más profundizado recayó sobre dos teólogos en concreto: el teólogo privado de Papa Montini, Mons. Carlo Colombo y el teólogo jesuita francés Gustave Martelet. También fue consultado el cardenal Wojtyla, autor en 1962 de “Amor y responsabilidad”, su obra sobre el tema. 

El círculo del entorno del Papa estaba dividido. El Cardenal Leo Suenens por ejemplo, creía que la Iglesia no debía pronunciarse a ese respecto y que debía dejar a los católicos decidir en conciencia. Algunos episcopados occidentales proponían que el texto no apareciese como una prohibición absoluta. El Papa dudaba entre su tendencia a aceptar la contracepción y su deber que era prohibirla, para manifestar así la continuidad con el Magisterio de sus antecesores y que había sido observada por millones de familias católicas. Si el papa autorizaba la píldora, sería aclamado como el “liberador de la mujer”.
Mons. Colombo (izq) P. Gustave Martelet (centro) Card. Suenens (derecha)
Montini no dudó en sacrificar su popularidad, y su encíclica fue criticada incluso por obispos de ciertos países. La Secretaría de Estado dirigió una instrucción secreta pidiéndoles que se hicieran eco de las enseñanzas de la “Humanae Vitae”. Una decena de episcopados, sobre todo europeos, se mostraron reservados u hostiles.  El episcopado francés publicó una nota pastoral donde afirmaba que “la contracepción es siempre un desorden, pero que ese desorden no es siempre culpable”. Entre los teólogos, las voces críticas fueron notables. Entre ellos el jesuita P. Karl Rahner y el redentorista P. Bernard Häring, que en 1964 había predicado los Ejercicios Espirituales Cuaresmales ante el Papa. Este último afirmó que la encíclica era el caso típico del ejercicio no colegial de poder docente del Papa. En octubre de 2016 el Papa Francisco en una entrevista para la “Civiltà Cattolica” afirmó que Häring “fue el primero en empezar a buscar una nueva manera de ayudar a la Teología Moral a florecer”. 

Ochenta y siete teólogos americanos capitaneados por el Padre Charles Curran protestaron con un manifiesto. 
P. Karl Rahner (izquierda), P. Bernard Häring (centro), P. Charles Curran (izquierda)
El Papa se apenó profundamente viendo contestado, en el seno de la jerarquía católica, su magisterio pontificio en numerosos países occidentales. En cambio, cuando el episcopado español expresó su adhesión sincera a la Humanae Vitae, el Papa acogió la noticia, en sus propias palabras, “con mucha consolación”. Por ello hizo que la Secretaría de Estado dirigiese una carta de agradecimiento al Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Casimiro Morcillo, arzobispo de Madrid-Alcalá.Por el contrario, los países del llamado Tercer Mundo acogieron por lo general muy favorablemente la encíclica. A sus ojos la autorización de la píldora, y con ella la adopción de una política antinatalista para controlar el crecimiento demográfico, era el reflejo de la falta de solidaridad de los países ricos con los más pobres. Cuando el mes siguiente a la aparición de la Encíclica, el Papa viajó a Colombia (22-24 agosto) para el Congreso Eucarístico Internacional de Bogotá y la apertura de la 2ª Conferencia del CELAM en Medellín, se dio cuenta del aprecio con que mayoritariamente el episcopado latino-americano acogió la “Humanae Vitae”.
Don Casimiro Morcillo (izquierda) y  Pablo VI en su visita a Colombia de agosto 1968 (derecha)
Tristezas y consolaciones de un Pontífice cuya talla aparece dimensionada enormemente con el paso del tiempo. Y que en aquel año 1968, con todas las circunstancias que acompañaron a su Encíclica, comenzó a vivir el martirio espiritual y moral que acompañó el último decenio de su pontificado hasta su fallecimiento el 6 de agosto de 1978. 

Curiosamente el mismo día de su muerte, pero en 1993 y 15 años más tarde, el papa Juan Pablo II, aquel que había sido consultado en 1968 por el Papa sobre esta cuestión, publicó la encíclica “Veritatis Splendor” donde corroboraba las enseñanzas de Papa Montini. Tres meses antes, el 11 de mayo de 1993, Papa Wojtyla había aprobado el inicio del proceso diocesano para la beatificación del siervo de Dios. Su legado moral y espiritual permanecerá como uno de los regalos más grandes con que Dios bendijo a su Iglesia en el azaroso siglo XX, no siempre comprendido y respetado. 

