jueves, 8 de febrero de 2018

Corrupciones cruzadas

Estamos entreteniendo nuestra vacuidad con la corrupción económica, como si ésa fuese la gran corrupción. Que no, que no, que ése es el chocolate del loro. No son los dineros lo más valioso y cuantioso que nos roban los políticos a los ciudadanos (¡si supieran la gran oportunidad que se ha perdido el partido Ciudadanos de tener doctrina propia!), no es ésa la gran corrupción, sino el saqueo de nuestros derechos y libertades. Entre ellos nada menos que la LIBERTAD DE PENSAMIENTO, que se concreta en lo que la legislación llama libertad de ideas, libertad de religión, libertad de expresión y libertad de prensa.
Los políticos (no sólo aquí sino en todo el mundo) se han atrevido a robarnos el derecho a tener nuestras propias ideas y nuestras propias creencias. En consecuencia han entrado a saco en el santuario del pensamiento y de la religión. El Estado (no sólo el Islámico) tiene su propia ideología de estado, que en la mayoría de los casos presenta la forma de religión de Estado. Y a imagen y semejanza de todos los estados teocráticos que en el mundo son y han sido, dedica todo su poder para imponerles a los súbditos su ideología (sea religiosa o laica). Siempre y en todo caso, se trata de ideología impuesta desde el poder persuasivo (medios) y coactivo (leyes, fuerza armada y enseñanza) del Estado.
Frente al Estado, es decir frente al poder, que se impone siempre coactivamente (nadie puede elegir si paga impuestos ni si cumple las leyes) están las organizaciones sociales dedicadas a la ideología (partidos políticos) y a las creencias (religiones), que no tienen poder coactivo como el Estado, sino tan sólo persuasivo. Es la gran diferencia entre que promueva unas ideas o unas creencias una organización no estatal, y que las promueva el Estado.

