jueves, 9 de noviembre de 2017

La contribución del afligido Omella al éxito del 1-O supera a la de Trapero

“En este momento, como pastor de Barcelona, comparto el dolor y el sufrimiento de la gente. Mi corazón llora con ellos. Yo deseo y pido al Señor que nos ayude a evitar la confrontación y a construir un futuro en paz. Después de dos años que llevo en la diócesis de Barcelona puedo decir que amo profundamente Barcelona y Cataluña, son gente maravillosa. Y amo también a España, y amo a la Europa a la que pertenecemos, donde yo he recibido mi formación siendo joven, tanto en Francia como en Bélgica”.
Oiga, no se vaya a pensar que esas palabras las pronunció alguien al que le pilló por sorpresa la declaración de independencia de Cataluña. Nada de eso. Esas palabras tristes y preñadas de zozobra y de amor, de amor desbordado por los barceloneses auténticos, por los catalanes de verdad, por España y por Europa, las pronunció el cardenal Omella: el mismo que firmó la NOTA de los obispos catalanes en defensa de los derechos identitarios del Pueblo Catalán. El que ayudó a poner en marcha la confrontación, el mismo, corre ahora lleno de piedad y unción al Vaticano, junto al Santo Padre, para que desde allí resuene mejor su voz urbi et orbi: “Yo deseo y pido al Señor que nos ayude a evitar la confrontación y a construir un futuro en paz”. ¿Yo? ¿El mismo que puso a disposición de los golpistas en su archidiócesis un tercio de los locales de votación para perpetrar el golpe de Estado? Oiga, que no hizo tanto Trapero por la independencia. El mayor de los Mozos de Escuadra hizo lo que pudo, que no fue poco; pero una absoluta nimiedad, comparado con lo que hizo Omella. ¿El golpista Omella?
Como todos saben, Omella es, en su calidad de arzobispo de Barcelona, el Presidente de la “Fundació Escola Cristiana de Catalunya”, en la que están agrupados 434 centros escolares (no tiene Trapero 434 comisarías). Es por tanto responsable de las actuaciones (¡casualmente delictivas!) de esa institución en orden a facilitar la celebración de un referéndum golpista. Pues bien, esta entidad puso todos sus centros escolares a disposición de los organizadores del acto central del golpe de Estado. ¿Puede alegar Omella, tan celoso de la disciplina y de la legalidad en el gobierno de su diócesis, que él no es más que la reina madre de esa institución? Pero aun así, lo más propio es que hubiese llamado a capítulo a los responsables inmediatos de esas acciones, y conforme a su estilo e instinto autoritario, comunicarles su destitución fulminante. ¿Ha ocurrido eso? No. ¿Por qué? Pues es muy sencillo: porque Omella está plenamente de acuerdo con esa actuación de sus subordinados. Aparte de que a más a más hubiese publicado una NOTA (ésta sí que hubiese sido oportunísima) para desmarcarse de esos actos y pedir perdón por los delitos cometidos por sus curas. Y se la hubiese hecho firmar a todos los obispos de Cataluña. Si hubiese estado en contra de la actuación de sus curas, frailes y monjas, que no es el caso. ¡A que sí!