El medio siglo transcurrido desde entonces ha servido para darnos una clara perspectiva de lo que tan proféticamente pronosticó Pablo VI. El mundo y buena parte de la Iglesia han podido constatar en todo este tiempo que llevan yendo contra la corriente marcada por la “Humanae Vitae”, que ni la contracepción ni el aborto ni ninguna otra alteración del orden natural y cristiano de la propagación de la vida, buscaban el bien de la mujer. Nada más lejos de la realidad. Hasta el mundo empieza a abrir los ojos a esa evidencia.
Mn. Francesc M. Espinar Comas
Párroco del Fondo de Santa Coloma de Gramenet
Licenciado en Derecho Canónico y en Historia

51 comentarios:

  1. Denmuestra la Humanae Vitae que el cielo sólo lo consiguen quienes lo arrebatan. Los que castigan, con Pablo, su cuerpo y lo reducen a servidumbre. Recuerdo el verano siguiente en París. Vendían postales, dobles, con la leyenda en la primera hoja: “la única píldora que permite el Papa”; en la segunda había… una aspirina. Pero en París con los adoquines de las calles levantados y la contestación estudiantil era algo imaginable. Lo inimaginable fue la diureza con que respondieron teólogos, como Rahner y Haring. Rahner era el icono de los todopoderosos jesuitas. (Karl, su hermano Hugo era un espiritualista más humilde y sólido.) Lo que decía Rahner era dogma, no importaba el kantismo de su filosofía ni las pretensiones pseudobiológicas de su antropología. Algo semejante pasaba con Haring. Su ley de Cristo se había convertido en palabra divina en asuntos morales. Ambos se creyeron respaldados por la pléyade de seguidores y no hicieron ascos a oponerse frontalment contra el Papa.
    Frente a ellos, Carlo Colombo, que había sido profesor de moral en una facultad teológica de Italia septentrional, roqueño, sólido. Pero, ay, italiano. No era centroeuropeo como se dividían entonces. Podrían darse más detalles y pormenores de muchas mezquindades de teólogos de la Grgoriana y de otros lugares, que dejaron al Papa sólo ante el sagrario.
    La oposición nunca dio el brazo a torcer. Y han logrado una victoria pírrica con la Amortis Laetitia y con la constitución de la comisión para la reforma de la doctrina. Para el cambio de doctrina. Como acontece ahora en Santa Marta se miente más que se habla a este respecto. Niegan la existencia de la comisión, pero alguien confiesa desde dentro que existe. Se dice que la Amoris Laetitia encaja con la doctrina recibida , para a continuación desmentirlo. Se dice que los documentos actúales se fundan en santo Tomás, hasta que algjuien pone en evidencia que retuercen el poensamiento del Aquinate. Me gustaría creer, en efecto, que es una victoria pírrica. De no ser así, que Dios nos coja confesados ante los tiempos que se avecinan. Lo de Curran mereció el desprecio general por sus excentricidades. Ha resultado ser un santo padre comparado con lo que va esparciendo el jesuita elevado por Francisco a un puesto de asesor de la Congregación sobre la Vida y la Familia. Menudo horizonte para la barca de Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberes urgentes de los obispos catalanes (i)12 de febrero de 2018, 1:35

      El pasado enseña al presente y futuro. Unas acciones urgentes, ya hoy, para los obispos catalanes:

      1. Formación universal obligatoria para todo el clero catalán, respecto a la enseñanza veraz de la HV. Así mismo, en seminarios, cursos de las facultades teológicas, formación de actualización para sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos preparadores de matrimonios, para conocer de las razones antropológico-teológicas y morales en la doctrina de la HV.

      2. Lo mismo para todos, sin excepción, jueces de tribunales diocesanos, de antropología teológica sobre el cuerpo y sexualidad, de teologia moral de la vida matrimonial, que formen en seminarios, facultades teológicas e institutos superiores de ciencias religiosas.

      3. Lo mismo para con los obispos diocesanos y de los superiores de las órdenes religiosas y de los nuevos movimientos que nombran docentes para los seminaristas, del clero y de los consagrados, o forman a sus seminaristas, sacerdotes y laicos. Todos sin excepción de edad, ni cargo, ni experiencia, ni currículum. Nadie sin formación sobre Humanae vitae, Evangelium vitae y Veritatis splendor: incluidos abades y obispos. To-dos.

