jueves, 12 de octubre de 2017

Progresistas que decepcionan a los nacional-progresistas (II): José Ignacio González Faus s.j.

"Creo llegado el momento de gritar también contra la bajeza de Junqueras y Puigdemont"
José Ignacio González Faus es un teólogo y sacerdote jesuita afincado en Cataluña, que aunque nunca ha dicho una palabra en catalán siempre ha sido admirado y defendido por el nacional-progresismo por sus posicionamientos teológicos progresistas. Defensor de la Teología de la Liberación ha sido durante muchos años profesor de Cristología en la Facultad de Teología de Cataluña. Su obra "La humanidad nueva" fue corregida por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que presidía el entonces cardenal Ratzinger, por sus planteamientos liberacionistas y marxistas alejados de la doctrina de la Iglesia.

Dijo hace poco el papa Francisco que estamos ante una "tercera guerra mundial", pero que hoy las guerras tienen otro formato, distinto de las clásicas. Me pregunto si eso mismo será aplicable a la situación española: ¿estamos en una nueva guerra civil? Aunque quizá hemos progresado algo y ya no se dispara con armas de fuego sino con fuego de afectos.

En cualquier caso, quizá valga la pena recordar las célebres palabras de Pío XII en los años cuarenta: "nada se pierde con la paz, todo puede perderse con la guerra". Temo que vayamos a perderlo todo: porque, en este tipo de guerras, ya no hay vencedores ni vencidos: sólo víctimas por ambas partes, unas más a corto y otras más a largo plazo.

Es muy probable que la guerra no sea propiamente entre Cataluña y el resto de España, sino entre los descendientes de aquellos locos que gritaban "antes roja que rota" y los otros locos que cantaban: "de la sang dels castellans, en farem tinta vermella" (haremos tinta roja con la sangre de los castellanos) y que, más que representar, suplantan a sus respectivos pueblos. Ambos grupos muestran que el fanatismo es el único campo donde se cumple aquello de "todos los hombres son iguales".
Así, frente a un Rajoy vengativo que parece buscar sólo la humillación del rival, aparece un Puigdemont vanidoso que "ya se siente presidente de un país libre" (según declaró a la revista Bild); al menos Artur Mas había dicho que el día en que se declarara la independencia, renunciaría él a ser presidente.

Por si fuera poco, el discurso del rey (que hasta ahora siempre me había parecido correcto en sus actuaciones, y que esta vez parecía escrito por Rajoy), ha venido a echar más leña al fuego. De modo que "éramos pocos y parió la monarquía", si me dejan parodiar aquel dicho castizo sobre la abuela.

Hasta ahora he gritado contra la hipocresía de Rajoy, porque todo lo que ha ocurrido se veía venir y él prefería no verlo. Pero creo llegado el momento de gritar también contra la bajeza de Junqueras y Puigdemont, que sabían perfectamente que estaban violando el Estatut de Cataluña, saben también que los datos referendarios que ofrecen no pueden tener validez jurídica y que la declaración unilateral de independencia es un riesgo mayor que construir una central nuclear en una zona sísmica. Pero siguen empujando a su pueblo hacia un Chernóbil político, mientras fingen obedecerle.

En ese contexto, permítaseme una comparación con el proceso que llevó hasta algo tan increíble como la Alemania de Hitler. Aclaro de entrada aquella sabia precisión latina: "comparatio non tenet in omnibus" (una comparación no vale en todos los puntos). Por tanto no estoy queriendo decir que Junqueras y Puigdemont sean nazis, ni que busquen un imperio, ni que vayan a eliminar judíos o a instaurar una dictadura. No digo nada de eso (aunque me acusarán de haberlo dicho).
¿Dónde está pues la comparación? En los estados de ánimo: en el tratado de Versalles en 1919, Alemania había sido víctima de una paz injusta y humillante. La república de Weimar podría haber ido funcionando como terapia lenta, a menos que apareciera un loco que se aprovechase de los sentimientos heridos. Pero ese loco apareció y todos le siguieron mecidos e ilusionados por sus promesas. Luego hemos dicho muy alegremente que los alemanes eran racistas, cuando sólo habían sido engañados y llevados a un callejón sin salida, donde había que jugarse la vida propia y la de la familia, si uno quería hablar en favor de la justicia. Por eso prefirieron no saber y luego ocultar avergonzados la pasión que habían sentido por el Führer.

Del mismo modo, no es que los catalanes sean desleales, ni que no amen a los españoles (quizá los quieran más que algunos españoles a los catalanes); es simplemente que unos iluminados les han ofrecido el bálsamo de Fierabrás "que con sólo una gota sea ahorran tiempo y medicinas", como pretendía don Alonso Quijano.