Pero bueno, por ahí casi se podría escapar diciendo que la Fundació Escola Cristiana de Catalunya es una institución autónoma en la que él ni pincha ni corta (no es cierto, por supuesto), que el suyo es un cargo honorífico y que él delega. Y que ni siquiera le alcanza la responsabilidad in vigilando. Y para la colaboración activa de algunos de sus párrocos, que han puesto la respectiva iglesia al servicio de la comisión de un delito que está siendo perseguido por la justicia, ¿cuál sería la escapatoria? Los párrocos están bajo su responsabilidad directa, ¿no? Tampoco los ha llamado para destituirlos. Es que tal como están las cosas de podridas, bien podría ocurrir que la justicia les pida cuentas. Y no sólo a ellos, que al fin y al cabo son tan subordinados como los Mozos de Escuadra, sino también a su jefe, a Omella. Sí, claro, que la justicia le pidiese cuentas a Omella. El cabreo del Papa sería épico. Y el bochorno de la Iglesia, inenarrable.
Está claro que aquí lo importante, siéndolo mucho, no es la valoración moral, de cuya elasticidad han dado pruebas tan consumadas (añadan a los 40 de Vic; ¿pero esa gente tienen estudios?), sino la valoración penal. Sí, claro, estoy hablando de la valoración penal de estos actos: ¡porque la tienen! Resulta que el pobre Trapero, que no hizo casi nada (probablemente menos que Omella, puesto que ni siquiera se adelantó a los acontecimientos posicionándose al lado del golpe de Estado mediante la publicación de una Nota sibilina en favor del Pueblo Catalán) está cesado e imputado. Casi nada para empezar. Y los actos de Trapero no revisten mayor gravedad que los actos imputables a Omella. Evidente de toda evidencia.
Quiero decir con esta reflexión que la Iglesia en conjunto, y su jerarquía en particular, tendrían que ser enormemente cautos para no pisar terreno delictivo. Pero la apostasía es hoy el cáncer de la Iglesia. Y así, mientras por una parte despenaliza los pecados contra el sexto mandamiento y santifica la poligamia con tal que no sea simultánea, y consagra como agradable a los ojos de Dios el sexo contra natura, por otra se inventa “un sano nacionalismo, que normalmente se expresa con un sentido patriótico” que se opone a un “nacionalismo no sano”. ¿Para qué ese invento? Pues para poder hacer brindis al sol condenando enérgicamente y con cara de funeral el “nacionalismo no sano” desde las brumas del lejano Vaticano, al tiempo que cualquier iglesia local (en este momento, la de Cataluña) saca a escena sus acorazados para ponerlos al servicio del nacionalismo.
Y es inevitable entender que si mientras el Vaticano condena los nacionalismos no sanos, la Iglesia se implica hasta las cachas en un nacionalismo concreto como es el de Cataluña, es porque el Vaticano entiende que se trata inequívocamente de un “sano nacionalismo”, que dice el Secretario Vaticano para las Relaciones con los Estados. De lo contrario, lo condenaría explícitamente. Y sobre todo a los obispos y curas que se implican en él públicamente. Y puesto que no lo hace, hay que entender que el Vaticano ha clasificado al nacionalismo catalán (auténtica criatura de la Iglesia catalana) entre los nacionalismos sanos y patrióticos: ése es el intensísimo trabajo diplomático que ejercen un buen número de eclesiásticos catalanes ante la Santa Sede. Un trabajo muy eficaz. ¡Menos mal que el Papa frustró las aspiraciones de Omella de convertirse en el valedor de los golpistas ante el gobierno! ¿Qué pretendía nuestro cardenal con esa mediación disparatada?
Pero la gran cuestión es la penal: ¿Qué hacen en prisión los dos Jordis más la retahíla de responsables políticos del referéndum y de la declaración de independencia? ¿Ellos en la cárcel y Omella, más la Fundació Escola Cristiana de Catalunya tan campantes en la calle, más unos cuantos curas bien localizados que pusieron sus iglesias a disposición de la comisión del mismo delito por el que toda esa gente está en prisión? ¿Acaso Omella y los demás obispos y abades de Cataluña, más los 400 de la fama, más los curas que se han ido soltando por ahí, tienen bula? ¿Es que la ley es una para los civiles y otra para los eclesiásticos como ocurría en el franquismo, en el apogeo del nacionalcatolicismo? ¿Somos o no somos todos iguales ante la ley?
Tarde o temprano, si no es la fiscalía será un partido político de esos que tanto aman a la Iglesia, y si no una asociación del tipo que sea, presentarán querella contra Omella y sus secuaces por los delitos que cometieron para favorecer el golpe de Estado. La razón es muy simple. ¿Por qué los políticos sí, y los eclesiásticos no? Si hay ley, porque al final se trata de legalidad absolutamente universal, la hay para todos. ¿Y cuál será entonces la respuesta del Vaticano? ¿Omella en la cárcel como un Jordi cualquiera? No me lo puedo imaginar. Pero claro, se trata de legalidad universal que entiende todo el mundo menos los separatistas de la Iglesia, de Cataluña, de Bélgica o de donde sea. La prueba está en que si algún día llega a haber república catalana y se levanta contra ella una provincia o una ciudad con urnas tan fraudulentas como los duros de plástico, o con lo que le dé la gana; si se alza contra Cataluña como se ha alzado el gobierno catalán contra España, no responderían con el sainete que les ha montado Rajoy, sino con un furibundo rigor legal y paralegal. Ahí no habría derecho a decidir, democracia contra la ley ni nada que se le pareciese. ¡Ardería Troya! Ay, ay, ay, eminentísimo señor cardenal, al participar de ese modo en actos delictivos, está poniendo usted a la Iglesia en situación comprometida.
Y una última reflexión sobre las beatíficas palabras de Omella: “En este momento, como pastor de Barcelona, comparto el dolor y el sufrimiento de la gente. Mi corazón llora con ellos”. ¡Qué casualidad! Los del dolor y el sufrimiento, aquellos con los que llora el cardenal, no son los expulsados primero de la iglesia catalana por medio de la dictadura lingüística y luego de su política (la independencia es para su expulsión definitiva). El pastor llora por sus ovejas afligidas que ven cómo se les escurre la independencia entre los dedos. Porque resulta que los expulsados, los excluidos, los proscritos, los de la bandera española colgada en sus balcones y ondeada por las calles, esos no lloran ni están doloridos y sufrientes. Ahora, seguro que no. Están eufóricos porque por fin han sido capaces de salir a la calle todos juntos, constatar que existen y manifestarse con gran júbilo. Esos están exultantes. Así que ya sabemos por quiénes llora, llora que llora por los balcones nuestro sonriente cardenal, al que se le ha apagado la sonrisa. ¿No será porque las barbas de su Trapero está viendo afeitar?
Virtelius Temerarius