      4. En todas las escuelas y universides y centros católicos, sobre todo si se educan niños y jóvenes, se debe de proscribir totalmente las políticas de género, transgénero, aborto, eutanasia, reproducción asistida y anticoncepción que procede de los poderes públicos. Esto forma parte de los principios innegociables de los católicos en la vida pública: vida, familia, educación de los hijos y bien común. Fuera de todo centro católico la satánica cultura de la muerte, relativismo moral e ideología de género. Fuera. Sin excepción. Tolerancia cero.

      Eliminar
    2. Deberes urgentes de los obispos catalanes (ii)12 de febrero de 2018, 1:54

      5. Los obispos catalanes deben de publicar una Nota Doctrinal común, en la que se diga que es un acto moral perverso e intrinsece malum per se semper et pro semper, todo lo relacionado con el aborto, eutanasia, reproducción asistida, adulterio, ideología de género, relaciones fuera del matrimonio. Se debe de indicar que todo laico o consagrado, que exponga o aplique la enseñanza de la Iglesia, tanto en parroquias, hospitales, colegios, universidades y cualquier otro centro católico, comete un pecado y un delito graves si justifica, por cualquier motivo, la cultura de la muerte, del relativismo y de la ideología de género. Se debe de indicar si comete el delito y pecado de herejía, sancionado con excomunión, o bien el tipo de pecado y delito según sea su clase y grado de participación (¿entredicho, suspensión a divinis? ¿pecado grave necesitado de confesión?).

      6. Los obispos catalanes, en TODOS los centros católicos, sean diocesanos, de órdenes religiosas o nuevos movimientos, deben de comunicarles todos los métodos basados en datos de síntomas, biológicos y químicos actualmente conocidos para saber los días fértiles de la mujer, dando –junto a la continencia periódica– resultados equivalentes a los anticonceptivos de las farmacéuticas (que sólo les preocupa el beneficio económico). Los obispos catalanes deben, por ello, de enseñar los métodos naturales a las parejas de esposos en forma correcta, en su justificación antropológica y ética y en su aplicación práctica. Con ello se difunden estos métodos entre los cónyuges, en las familias y los jóvenes (aprovechando que hay un sínodo de los jóvenes).

      7. Todos las escuelas, universidades, hospitales y centros católicos deben de aplicar durante este año 2018 la Humanae vitae y la Evangelium vitae. Los católicos no están sometidos a la dictadura totalitaria y despótica del corte de financiamiento y de la amenaza de las sanciones administrativas, para que se apliquen los perversos actos morales y legales contrarios al Evangelio, la Tradición, el Magisterio y la herencia espiritual.

      8. Para ello, los obispos catalanes disponen de suficientes canonistas, teólogos, moralistas, biblistas, ginecólogos y obstetras para que puedan informar, de forma veraz, a todos los laicos y consagrados. Y para ello tienen las páginas web de las 10 diócesis catalanas y de la CET. Los obispos catalanes deben de dar la cara por el Dios que dicen creer, y deben de plantar cara a los poderes públicos malvados. Y disciplinar a curas, teólogos y religiosos rebeldes. Que sean Casaldàligas enfrentados a los poderes humanos del espíritu inmundo del mundo de aquí, Cataluña.

      Eliminar
    3. La Barca de San Pedro ya sabe la realidad12 de febrero de 2018, 2:08

      "Ha resultado ser un santo padre comparado con lo que va esparciendo el jesuita elevado por Francisco a un puesto de asesor de la Congregación sobre la Vida y la Familia. Menudo horizonte para la barca de Pedro."

      La Barca de San Pedro ya sabe muy perfectamente lo que hay que hacer:

      1. La Correctio fraterna y la Profesión de fe de las verdades inmutables sobre matrimonio, documentos internacionales de teólogos y obispos, le indican que publique YA un Documento Interpretativo donde corrija el error del numeral 305 y notas 336 y 351 en los que se permite falsamente la comunión y absolución de adúlteros atenuados incontinentes. O que conteste a las Dubia.

      2. Debe de convocar un Sínodo sobre Ideología de Género, Vida, Matrimonio y Reproducción asistida, que ya se lo han pedido algunos obispos, para asentar todas las verdades divinamente reveladas y definitivas de doctrina católica, con la correspondiente sanción disciplinar (excomunión, entredicho, suspensión) para cada acción. Hay que revalidar y actualizar Humanae vitae y Evangelium vitae en todos los aspectos humanos de la reproducción, educación, enfermedad, ancianidad y sufrimiento humano. Hoy hay medios suficientes para hacerlo con facilidad: inteligencia artificial, grandes datos, superordenadores, técnicos y especialistas... la Iglesia es grande, muy grande.