¿Y qué pasa cuando una iglesia-religión (Islam por ejemplo) o un partido político (los comunistas de Podemos, p. ej.) toman el poder del Estado? Si nos creyésemos de verdad los derechos humanos y los derechos constitucionales y los aplicásemos, tendría que estarles rigurosamente vedado tanto al uno como al otro, utilizar el Boletín Oficial del Estado para imponer sus ideas a toda la población: porque eso es vulnerar sus derechos y libertades. Pero no ocurre así: tanto los islamistas como los comunistas, feministas e ideólogos de género, tan pronto como tienen en sus manos los instrumentos del poder, imponen sus respectivas ideologías. Y la verdad es que ni los unos ni los otros tienen legitimidad para imponer a los ciudadanos ni su ideología ni su religión mediante el poder coactivo del Estado.
Repito, que esto es de una importancia capital: ni los partidos políticos ni las religiones tienen legitimidad para imponer coactivamente sus ideas y sus formas de organización de la vida sirviéndose del poder del Estado (ésta es la diferencia: sirviéndose del poder del Estado). Porque eso no es administrar el poder, sino convertirse en régimen: totalitario por tanto. En un sistema de gobierno totalitario, el Estado impone sus creencias y sus ideas a los súbditos, mientras que en un Estado libre, la religión y la ideología es cosa de los ciudadanos, pertenece al área de los derechos individuales inalienables. Ésa es la razón por la cual el Estado como tal no puede ni favorecer unas ideologías ni perjudicar a otras, mientras no atenten contra el bien común. Porque si lo hace, engorda elefantiásicamente el poder del Estado a costa de los derechos de los ciudadanos, atropellándolos sin miramientos. ¿No es eso un delito? ¿O acaso deja de serlo porque lo cometan todos, absolutamente todos los políticos?
Ríanse de la corrupción económica (el latrocinio directo más el lastre del erario a causa de la ampliación ad infinitum de las ganaderías y de los respectivos pesebres). Ríanse de esta corrupción, ante la que representa la usurpación de la libertad de pensamiento por parte de esos mismos políticos que con tanta alegría disponen de nuestros recursos y de nuestros votos. Eso es tocar fondo en el sistema de esclavización. Mala es, en efecto, la esclavización económica; pero infinitamente peor es la ideológica, y de consecuencias absolutamente trágicas. En Alemania lo saben muy bien, porque costó mucha sangre; y en España también. Pero es la era y la hora de la tergiversación de la historia: así podrán repetirla impunemente.
Y eso ocurre también cuando las organizaciones religiosas emplean su bagaje ideológico y sus sedes para invadir el poder. Sistemas religiosos e ideológicos que invaden el poder. La historia nos ha dado y nos sigue dando numerosos ejemplos. Y no sólo en los países islámicos. Piénsese en lo que se está haciendo en ciertos lugares: en Cataluña por ejemplo. Cuántos pastores están metidos de hoz y coz en la conquista del poder político (aunque no para imponer, y ni tan siquiera para promocionar o para proteger la fe religiosa que le es propia: ¡valiente paradoja!).  Resulta que para la ley, la Iglesia católica y cualquier otra iglesia es intocable como ámbito ideológico, porque ese ámbito no es del Estado sino de las personas, que tienen derecho a organizarse al efecto con toda libertad.
Por eso es inevitable que nos preguntemos: ¿Acaso no delinquen tan gravemente las iglesias que se dedican a hacer política como los políticos que invaden el ámbito de libertad religiosa e ideológica de los ciudadanos? Estamos ante un fenómeno de corrupciones cruzadas: líderes religiosos que estafan a sus fieles utilizando su estatus y sus instalaciones (templos, locales parroquiales, medios de comunicación, escuelas…) para hacer política; y políticos que utilizan la fuerza del Estado para luchar contra la religión que les cae mal a los gobernantes de turno y para imponer desde el poder del Estado la ideología que les apetece, combatiendo a todas las demás.
Como ejemplo más flagrante de lo primero tenemos la tremenda corrupción de tantos eclesiásticos que al meterse en política justifican plenamente que la política se meta en la Iglesia, con el fin evidente de domesticarla y convertirla en su “iglesia nacional”. Y ahí está la connivencia: son bastantes los clérigos y religiosos que llevan tiempo en su esmero por agradar a los políticos, hasta el extremo de que se atienen al pacto tácito (¡claro, estas consignas no se pueden dar por escrito!) de procurar que su predicación no se salga de lo “políticamente correcto”. Recorte del Evangelio a la brava. El problema más grave es que no se trata de casos aislados, sino de que se ha adoptado en muchísimos lugares esta “prudente” forma de conducta.
Si empleamos como parámetro de esta corrupción los colegios confesionalmente católicos, es inevitable concluir que una amplísima mayoría de ellos están en ese cruce de corrupciones. Ellos dirán que es inevitable la connivencia, a tenor de la pasta que les llega vía conciertos educativos: la política infiltrándose en la religión con sus “obligatorios” programas de ideología de género -y desnaturalizando la fe cristiana hasta extremos lamentables-, y la religión metiéndose en tromba en la política… con lo que, aunque no consiga atenuar la corrupción institucional, cosa ya muy difícil dado su carácter evidentemente sistémico, sí que le prodiga sus bendiciones con entusiasmo y consigue darle a ésta carta de naturaleza. No olvidemos que el Molt Honorable -y corrupto- Jordi Pujol era presentado por algún prelado como cristiano y político ejemplar. Nada extraño en este contexto: es el inevitable efecto colateral de la corrupción (trasvase de religión a política) de aquellos que, de tanto ocuparse de la política, pueden llegar hasta a perder su esencia religiosa.
Eso es lo que tenemos: unos consagrados (al menos en su praxis) tan seducidos por la política, que han alterado su función. A tal extremo llega nuestra debilidad.
Y a pesar de todo deberíamos ser la luz del mundo porque una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo del celemín, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos (Mateo 5, 14). Pero esa luz es la de Cristo, la luz de la Verdad que brilla en las tinieblas de un mundo que la rechaza. A lo largo de la historia la oscuridad nunca ha logrado apagar del todo esa luz (cf. Juan 1,5). No lo hagamos nosotros ahora. 

Gerásimo Fillat Bistuer

16 comentarios:

  1. Corrompiendo banderas: la Estelada falsificando la Señal Real de Aragón8 de febrero de 2018, 23:33

    Una pequeña historia de la Estelada, una corrupción política de l auténtica bandera, la Señal Real de Aragón, bandera que simboliza la verdad histórica de Cataluña, monarquía, hispanidad, catolicidad y fueros, frente a la falsificación de la estelada, que representa república, masonería (ocupación de poder por una minoría satánica), Países Catalanes y exclusión de España, y que fue consagrada por Mas como bandera de guerra el 2012.