30 comentarios:

  1. Yo no creo para nada que Omella esté a favor del separatismo; simplemente, le falta valor para oponerse. El clero actual no destaca precisamente por su valentía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Hermenegildo, menos mal que Omella no está a favor del separatismo, porque si llega a estarlo se hubiese dedicado él mismo a coordinar a los independentistas con sus medios, y ahora con los CDR (Comités de Defensa de la República); hubiese sido el gran líder de la independencia. Se ha limitado a poner a su disposición todos los colegios religiosos (ahora electorales)de la diócesis. Y ha dejado hacer a sus curas. Y firmó una Nota en favor de los derechos identitarios del Pueblo Catalán. ¡Menos mal que no le interesa la independencia de Cataluña, menos mal!

      Eliminar
    2. QUINA VERGONYA DE ARTICLE. Si ustedes fueran la jueza Lamela, monsenyor Omella estaria en Soto del Real.

      Eliminar
  2. En 10 años todos moros
    Como los de aqui tienen perros y matan(aborto)a sus hijos sin que los obispillos y sus cubano adictos abran la boca, solo ls cierran y muy fuertemente a los sacerdotes de Cristo com D.Custodio Ballester que como buen cristiano no calla los asesinatos de estos indefensos hijos de Dios.
    Las parroquias catolicas iran cerrando y solo nos quedaran las 4 o 5 germinantes que todos conocemos.
    Luego estos obispillos diran como la Forcadell es que "solo fue un supuesto" y no somos culpables de este desierto.

    ResponderEliminar
  3. Y Rajoy ha hecho bueno a Trapero...9 de noviembre de 2017, 23:35

    Esta "huelga-sabotaje", general y política, ha dado como victoriosa a las CDR frente al 155 y Rajoy-Rajao y su ministro Zoido-Nooigo, pues por temor a las redes sociales, se ha dejado nuestras comunicaciones en manos de los radicales.

    En realidad, cortar carreteras y ferrocarriles es fácil, sólo hace falta cubrir el metro o diez metros de ancho que tenga la vía. Facilet...

    En España es tradición desde la lucha contra las tropas napoleónicas (1808-1814), donde al final, los transportes y correos sólo podían salir con un mínimo de 1000 soldados de escolta. La guerra de desgaste guerrillera de España y el precio de los uniformes Bleu de Lectoure hundieron a Napoleón...

    Pero el momento "guerrilla" de España fue durante la III Guerra Carlista (1872-1876).

    Los ferrocarriles catalanes, en manos de los burgueses catalanes, caían en frecuentes emboscadas: raíles desmontados, troncos en medio de la vía...

    Pero lo más interesante era el susto que pegaban a los pasajeros. Una vez detenido el tren, empezaban a disparar contra el tren sin ánimo de matar. Los pasajeros, en el suelo, oían como las balas rompían madera y cristales, y caían los fragmentos de vidrio sobre ellos.

    Los beneficios caían, para horror de los burgueses de Barcelona, y los generales liberales, en ridículo...

    Lo que motivó una de las campañas de bombardeo con artillería de lujo a los generales carlistas. Si un cañonazo de hierro no podía con ellos, estaban totalmente inertes e inermes frente a un artillerazo de 10.000 monedas de oro...

    Eso y las peripecias de oficiales liberales como Prim por Vic y los prepirineos...