      3. Debe de contestar inmediatamente a todos los bulos de los lobos: mujeres diaconisas y cardenales, sacerdotes casados, laicos hechos sacerdotes (ancianos casados para Amazonas). Debe de disciplinar ipso facto a todos los excéntricos obispos, cardenales, religiosos y teólogos favorables a la cultura de la muerte y descarte, del relativismo y de género. Realmente, da risa que en pleno 2018, nadie en la Santa Sede dé el "enterado" de todo el desastre eclesial en que asistimos, y tarde en responder como cuando se hacía en tiempos de San Francisco Javier en Oriente: seis meses para recibir una carta, un año para contestar, y otros seis meses para enviar la carta. ¿Y la informática, internet, redes sociales?

      Eliminar
    4. He leído dos veces, con mucha atención, sus escritos.

      ¿Será uno de los miembros de la Santa Inquisición de los tiempo modernos? ¿Queda alguien sin ser candidato a ser condenado?

      ¿No ha encontrado nada positivo? Si es así, creo que Ud tiene un problema.

      Eliminar
    5. 10:28, ¿ve la realidad?

      Eliminar
    6. "7. Todos las escuelas, universidades, hospitales y centros católicos deben de aplicar durante este año 2018 la Humanae vitae y la Evangelium vitae. Los católicos no están sometidos a la dictadura totalitaria y despótica del corte de financiamiento y de la amenaza de las sanciones administrativas, para que se apliquen los perversos actos morales y legales contrarios al Evangelio, la Tradición, el Magisterio y la herencia espiritual."

      a) La Constitución de la República es anticatólica, quiere constitucionalizar todo el mal hacia la vida y familia.

      b) Los obispos deberían de oponerse férreamente contra este chantaje de los poderes públicos: o enseñas inmoralidades anticatólicas aprobadas por ley, o te castigamos dejándote sin dinero, sin derechos y sin libertades. Acabad ya con este secuestro de conciencias.

      Eliminar
  2. Interesantísimo y apasionante el artículo. A Gérminans le faltaba doctrina. Y la que viene en el artículo es muy dura. Y esclarecedor el comentario del Sr. Valderas. Se le ve muy bien formado e informado. Gracias a Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si lo leen en Roma, Estado de la Ciudad del Vaticano, sobre todo los cardenales y el Papa, pues el descontrol "controlado" por los malvados piratas asaltantes de la Barca de San Pedro no puede ser tolerado.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo

    ResponderEliminar
  4. Interesante artículo sobre un tema PELIAGUDO y difícil de tratar en el mundo actual tan hedonista y egoísta.Al Sr.JMVG le pongo un 11 sobre 10 sobre su comentario tan acertado!

    ResponderEliminar
  5. Si la Sagrada Congregación del Santo Oficio no pone ORDEN en" LAPOPULAR" VATICANA esto se va todo al GARETE,por no decir otra frase apropiada!!!

    ResponderEliminar
  6. Perdone sr. Valderas,esto de AMORTIS es un error ortográfico o está puesto adrede?,gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valderas se equivoca, no es Amortis, es Admortis letitia, o también Horroris laetitia, o Amoris erroritia, o Terroris tetritia...

      Eliminar
    2. Doy gracias al Espíritu por haber movido al Papa Francisco a escribir Amoris Laetitia.
      Hay que leer procurando entender lo que el Papa quiere decir. No hace falta que vengan exegetas a explicar el sentido o a eliminar aquello que no les guste. Los "dubia" están muy claros.

      Eliminar
    3. 10:33, si los Dubia están muy claros, claramente Francisco los ha de contestar... bien claros...

      Eliminar
  7. Totalmente en desacuerdo con el sr. Valderas Gallardo y con Mn. Espinar.

    Pablo VI se equivocó enormemente con la HV. Un error gravísimo, cuyas consecuencias pagará la Iglesia por mucho tiempo. El tiempo ha demostrado que los tiros no van por donde pretendía el papa Montini, y no irán nunca por ahí.

    Por muy papal y muy encíclica que sea HV, alberga una equivocación colosal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dígala cuál es.