    Inspiración en patrones y diseños de colores, formas y figuras:

    1. Empezó con la bandera de los EEUU (1776-1777) con las estrellas blancas dentro de un cuadrado azul, con franjas rojas y blancas. Luego prosiguió la familia de diseños y patrones afines a la de EEUU: la bandera de la Expedición Libertadora del Perú, Liberia (África), la primera bandera de Cuba, la bandera revolucionaria de Lares de Puerto Rico, la bandera cubana del Grito de Yares de 1868, la bandera del Estado de Amazonas, la bandera de Chile (la primera de América, 1817) y la bandera de Texas (1839). Las Estrellas Solitarias aparecen en la Bonnie Blue (Florida Occidental, 1810), Lone Star (California y Texas “Burnet”, 1836).

    2. Hay banderas que forman familias de patrones y diseños: el Señal Real de Aragón (Aragón, Cataluña, Valencia, Baleares, Provenza), el de la Cruz de Dinamarca [Drannebrog] o Nórdica (Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Islandia, Islas Feroe y Shetland, Orcadas, Yorkshire West Riding, Aland), el Centroamericano (Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala), el Amarillo (Venezuela, Colombia, Ecuador), el Blanco-Azul-Rojo (Rusia, Eslovaquia, Eslovenia, Serbia)

    2. La bandera de Cuba (1849) “La Estrella Solitaria”, es una inspiración de la bandera tejana (1839), “El Estado de la Estrella Solitaria”, la cual a su vez está inspirada en la bandera de Chile (1817), también “La Estrella Solitaria”. Aunque hay discusión, el único elemento masónico de la bandera cubana sólo la forma del triángulo, el Gran Arquitecto (el color rojo es la sangre), forma que accidentalmente le confirió un poder visual, dado que fue creada por Narciso López en Nueva York en una reunión con masones: Narciso López, el poeta Teurbe Tolón, el novelista Cirilo Villa­verde, el joven Manuel Hernández. La Estrella Blanca procede del poema de José María Heredia “La Estrella de Cuba”

    3. Las banderas de Cuba (1849) y Puerto Rico (1892) proceden del mismo diseño con los colores invertidos. La bandera de Cuba fue creada por el venezolano Narciso López en Nueva York en 1849, y como era una causa común tanto la independencia cubana como la puertorriqueña, el Partido Revolucionario Cubano creó una sección de Puerto Rico, y le dio la misma bandera cubana pero con los colores invertidos. El 11 de junio de 1892, Vélez Alvarado, exiliado en Nueva York por el Gobierno español en Puerto Rico, invirtió los colores de la cubana: si la bandera cubana tiene el triángulo rojo y una estrella blanca, con tres de sus cinco franjas azules y dos blancas, la puertorriqueña tiene el triángulo azul, la estrella blanca, y sus franjas son tres rojas y dos blancas, protoorigen de la estelada de 1918. Esta similitud viene de la poeta puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió (1843-1924): Cuba y Puerto Rico eran "de un pájaro las dos alas".

    4. La estelada tiene tres diseños: el original de 1906, una estrella blanca pentagrama en el centro, el segundo de 1908, un rombo azul con estrella blanca en el centro de la señera, y el definitivo de 1918, la del triángulo azul con estrella blanca. Este diseño de 1918 es una copia casi directa (no inspiración) de la bandera de Puerto Rico (1897), triángulo azul, estrella blanca, franjas rojas y blancas, la cual a su vez es una copia absoluta de la cubana (1849) con los colores invertidos.

    5. Por tanto, la señera de 1918 procede de la bandera de Puerto Rico, ésta de la de Cuba, y ésta parece que procede de la familia de patrones y diseños de formas y colores propios de América del siglo XVIII y XIX, siendo el diseño original la primera bandera de los EEUU (1776-1777) y la de Chile (1817).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El triángulo masónico del Gran Arquitecto es a su vez una copia completa del Triángulo que representa a Dios en el arte católico, como mínimo desde el Renacimiento. Ya se sabe que satanás es la mona de Dios: le imita en todo lo que puede para llevar el agua a su molino. La estelada sería, en definitiva, unir a una bandera monárquica medieval aragonesa un símbolo masónico-satánico que es, a su vez, una copia de un símbolo católico. Roda el mòn i torna al Born.