En esta misma dirección, Puigdemont y Junqueras han sido como donjuanes que seducen a doña Inés y luego se limitan a repetir: "es lo que ella quería". Daba pena daba oír algunas voces ilusionadas tras la manifestación del pasado 11 de septiembre, que decían: el año que viene ya será distinto y celebraremos este día en una Catalunya libre y feliz. ¡Qué contraste con el pánico irracional que ha comenzado a gestarse hoy ante el anuncio de que el Banco Sabadell traslada su sede social a Alicante y quizá no sea el único!

Ya comienza a hablarse de corralitos y hay gente que quiere sacar sus depósitos bancarios cuanto antes, con riesgo de producir eso que se llama profecías autocumplidas, tan típicas del miedo. Es posible que Junqueras y Puigdemont suscriban aquellas palabras que oí a una religiosa: "prefiero pasar hambre siendo independiente, que comer siendo española". Respetable; pero una decisión de ésas ¿puede imponerse a todo un pueblo sin haberle avisado antes?

Soy consciente de cuántas bofetadas van a traerme estas líneas. Pero, si siempre he creído que debía solidarizarme con una Cataluña maltratada por el PP (verdadero culpable de las atrocidades policiales del pasado domingo), creo que ahora debo solidarizarme con esa media Cataluña maltratada por la otra media: con Isabel Coixet (cuyo artículo del miércoles en El País llenaba de tristeza), con Ángels Barceló, con Joan Manel Serrat, con Pere Casaldáliga (que hasta ayer seguía "lúcido a pesar de su párkinson y que ahora de repente "se ha vuelto chocho") y con los pobres niños, hijos de policías o de padres no independentistas, cuyas infancias han sido destrozadas y de los que uno ya no sabe cómo cuajarán en personas, sin que nadie diga que eso del bullying también tiene aplicación aquí.
Ignacio de Loyola tiene fama de buen psicólogo. Desde la espiritualidad ignaciana que intento seguir, la solución parece tan simple como difícil: que cada uno mire allí donde no quiere mirar: no a ese único punto en el que tiene fijos los ojos, sino a eso otro punto (propio o ajeno) que de ningún modo quiere ver. Pero esto han de hacerlo todos.

El artículo citado de Isabel Coixet lo recomendé a un amigo y me contestó que no valía la pena leerlo porque, "siendo de El País, ya se sabe lo que dirá". Eso es exactamente lo que no hay que hacer y lo que somos más inclinados a hacer: desautorizar los argumentos no por lo que dicen sino por quién los dice.

El evangelio de Lucas cuenta una escena, aplicable a lo que estoy queriendo decir: Jesús parte con los suyos de Galilea a Judea y, al atravesar Samaría, son maltratados y mal recibidos por los samaritanos. Esto lo deja muy claro el texto. Entonces, dos de los discípulos más significativos (Santiago y Juan) reaccionan de una manera desproporcionada y vengativa. Jesús "les riñó" por eso. Y algunos manuscritos dan palabras a esa riña: "no sabéis de qué espíritu sois". Pues bien: hermanos Junqueras y Puigdemont, en otros aspectos podéis ser tan excelentes personas como Santiago y Juan. Pero en este tema concreto "no sabéis de qué espíritu sois".

*Escrito publicado por José Ignacio González Faus en el portal digital Religión Digital el 7 de octubre de 2017

24 comentarios:

  1. De acuerdo, pero ni una palabra sobre las injurias y desprecios varios que estos días han sufrido los policías, tampoco mención a que 430 de ellos también resultaron heridos el 1-O.
    Ni una palabra sobre el goteo de miles de catalanes que desde 1980 optaron por auto exiliarse, éxodo debido a la orientación preclara al pensamiento único cuyos últimos "éxitos" son por ejemplo el despreciar la palabra escrita de Isabel Coixet en estos días tan delicados y difíciles; ni una palabra por las lágrimas de los impelidos a marcharse porque hubo quien sembró odio a fin de que se sintieran extranjeros en su patria.

    ResponderEliminar
  2. Heidegger: la nada nadea13 de octubre de 2017, 1:32

    1. "En cualquier caso, quizá valga la pena recordar las célebres palabras de Pío XII en los años cuarenta: "nada se pierde con la paz, todo puede perderse con la guerra". Temo que vayamos a perderlo todo: porque, en este tipo de guerras, ya no hay vencedores ni vencidos: sólo víctimas por ambas partes, unas más a corto y otras más a largo plazo."