      Eliminar
    2. Al comentarista de las 20:47,pues hágaselo mirar esto de estar en desacuerdo con el Sr.Valderas, porque es de las poquísimas CABEZAS PENSANTES en Ortodoxia Católica , Filosófica Y científica y esto que no es ningún clérigo ni nada que se le parezca!!!

      Eliminar
    3. Anónimo 13/19,

      O sea, aquí no se puede estar en desacuerdo con su venerado Sr Valderas o qué? No dudo que este señor es muy sabio, muy ilustre y todo lo que usted quiera. Pero de ahí a "tener que hacérmelo mirar" por estar en desacuerdo con él... a lo mejor es usted quien tendría que hacérselo mirar.

      Eliminar
    4. Anonimo 20:47 Sus afirmaciones categóricas contra Pablo VI y la HV, son solo humo, ni un solo argumento.

      La HV ha sido profética, al denunciar la separación del sexo como simple medio de placer desligada de la procreación, se ha llegado a la sociedad actual, hipersexualizada, donde el desprecio de la vida de los más inocentes se esta saldando con millones de muertos cada año por aborto; donde las enfermedades de transmisión sexual se han disparado, y el VIH ha causado otros tantos millones de muertos.

      También nos ha traído la ideología de genero desligada de la realidad biológica que se causa estragos, además de ser un atentado a la libertad de los padres, ya que se impone por la fuerza en las escuelas, donde se incita a los menores a tener toda clase de aventuras sexuales, lo que es pura corrupción de menores, amparada por el poder político.

      No sigamos, porque el panorama es penoso, pero ya sabemos que el peor ciego es el que no quiere ver.

      Eliminar
  8. "El papa se apenó profundamente"
    Pobrico, que pena. Y todo por culpa de la libertad que implica tener criterios diferentes en vez de ser hijos mansos y obedientes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay temas donde tener criterios diferentes de lo que enseña la Iglesia, hace que uno se sitúe fuera de la Iglesia. Y las enseñanzas de la HV, refrendada por Juan Pablo II, es uno de ellos.
      Si usted cree tener iluminación directa del Espíritu Santo, en contra de lo que enseña el Magisterio de la Iglesia, mejor se haga protestante, estaremos todos más a gusto.

      Eliminar
  9. Sigue habiendo Obispos “valientes” como Reig Plá, tal como el Cardenal Rouco Varela, al final del Congreso le calificó, al darle las gracias por organizarlo.
    Congreso: EL TRIUNFO DE LA VIDA Y LA VERDAD DEL AMOR HUMANO A LOS 50 AÑOS DE LA HUMANAE VITAE.
    26, 27, 28 enero 2018.

    Las conclusiones básicas del Congreso fueron:

    1) El carácter profético de la Encíclica, del Beato Pablo VI, Humanae vitae, su vigencia irreformable y la necesidad de releerla desde la “teología del cuerpo”.

    2) La Encíclica Humanae vitae está en consonancia y continuidad con lo expresado en la Gaudium et spes del Concilio Vaticano II, y realiza su explicitación y concreción. El contenido moral presente en la Encíclica exalta el amor humano con sus características y aclara el concepto de paternidad responsable en consonancia «con criterios objetivos tomados de la naturaleza de la persona y de sus actos» (Gaudium et spes, 51).

    3) Es necesario reconstruir el sujeto humano para alcanzar, desde la primacía de la gracia de Dios, la verdad del amor humano y la grandeza de la indisolubilidad del matrimonio. No hay paradigma moral cristiano que no pase por los criterios de moralidad expuestos por San Juan Pablo II en la Encíclica Veritatis splendor.

    4) Para salvaguardar los bienes de la persona es necesario afirmar la existencia de “actos intrínsecamente malos” custodiados por los preceptos negativos que obligan en todas las circunstancias, más allá de la intención del sujeto. La conciencia moral es discípula, súbdita de la verdad y de matriz eclesial.

    5) Necesitamos una pastoral familiar y una pedagogía que conlleve la necesidad del anuncio del Kerygma y de la iniciación cristiana. Además, es necesario recurrir a la educación afectivo-sexual, la formación en los métodos de reconocimiento de la fertilidad natural humana, reafirmar el carácter sagrado de la vida humana y acoger la vida débil. El espacio para la formación y la iniciación cristiana, los itinerarios de preparación al matrimonio requieren la revitalización de la comunidad cristiana.