    ResponderEliminar
  4. El Moviment Nacional y sus Tonton Macoutes de las CDR9 de noviembre de 2017, 23:51

    "¿Qué hacen en prisión los dos Jordis más la retahíla de responsables políticos del referéndum y de la declaración de independencia? ¿Ellos en la cárcel y Omella, más la Fundació Escola Cristiana de Catalunya tan campantes en la calle, más unos cuantos curas bien localizados que pusieron sus iglesias a disposición de la comisión del mismo delito por el que toda esa gente está en prisión? ¿Acaso Omella y los demás obispos y abades de Cataluña, más los 400 de la fama, más los curas que se han ido soltando por ahí, tienen bula?"

    Después de haber hecho en la huelguilla de país estos periquillos de las CDR o Comités de Defensa de la República (fem caixa, a cobrar), me llegó un pasquín pidiéndome que me afiliara a las CDR de mi barrio de Barcelona:

    En esencia, era un papel escrito a una cara:

    - Mitad superior: gran punto negro con escudo

    - Mitad inferior: “Vols formar part del CDR [nombre del barrio]? Envia un email a: cdr[nombre de barrio]@gmail.com. Anima't a defensar la República!”

    -- El escudo, en esencia, tiene dos espadas cruzadas al estilo del 7º de Caballería y a los Tres Mosqueteros (puntas arriba), y tiene dos masías arriba y abajo.

    No soy experto en blasonamiento o descripción heráldica del escudo, pero sería quizás así:

    a) Escudo de caballero (tres picos en el jefe o arriba, el pico central más elevado) de acero viejo, con refuerzo radial o remaches. Escudo de asociación civil (no otorgado por Rey o Papa).

    b) Campo del escudo: emblema de dos espadas cruzadas en dos ejes en diagonal, con dos masías, una en jefe (arriba) y otra en punta (abajo).

    c) Las dos espadas son Ensis o Spatha, largas de caballero, empuñadura sin pomo, de mango con guarda curva, de uso con una sola mano, estando las dos espadas cruzadas en toda la diagonal el escudo (al modo del 7º de Caballería). Espada de hoja recta de doble filo y en punta para rebatir armadura (cortante y punzante). Espadas con las puntas hacia arriba.

    d) Dichas espadas están acompañadas por dos masías: en el jefe (arriba) una masía pairal, y en punta (abajo) una masía basilical (parecida a una iglesia).

    COMENTARIO

    1. Para ser republicanos, es curioso que usen un escudo nobiliario, y es curioso que se parezca al escudo de las CDR cubanas: jornalero o cortero con sombrero enarbolando machete de corte de caña de azúcar, y con un escudo con la bandera cubana.

    2. El cruce de espadas en punta hacia arriba es muy Warrior Hollywood: parece un cruce entre el 7º de Caballería y los Tres Mosqueteros (o Mosqueperros): uno para todos, todos para uno (símbolo de unidad de acción, igual intención en defender el bien y castigar el mal unidos por una misma causa).

    3. Las dos masías le dan un aire nazi a los CDR (“un país, una cultura, una història, una llengua), pues hace una reminiscencia retrospectiva al pasado. Los nazis usaban el alfabeto de runas o Futhark germánico, mientras que los fascistas italianos los símbolos del Imperio Romano, y Franco los elementos heráldicos medievales. Los revolucionarios izquierdistas (rusos, chinos, coreanos, vietnamitas), nunca han recurrido a elementos del pasado, pues éste debía de ser destruido por ser opresor.

    4. La masía puede tener un significado telúrico, mítico, primitivo, astral, poético y algo nuevaerano, y remite a la obra cumbre de Miró “La Masía”, el “Guernica” del País Vasco, como si fuera la “mediterraneidad”, pero en plan más satánico: valores de la cultura de la muerte, el relativismo y la ideología de género, el pancatalanismo irredentista, y el monolingüismo.

    5. El escudo ha eliminado la referencia real y nobiliaria militar y eclesiástica, pero incluye la Orden de Caballería y las masías, una de ellas de estilo basilical que recuerda las iglesias de pueblo, pero excluye a los siervos de gleba y la Reconquista.

    6. El nombre de “mi” CDR de barrio, curioso, va en paralelo con el nombre de “mi” Consejo de barrio del Ayuntamiento de Barcelona de Colau

    ResponderEliminar
  5. El Muviment Nasiunal y las CDR-SA10 de noviembre de 2017, 0:33

    Enric Juliana, en la Vanguardia, nos ha regalado con la solemne incomprensión del fenómeno, cual es comparar los CDR a los supuestos herejes franciscanos hiperausteros "fratricelli":

    "Un poco franciscanos, un poco libertarios, un poco leninistas, y no todos nacionalistas, los fraticelli han marcado el ritmo a convergentes y republicanos, prisioneros de su insomne competición".