      Eliminar
  2. Cardenal Omella: "La Parroquia misionera en la perspectiva del Papa Francisco"
    https://youtu.be/agxlMDfl5Ak

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias al autor del artículo.
    Difícilmente se podría ser más acertado en la exposición de este tema (problema) que és, política e Iglesia,..poder y manipulación... y que tanto daño ha hecho,al menos en España, sobre todo en el clero y entre el pueblo fiel,creando tantas FRICCIONES y DIVISIONES entre los cristianos. Si dicen que la acción del diablo, Satanás, (como ellos dicen) se caracteriza porque el demonio "divide y rompe"... pues...eso es lo que han estado haciendo : rompiendo y dividiendo al pueblo fiel. De forma y manera que hoy la iglesia está fraccionada,rota,politizada, y por los siglos de los siglos...todo por desgracia, llevado a cabo por los mismos de siempre: los falsos profetas, que los hay y muchos.Personalmente creo que ante este tipo de MAL sólo cabe la ORACIÓN y la plegaria de los justos y el inmenso poder de DIOS.Hoy más que nunca nos es imprescindible la Iglesia ORANTE.

    ResponderEliminar
  4. La Iglesia Catolica Romana no puede dar lecciones sobre Estado y Laicismo . Porqué? Pues porque ha sido- y es-
    durante siglos,la que ha influido y manipulado paises y gobiernos...al mínimo apercibimiento de pérdida de influencia y poder , saca a relucir con términos demagógicos la maldad del gobierno que no le favorece.Cuanto dinero recibe las instituciones católicas entre Hacienda, subvenciones,sueldos públicos , exenciones tributarias etc ?? Miliones de euros ...pero claro , no se tiene la influencia social y política de antaño y eso duele...realmente es este el Reino de Dios en la tierra? Me temo que no....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Iglesia CATOLICA es la única VERDADERA, no me venga usted con MONSERGAS!!!, HOMBRE!

      Eliminar
    2. [El comunismo, el socialismo, el feminismo radical, el neoliberalismo salvaje, el anarquismo, el ateismo político] no puede dar lecciones sobre Estado y Laicismo.

      ¿Porqué?

      Pues porque ha sido- y es- [desde 1917], los que han influido y manipulado países y gobiernos [el comunismo mató 100 millones y oprimió 1.000 millones]... al mínimo apercibimiento de pérdida de influencia y poder, saca a relucir con términos demagógicos la maldad del gobierno que no le favorece.

      Cuanto dinero recibe las instituciones [políticas, sindicales, empresariales, culturales, sociales] entre Hacienda, subvenciones, sueldos públicos, exenciones tributarias, etc.???

      Millones de euros ...pero claro, no se tiene la influencia social y política de antaño y eso duele...

      ¿realmente es este el Reino del [Ídolo] en la tierra?

      Me temo que [sí]...

      Eliminar
    3. Muy ingenioso al girar mi comentario , y de lo que dices no te quito la razón al igual que sostengo lo que he dicho...una cosa no quita la otra..

      Eliminar
    4. Me he equivocado de anónimo,iba dirigido al anónimo de las 11/21,perdóneme anónimo 17/36.

      Eliminar
  5. Es conveniente Gerásimo acudir siempre a las raíces de las cosas, a las causas últimas. Al fin y al cabo, el saber riguroso, la ciencia, es un saber por causas reconoció ya Aristóteles. La razón del descalabro de la Iglesia en Cataluña y de contumaz persistencia en el mismo es el que usted señala. Espero que su claridad haga caer la venda a muchos con problemas hereditarios de córnea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con el sr. Valderas Gallardo. Su comentario es claro y conciso, como siempre.

      Eliminar
    3. Reiterando el total acuerdo con el Sr. Valderas. Sus comentarios, sean largos o cortos, siempre excelentes, ponderados, equilibrados, auténticos!

      Eliminar
  6. la verdad es que tienes toda la razón siempre tratamos de imponer nuestra verdad, pero en política puede ser verdaderamente represivo

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, cuanto anticristo hay en la Iglesia!

    ResponderEliminar
  8. El problema son sobre todo los grandes poderes economicos de los que los partidos son titeres. Son ellos quienes de modo indirecto, pero eficaz, manipulan el Estado, que deberia ser de todos y para todos. Los demagogos de Podemos son una consecuencia lamentable de esta situacion. Al pecaminoso liberalismo le responde un pecaminoso comunismo. Ambos, que la Iglesia siempre habia condenado, se han infiltrado en ella y la estan destrozando por dentro. Lo mismo pretenden hacer con el Estado. El caso de Cataluna es ejemplar: los comunistas de la CUP aliados con los liberales de CiU para hundir a Espana.

    ResponderEliminar