    6) El colapso demográfico y cultural de España, que pone en peligro el futuro de la civilización cristiana, requiere la presencia de matrimonios abiertos generosamente a la vida y reclama urgentemente recuperar a la familia como sujeto social, a la vez que exige políticas familiares adecuadas.

    https://www.obispadoalcala.org/noticiasDEF.php?subaction=showfull&id=1517806980&archive=

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pregunta a la Sra. Laura S.
      Al terminar de leer su escrito, me he preguntado si Ud. tiene hijos. En caso afirmativo, ¿cuántos tiene? Sé que la pregunta es muy personal, pero nos ayudaría a entender sus afirmaciones, viendo cómo las lleva a la práctica en la vida diaria. Así podríamos imitarla.

      Eliminar
    2. 10:36, ¿y usted?

      Eliminar
    3. 17 de febrero 2018. Vigilia de San Valentín en Alcalá de Henares: aprender a amar y orar por la vida

      https://www.obispadoalcala.org/noticiasDEF.php?subaction=showfull&id=1518411600&archive=

      Eliminar
    4. Al anónimo de las 10:36

      ¡Menuda panda de buitres. ¿Qué le importa a usted si Laura Santana tiene hijos o no? (Yo no tengo ni idea, y tampoco es éste el tema del artículo). Usted va buscando el cuerpo a cuerpo, no los razonamientos. Usted está pidiendo información personal para ir al valiente argumento "ad hóminem". Pero bueno, ya que estamos en ese plan, ¿a usted la mujer le dice siempre que sí?

      Cuénteme, pero no se explaye demasiado, que me dará la risa.

      Eliminar
  10. Totalmente de acuerdo con el Cardenal Suennens,el tema de los anticonceptivos es una decisión personal y su moralidad depende del fin de su utilización. Un matrimonio que pueden tener hijos y se cerraran a ello rotundamente con el uso de anticonceptivos, estarían desvirtuando el matrimonio. Pero un matrimonio con hijos no veo ningún problema...es más, el famoso método natural que permite la Iglesia tiene el mismo fin que los anticonceptivos, o sea , no procrear y hacer uso legítimo del acto íntimo sexual . Por tanto, esta cuestión va más allá de la ética que surge de la santa Escritura, y para mi opinión , se ha errado al igual que se erró con el tema del limbo...aunque el limbo no fuese dogma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cardenal Suennens no determina el Magisterio de la Iglesia, lo hace Pablo VI al promulgar la HV, que además está refrendada por Juan Pablo II, y estos papas determinan que cualquier método artificial es moralmente pecaminoso.

      Por otro lado veo que no comprende el sentido de los métodos naturales. El acto sexual en días infértiles, es la naturaleza que lo hace infértil, mientras que los métodos artificiales es el hombre que los hace infértiles.

      Para que entienda la diferencia entre causas naturales y artificiales, le pondré un ejemplo: todos morimos, pero no es lo mismo la muerte natural, que la muerte provocada artificialmente.

      Eliminar
  11. Los anticonceptivos no abortivos son éticos , igual que el método natural. Los abortivos es un asesinato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Podría indicarme algún libro de moral donde se explique que los anticonceptivos no abortivos son éticos?

      Eliminar
    2. Si...la Palabra de Dios no lo prohibe al respecto, ni se deduce de ella como fuente de moral

      Eliminar
    3. "Si...la Palabra de Dios no lo prohibe al respecto, ni se deduce de ella como fuente de moral."

      Lo deduce el Magisterio de los principios morales de la Escritura, como la eutanasia, no condenada por la Escritura explícitamente pero sí implícitamente por matar personas.

      Eliminar
  12. Pregunta abierta a los que saben más que yo. ¿El uso del preservativo entra dentro de la categoría de la contracepción prohibida por la HV?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr.Anónimo 9/07,la respuesta es: SI!!!

      Eliminar
  13. Estoy sorprendido de la brillantez de inteligencia de algunos comentaristas, que pontifican (sí, pontifican) que Pablo VI se equivocó, y que su error fue colosal. Estos lumbreras tendrían que estar dirigiendo la Iglesia; ¡menudo desperdicio que los tengan mano sobre mano! A estos tales les propongo una reflexión bien simple: éste es un problema de toda nuestra civilización y de todas las civilizaciones que se han ido imponiendo a lo largo de la historia. Así que tan simplote como ellos lo ven, no será.