    No, "un nada franciscanos... un mucho de leninistas-estalinistas... "un poco de anarcas-libertarios para despistados".

    Artículo: Entran en escena los CDR:
    www.lavanguardia.com/politica/20171109/432730323430/entran-en-escena-los-cdr.html

    Comparando con otros países-víctimas, se corre el riesgo que los CDR sean una policía secreta y paramilitares, pues ejercen una violencia mediante o bien el recurso a la amenaza, seria y fundada, de que puede haber coacción-fuerza para hacer cumplir una orden, y que se está dispuesta a usarla, o bien se utiliza de su capacidad para intimidar con el fin de disuadir a la sociedad hacia una acción concreta.

    Estos CDR carecen de domicilio social, presidencia, consejeros, representantes, estatutos, administración, registro, presupuestos, personal, infraestructuras, patrimonio. Las CDR son opacas, ocultas y secretas: inadmisible en una democracia y un Estado de Derecho.

    Son un Estado paralelo, como Cuba. Regresamos al pasado, como el Movimiento Nacional franquista (la unión del Estado con el Partido).

    El Moviment Nacional català funciona ya como un Parlamento paralelo, que impone una ley popular, no democrática, como norma imperativa de inexcusable cumplimiento (¡huelga patriótico-popular, camaradas!), y la coerción la ejercitan los CDR, cuya cúpula es un Gobierno oculto y los CDR de barrio son una policía paralela y paramilitar del Pueblo, forzando al cumplimiento inmediato de la “ley popular”, o bien tomando información invisible de campo sobre los “desafectos” y “desobedientes” (los gusanos) para represaliarlos posteriormente con métodos violentos: pinchazos, cerraduras obstruidas, boicot.

    Sin garantías jurídicas, como pasó con la CNT-FAI durante los 1930, cuando tomaba nota de las características de las iglesias, empresas y otras instituciones.

    ResponderEliminar
  6. El Muviment Nasiunal y las CDR-SA (2)10 de noviembre de 2017, 0:35

    Los CDR son Comités de Destrucción [económica] y Represión [política] de Cataluña. Parecen creados por la ultraderecha española para dinamitar a Cataluña y enloquecerla a base de despotillas, totalitarietas, maquis de paperina, guerrilleros de pa sucat amb oli, patriotas de Titanic, hitleritos mussolinianos de fireta...

    Imitados de Cuba, estos son los que pasan información por las redes sociales como ésta:

    “CDR El Quinto. Informo que el comerciante señor Esteve y su hijo Estevet, ha abierto durante esta huelga patriótico-popular, de 8 a 5, con las persianas medio bajadas. Su almacén está al lado, en el nº 5. Tiene furgoneta Passat matrícula TXE-750. Vive en Cienfuegos, 2 duplicado, 3-4, interior. Sus hijos van al colegio "Ramón Espinosa Martín”, en secundaria, aulas A-3 y B-4".

    Por eso, todo el mundo, hasta los Mozos de Escuadra, deberían de reflexionar sobre a qué tipo de país se quiere llegar. Cataluña puede engordar económicamente a Aragón, Valencia y Madrid u otro país: el congreso de móviles puede irse a Madrid o París, la Agencia del Medicamentos pueden ir a Francfurt, y el turismo se desplazará a otros sitios si hay más campañas anticapitalistas “tourists go home” y "tourism kill city". Los hay más tontos, pero no tanto como en Barcelona...

    En Colombia, las FARC, al momento de secuestrar, según dijo el carismático Marino Restrepo, sabían toda la información económica personal y familiar del secuestrado, tal era la infiltración en las instituciones públicas y privadas: cuentas bancarias, negocios, propiedades, impuestos pagados. El rescate era, por tanto, innegociable: pagas o te pudres en la selva.

    De hace pocos días: en Cuba, de unos 11 millones de habitantes, tiene unos 2,5 millones huidos en el exilio. De estos 11, increíblemente, unos 6 millones forman parte de algún componente de las Fuerzas Armadas y de Seguridad cubanas: los CDR, milicias, brigadas, ejército, policía, ejército juvenil, defensa civil, espías, informantes, secretas...

    Cada ciudadano tiene el abrazo fraternal de un CDR, un policía y un militar.