    Y otra leve reflexión: antes de los anticonceptivos, era la mujer la que tenía el control del acceso sexual, con dos pretextos clave: la menstruación y el posible embarazo (sigue en pie el dolor de cabeza, pero nadie hace caso). Y el hombre tenía que pasar por el aro. Pero con los anticonceptivos y con los nuevos usos sexuales, es la mujer la que tiene que pasar por el aro: "semper et pro semper", como gusta decir uno de los comentaristas habituales. Ya no valen ni menstruaciones ni temores de embarazo para eludir la servidumbre sexual. ¡Es la modernidad! Y el pobre ignorantón de Pablo VI oponiéndose al progreso. ¡Vaya, vaya!

    Ese cambio (reforzado por un indoctrinamiento de la mujer ad hoc, ha cambiado radicalmente la situación de la mujer y la del hombre. La de la mujer, para mal; y la del hombre, para bien. Háganselo mirar, señores sabios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La píldora, creada en 1960, y cuyo fin es impedir un hijo, acabó con los decenios en tener diversos efectos colaterales: si falla el preservativo y la píldora, entonces el aborto, y si nace enfermo, la eutanasia.

      La demanda social generada desde millones de prácticas morales privadas reiteradas en la estricta intimidad de los dormitorios, creó las leyes de la muerte y con ello, un enorme pecado social grave: de la cama al parlamento, y luego al altar, pues se exige a la Iglesia que acepte las satánicas leyes de la muerte y descarte bajo inicuas sanciones.

      Eliminar
    2. Vaya, segun sus palabras en la mujer los anticonceptivos ya no son excusas para no tener relaciones en el matrimonio... Menuda visión tiene usted de la sexualidad marital y de la mujer..como si fuese el acto conyugal un mal que soportar

      Eliminar
    3. Al de las 13,15

      Evidentemente no me refiero a TODOS LOS ACTOS CONYUGALES, como usted argumenta. Me refiero a los IMPUESTOS (¿o acaso no existen esos?) Como bien decía Paracelso, el veneno no está en la sustancia, está en la dosis. Me entiende, ¿no? Y que la dosis la determine la parte más ávida no es ciertamente un factor de equidad.

      Pero tranquilo, que esta solución, a los hombres nos viene de perillas. Nunca el "sistema de valores" ha puesto la mujer tan a disposición del hombre. Felícitémonos, que nos ha tocado una buena época. Y aprovechémoslo a fondo, que esto no lleva pinta de durar mucho. Pero bueno, nos quedarán las demás formas de sexo sustitutorio. ¿Será por sexo?

      Eliminar
  14. Os leo a todos muy experimentados en el tema, me sorprende

    ResponderEliminar
  15. Dice poco a favor de Pablo VI que el único logro destacable de su pontificado fuera la Humanae Vitae, que no hizo más que reafirmar la doctrina inmutable de la Iglesia. Vamos, lo mínimo que se le puede exigir al Vicario de Cristo. Tampoco es que después hiciera gran cosa ante la desobediencia de tantos obispos... bueno, sí, elevar a más modernistas al episcopado. Y luego lamentarse amargamente de que el humo de Satanás había entrado en la Iglesia. Pues qué quieren que les diga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mejor logro de Pablo VI fue poner las bases del CVII.

      Eliminar
  16. Sobre las Academias para la Vida12 de febrero de 2018, 14:10

    Un aviso sobre la defensa de la vida humana:

    1. Pontificia Academia para la Vida, de San Juan Pablo II, 1994

    "Original" Academia para la Vida

    Academia cuyo primer presidente fue Jérôme Lejeune, estaba basada en la estricta defensa de la vida humana contra el aborto, la eutanasia, la eugenesia y el suicidio asistido, defendiendo a los vulnerables más pobres de la periferia existencial: niños no nacidos, niños y jóvenes, enfermos, ancianos.

    http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_academies/acdlife/index_sp.htm

    https://es.wikipedia.org/wiki/Pontificia_Academia_para_la_Vida


    2. Pontificia Academia para la Vida
    Francisco, 2016:
    "Reformada" Academia para la Vida

    Francisco eliminó la "original" Academia por esta nueva Academia, presidida por Paglia, pero que se observa que es Anti-Vida, dado que lo integran miembros que promueven el homicidio de personas humanas inocentes e indefensas, tales niños no nacidos o nacidos con enfermedades, enfermos y ancianos: aborto, eutanasia, eugenesia, control de natalidad.

    Esta Academia, válida y legal, no obstante carece de cualquier autoridad y legitimidad moral, bien sea por la composición de sus miembros pro-muerte, como por sus declaraciones y documentos éticos. Rechácenla. Huyan de ella.