    Por cierto, en Cuba tienen el "América nos embarga", igualico igualico que el "Madrit ens roba"... los inútiles e ineptos pero dictadorzuelos se copian...

    ¿Así acabaremos en la República de Catalunya?

    ¿Con unas Sturmabteilung o «SA»? ¿Tendremos grupos Trupp (más de 50 hombres) o Schar (4–16 hombres) per barri i districte? Mmm... me gustaría ser SA-Obergruppenführer de la Vieja Guardia...

    Germinant Catalunya cubana, o vet a saber què... Heil Che!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estamos otra vez con la IDIOTEZ de mofarse del catalán.

      Eso de Muviment Nasional sobra.


      Eliminar
    2. El primero que hace una mofa de lo más sarcástico contra el catalán es el honradísimo Pompeu Fabra, el químico metido a lingüista, que refleja en su gramática y en su diccionario el odio cerval al español (seguramente derivado de su odio a España y a los españoles). Se lo digo, Pompeu Fabra es ridículo, esperpéntico. Pero como todos los medios, empezando por los académicos, se han puesto de acuerdo en que el rey lleva unas vestiduras riquísimas, nadie se atreve a decir que ese rey está absolutamente desnudo, enseñando sus vergüenzas y haciendo exhibicionismo de su desvergüenza. Caballero, cuando usted sea capaz de criticar a todos, a todos los que hacen burla del catalán, y a hacerlo en su justo orden (que hay categorías) empezando por el infausto Pompeu Fabra, entonces me parecerá respetable y sensata su protesta. Pero empiécela por donde ha de empezarla.

      Eliminar
    3. Ya estamos otra vez con la IDIOTEZ de mofarse del catalán.

      Eso de Muviment Nasional sobra.

      ... pues sufriría si leyera Dolça Catalunya...

      No se burlan del catalán, sino de unos falsos e ineptos patriotas de cine de barrio, escolti...

      Eliminar
    4. Pompeu Fabra era enginyer industrial.
      Ho comento només per preservar el bon nom dels químics.

      Eliminar
  7. Puestos a hacer exégesis...

    Son muy significativas del talante de nuestro cardenal, sus palabras de contrición: “En este momento, como pastor de Barcelona, comparto el dolor y el sufrimiento de la gente. Mi corazón llora con ellos". Está claro que lo suyo no es pensar. ¿"Pastor de Barcelona"? ¿Y eso qué es? ¿Pastorea a Barcelona? ¿A toda ella? ¿A una parte? ¿a los elegidos? Cualquier cosa. Lo importante era decir algo.

    "Comparto el dolor y el sufrimiento de la gente?" ¿La gente? ¿Dónde he escuchado antes esa expresión? ¡Ah, sí! Ha sido el populismo el que la ha acuñado. Pero sin nombrar al "Pueblo", que tiene demasiadas connotaciones políticas. Ni al "Pueblo de Dios", expresión eclesiástica políticamente neutra. Ni a los ciudadanos (expresión demasiado burguesa), ni a "los fieles", expresión eclesiástica muy reduccionista. Omella entendió que era mejor hablar de "la gente", como Pablo Iglesias (Iglesias al fin y al cabo; ya ven qué gran afinidad!)

    Y ya, para que arranquen a llorar los violines, "Mi corazón llora con ellos". Oiga, mírese todas las fotos que quiera de Omella: no se adivina en sus durísimas facciones un corazón capaz de llorar por nadie ni con nadie.

    Y hablando de facciones, muy interesante la de la última foto del artículo: el obispo Novell mientras comete su acto de traición al rebaño que le encomendó la Iglesia. ¡Qué cara! Pero esta vez no va disfrazado de demonio, que le hubiese quedado muy bien, sino de obispo. Sólo le faltaban la mitra y el báculo, para que viese todo el mundo que la Iglesia estaba optando y votando. Que se notase claramente que no era el señor Javier Novell, con DNI x el que votaba, sino la Iglesia. Es que él, evidentemente se ha adelantado al juicio de Dios y ha separado a los buenos de los malos: se abraza a los primeros, y condena a los segundos. Las ovejas a su diestra, y los cabritos (por no emplear la expresión más al uso) a su izquierda. Todo claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo gracioso es que Novell conserva el DNI y el Pasaporte del Reino de Espanyansroba, y está bajo el Nuncio de la Santa Sede y la CEE ubicadas en la Villa y Corte de Madritensroba, cobrando de la X. Como Tardà de ERC.

      Eliminar
  8. La política de Omella está clara: "qui dia passa, any empeny", o sea esperar la jubilación. Mientras tanto, consultas participativas inútiles, titubeos, sonrisitas (to er mundo es güeno), la alfalfa sobre la mesa y retahílas de "cuando yo era párroco en un pueblo..." Los vicarios episcopales, mientras tanto, inamovibles... Las "inmejorables" cuentas del obispado se cubren con una oportuna venta de patrimonio (al menos, este año lo reconocen)... Por cierto, ¿qué pasó con el asunto de los Camilos del Guinardó? ¿No se iba a constituir una Fundación canónica? Me dicen que a Mossén Batlle no se le ve por allí el pelo... ¿Se va a conservar la Casa -Reposo o se la está encaminando hacia la extinción? En fin, el corazón del Arzobispo llora por otros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, y además, las circunstancias políticas han empeorado la situación.

      Eliminar
  9. ¿Omella facilitó que las escolas cristianas estuviesen abiertas para el referéndum? SÍ.

    Omella, A PRISIÓN, por colaboración material importantísima en el referéndum ilegal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es espiritual, moral y teológico10 de noviembre de 2017, 14:33

      Esto es demasiado, Mons. Omella no ha cometido ningún ilícito penal, so exagerado.

      Pero en el ámbito moral y espiritual, le conviene a Mons. Omella seguir el consejo de Benedicto XVI de este abril, cuando dijo que hacen falta cardenales-arzobispos al nivel de combatividad e intelectualidad como los cardenales-arzobispos polacos de Varsovia y Cracovia, Wyszynski y Wojtyla, e identificar a los enemigos de la Iglesia, el islamismo y ateismo radicales.

      Eliminar
  10. Está usted zumbado y no tiene ni idea lo que es ser pastor de una diócesis con la mitad de sus almas (más de la mitad en caso de los pastores o sacerdotes) carcomidas por el nacionalismo. No defiendo la actuación de Omella, pero con estas acusaciones hace usted un juicio muy temerario sobre Omella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy,Ayyy,Ayyyy,nada HOMBRE,los delincuentes a la CARCEL,VAYAN CON UNIFORME o SIN EL!!!

      Eliminar
  11. No hay más ciego que el que no quiere ver, Catalunya ja está independizada de España solo tiene que hacerlo formalmente.

    ResponderEliminar
  12. No creo que al cardenal Omella le llame la justicia. Pero algo tendrá que declarar sobre lo que ha hecho. Por ejemplo, podría ser en el Congreso. Si llaman a declarar a Isidre Fainé, ¿por qué no a Omella?:

    “El Senado ha convocado para los próximos días 14 de noviembre y 11 de diciembre a los principales banqueros de España en un desfile sin precedentes

    ha citado formalmente al presidente de la Fundación la Caixa, Isidro Fainé, al consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, al consejero delegado de BBVA, Carlos Torres y al consejero delegado de Kutxabank, Javier García Lurueña”

    ¿Porqué distinguen a Fainé como presidente y a los otros sólo los consejeros delegados?

    http://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2017/11/10/5a049b4622601d8e758b46c4.html



    Allí podrá explicar si la infame nota era simbólica o el disparo de salida, si la firmó porque se lo dijo Jaume Pujol, si habló con Fainé como este con Junqueras o porqué.

    Algunos se ven en la necesidad creciente de disimular:

    “LA GUINDILLA Al obispo de Solsona, Xavier Novell, por unirse a la huelga general en Cataluña”

    https://www.elconfidencialdigital.com/opinion/la_guinda_y_la_guindilla/la_guindilla/Solsona-Xavier-Novell-general-Cataluna_0_3035696425.html



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Novell, como una parte de la Cataluña interior, sigue atrapada en su burbujilla estelada...

      Eliminar
  13. Virtelius, aquest cop estàs faltant a la veritat. La Catalunya independent que hauria sortit del procés hauria estat asfixiant i anticristiana, però la que tu dissenyaries, a jutjar per la teva capacitat de demagògia tampoc em sembla desitjable.
    Podries afirmar que Omella és massa prudent, o covard fins i tot, perquè no va fer el que tu voldries que hagués fet, però considerar que està d'acord? Realment pots, en consciència, acusar Omella de ser afí a l'independentisme? Em sap greu, però ni Espanya ni l'Església es defensen així...
    Una darrera pregunta, on ens juguem la nostra relació amb la realitat: Tu creus que el que van fer els "400 de la fama" que els hi dius tu va ser un delicte?
    Una estupidesa, una immoralitat, seria discutible (jo crec que ho eren), però, un DELICTE?
    Això que fas no és just, no és just.
    Si l'alternativa al reduccionisme miop de l'independentisme és igual de miop estem ben arreglats...
    Aquesta no és la tradicional lleialtat als fets que sempre ha caracteritzat a Germinans...
    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oiga, don Giorgios, he vuelto a leer el artículo, y lo que yo he entendido que puede ser constitutivo de delito no es que los 400 de la fama hayan firmado un papel, sino que el arzobispado de Barcelona, cuyo jefe es Omella, haya cedido los locales para las urnas. Eso sí que es delito. Por ese delito están otros en la cárcel, no por firmar manifiestos.