    Dos miembros abortistas:

    http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=29648
    http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=31601


    3. Academia Juan Pablo II para la Vida Humana y la Familia
    Laicos católicos, 2017

    "Renovada" Academia para la Vida

    Unos laicos católicos "renovaron" la derogada Academia para la Vida de San Juan Pablo II.

    Esta Academia, privada pero integrada por laicos católicos ortodoxos y tradicionalistas, sí tiene toda la validez y legitimidad moral, pues sí sigue la verdadera y auténtica Doctrina y Tradición católica sobre la Vida. Síganla.

    ...

    Es necesario que Francisco y sus colaboradores sepan de las consecuencias del mal de sus acciones.

    Como jerarcas tienen potestad jurídica, pero ésta se sustenta vitalmente en la autoridad moral: si van contra la vida, tal como la define la verdadera y auténtica Doctrina católica tradicional, han de sufrir las consecuencias de sus malas decisiones: sus proposiciones no son obedecibles por contradecir las verdades de fe, moral y costumbres tradicionales.

    Así lo permite el canon 212, y evidentemente, la defensa de todos los laicos sacerdotes bautismales y consagrados ministeriales en la defensa de la indefectibilidad de la Iglesia (en la herejía arriana, que afectó el 95% de la Iglesia, sólo tenía razón el 5% de los ortodoxos, que defendieron la indefectibilidad eclesial: el 95% restante estaba excomulgado).

    El Papa, los cardenales y los obispos son simples administradores del depósito de la fe, no sus propietarios con derecho de uso y abuso. Los laicos y los consagrados no jerarcas defendemos por el bautismo la Verdad de Fé católica y la indefectibilidad de la Iglesia.

    Non possumus.

    ResponderEliminar
  17. Agradecería opinión del Sr.Jordi Picazo Salomón sobre el artículo de hoy,gracias.

    ResponderEliminar
  18. A) Supongamos una pareja joven, muy católica, acomodada económicamente. Para ellos la vida marital no es ningún problema. Lógicamente, no han usado jamás ningún método anticonceptivo. No lo necesitan. Tienen los hijos que Dios les da, y los aceptan alegres y confiados en que nunca les faltará el pan. Acaban el período fértil de la mujer con doce hijos hermosos. Los chicos van al colegio Viaró; las chicas al colegió Canigó. Son la viva imagen de la familia 100% católica.

    B) Otra familia parecida, muy católica, pero con los recursos justitos. Ah, la cosa cambia. No pueden permitirse tantos hijos. Pero los anticonceptivos son pecado. ¿Solución? Pues muy fácil: contenerse y aguantarse. ¿Que esto no favorece la vida conyugal? Cierto, pero antes separados que pecando.

    ¿Realmente non possumus?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. C) Otra familia católica africana, la más miserable del mundo, y tiene hijos por confianza en la providencia.

      Eliminar
    2. La joven pareja católica también tendrá que guardar continencia, sino en vez de 12 hijos tendría 25. Además el caso que usted cita es extraordinario, porque el 98% de las parejas no pueden permitirse tener 12 hijos.

      Por otro lado debería saber que existen los métodos naturales, que son usados en países pobres, ya que no tienen dinero para pagar anticonceptivos. O sea, que menos demagogia.

      Eliminar
  19. "Hasta el mundo empieza a abrir los ojos a esa evidencia."
    Me parece excesivamente optimista esta consideración.

    ResponderEliminar

  20. "Curiosamente el mismo día de su muerte, pero en 1993 y 15 años más tarde, el papa Juan Pablo II, aquel que había sido consultado en 1968 por el Papa sobre esta cuestión, publicó la encíclica “Veritatis Splendor” donde corroboraba las enseñanzas de Papa Montini. Tres meses antes, el 11 de mayo de 1993, Papa Wojtyla había aprobado el inicio del proceso diocesano para la beatificación del siervo de Dios. Su legado moral y espiritual permanecerá como uno de los regalos más grandes con que Dios bendijo a su Iglesia en el azaroso siglo XX, no siempre comprendido y respetado."

    Benedicto XVI dijo que lo mejor de Juan Pablo II es Veritatis splendor y Evangelium vitae.

    ResponderEliminar
  21. Dios no se mete en esos fregaos, es pura manipulación de hombres , a través de una institucion hipócrita.Cuantos de los que aquí critican el condón lo han utilizado al menos una vez?? Me temo que la mayoria

    ResponderEliminar