      Eliminar
  14. Dios, mío, ¡¡¡ esto clama al cielo ¡¡¡ un obispo osó permitir que la gente votase en un referéndum ILEGAL . Era ILEGAL, en una Democracia, y permitió que se pusieran urnitas en sus colegios y la gente VOTASE, y se atreve a ponerse a favor de la independencia de Cataluña, separarse de España, nación que ha existido por la Eternidad, no tubo principio, siempre existió y no tendrá fin. España, ese valor eterno, sagrado, biblíco, hasta en los mandamientos de la Ley de Dios dice: Amarás a España sobre todas las cosas. La palabra " Absoluto " se pensó cuando la humanidad conoció a España: he ahí un valor absoluto, una Nación Eterna.

    Permanecerás unido a España por toda la Eternidad, no osarás ni pensar en separarte de ella.

    Una nación que siempre ha existido, desde antes de la Creación del mundo ya existía España.

    ¡¡ como está la Iglesia Católica¡¡ se aproxima el fin del mundo, se dan todas las señales, ya está aquí¡¡

    Cuanto sabe la Cigüeña, cuanto nos instruye, un bien imprescindible en nuestras vidas, ante tanta, tanta confusión.

    ResponderEliminar
  15. Sr. anónimo de las 20:56

    Oh, oh, oh, estamos todos admirados y bocabadados de su ingenio sarcástico. ¿Ingenio? No, ¡genio! Es usted un genio. ¡Qué agudo, qué mordaz, qué esperpéntico! Seguro que después de soltar su genial comentario se ha mirado al espejo, henchido de orgullo, y se ha felicitado. Claro que sí, nos tiene a todos descolocados. Lo más impresionante de todo es el enorme valor argumental de su alegato. Supongo que es en defensa de la nación catalana y todo eso. Porque veo que no la nombra.

    De todos modos le digo que si yo tengo un apartemento en un condominio (aquí lo llamamos comunidad de propietarios), yo no dejo que me destrocen el condominio, montándose cada uno o cada 3 un nuevo condominio por su cuenta; más que nada porque a partir de ahí, los problemas que ya tenía la finca se multiplicarán: y si las cosas se ponen demasiado tiesas, de manera que amenace ruina toda la finca, pueden acabar a palos.

    Bueno, me he ido por las ramas, pero he puesto sobre la mesa un argumento, no una ironía, ni un sarcasmo, ni un insulto, ni una estupidez.

    Bien, de todos modos le recomiendo que limpie el espejo en que se mira, porque no consigue ver en él su imagen real. Como que está tan sucio, lo que acaba viendo es su imagen inventada.

    Tenga usted un buen día.

    ResponderEliminar
  16. Perfecto. ¿ quién da el paso y antepone una denuncia? Dejemos de hablar y actúen si creen que tienen razón.

    ResponderEliminar
  17. Misa vespertina en castellano, sábado 11 de noviembre en el puerto de Cambrils. Entre las preces:
    "Por las personas encarceladas injustamente, roguemos al Señor."

    ResponderEliminar
  18. Apostilla al artículo de ayer sobre el abad Soler.

    La democracia resuelve algunos problemas, pero crea otors. La autoridad del abad (y en general de todos los superiores religiosos) es absoluta; por lo cual estos superiores tienden al absulutismo y al despotismo que, como vemos en el abad Soler puede llegar a extremos destructivos de personas e instituciones. Y aguantando, que es gerundio. El caso de Valvanera es un ejemplo de libro.

    Y ahí está el tirano montserratino como estrella (una más) que guía el prusés hacia la autodestrucción. Igualito que la destrucción de Valvanera y la de Montserrat a manos del tirano. Es que un árbol tan malo, completamente roído por la carcoma, es imposible que dé buenos frutos.

    ResponderEliminar