    Siendo la independencia de Cataluña un medio para conseguir los Países Catalanes, y con ello la destrucción de España (Euskalerria...), una guerra civil sería, en estos momentos, lo más barato y sencillo: derrotado el independentismo, no habría guerra por los Países Catalanes. Éste es un factor olvidado y despreciado por nuestros queridos secesionistas arrauxats...


    2. "Así, frente a un Rajoy vengativo que parece buscar sólo la humillación del rival, aparece un Puigdemont vanidoso que "ya se siente presidente de un país libre" (según declaró a la revista Bild); al menos Artur Mas había dicho que el día en que se declarara la independencia, renunciaría él a ser presidente."

    Segundo error. Este gallego que nada hace, galleguea como la nada, que nadea, como dijo Heidegger. Si tu pones ante Rajoy, Aznar, Suárez o Felipe González ante el brete de "o independencia o independencia", y por tanto, guerra para conseguir en un futuro los Países Catalanes, no das ningún margen de nada nada para dialogar, so mendrugos intelectuales... Otra vez, la nada ¿qué hace por vuestra cabezota de cebolla? nadea, como dijo Heidegger...


    Separatistas, so indigentes racionales, indocumentados en entendimiento... para negociar, no se puede decir a tu interlocutor "o taza de caldo o taza de caldo"... inútiles... os vais y os van a dar de boinazos...

    ResponderEliminar
  3. El Padre de la mentira y el homicidio13 de octubre de 2017, 1:47

    "El evangelio de Lucas cuenta una escena, aplicable a lo que estoy queriendo decir: Jesús parte con los suyos de Galilea a Judea y, al atravesar Samaría, son maltratados y mal recibidos por los samaritanos. Esto lo deja muy claro el texto. Entonces, dos de los discípulos más significativos (Santiago y Juan) reaccionan de una manera desproporcionada y vengativa. Jesús "les riñó" por eso. Y algunos manuscritos dan palabras a esa riña: "no sabéis de qué espíritu sois". Pues bien: hermanos Junqueras y Puigdemont, en otros aspectos podéis ser tan excelentes personas como Santiago y Juan. Pero en este tema concreto "no sabéis de qué espíritu sois"."

    Y le recuerdo claramente a José Ignacio González Faus y a todos sus compis progres, que aquellos en los que cree (José y María, un tal Jesús...), cumplieron en su época, TODOS los Mandamientos de la Ley de Dios y TODOS los preceptos de la Tradición, costumbre y Magisterio judíos: pureza, fiestas, prohibiciones, obligaciones...

    Vosotros NO los cumplís, porque os llamáis católicos, pero no habéis hecho ninguna denuncia profética contra esta generación malvada y perversa, que desde el Gobierno, el Sacerdocio y el Pueblo, aprueban las leyes inicuas de la cultura de la muerte, del relativismo y de la ideología de género: aborto, reproducción asistida, homosexualismo, divorcio (dureza de corazón)...

    Sois dignos hijos de vuestro Padre, que desde el origen fue la Mentira y Homicida...

    Hemos de rezar por todos nuestros consagrados en estos tiempos muy difíciles para todos ellos, sean de lo que sean, y nosotros sin excepción...

    ResponderEliminar
  4. Amigos de Germinans, en vez de comentar el texto de González Faus, permítanme que exponga lo que yo creo debería ser la reflexión de un teólogo.
    De entrada, un teólogo no puede guiarse por sus prejuicios, por miedos, por cambalaches pasteleros, la peor de las posiciones ante la verdad. Ya sabemos que para la Compañía de Jesús en Barcelona –séame lícita la generalización porque no conozco ninguna excepción entre los miembros que se pronuncian—todo lo que viene de España y su gobierno legítimo es nefando si está en el poder un partido que no sea de izquierdas. Por tanto, como es nefando, hablemos de lo que hablemos siempre tiene la culpa, es el instigador del mal, etcétera. En fin, el averno. Con eso quitamos hierro a la culpa del adversario. Y tapamos de paso nuestras propias miserias: el bullying y adoctrinamiento de los niños jamás es de nuestros colegios (El Clot), la violencia es policial no del director general jesuita que prepara la estrategia contra la policía y la guardia civil o facilita el odio con políticos de fajín negro. Eso, de entrada, es muy feo. Y muy canalla.
    Pero el teólogo debe proponer doctrina de la Iglesia. Partir de la revelación. Y anda que no hay textos evangélicos (el aducido también, cierto) y paulinos al respecto. Repasar la historia de la Iglesia. De los padres apologistas se puede sacar mucha materia. Y, si se tercia, poner los codos sobre el Fliche-Martin. Y, por supuesto, las enseñanzas recientes colegiadas (Conferencias Episcopales) y documentos pontificios. Aquí se han presentado en numerosas ocasiones. Si en nuestra teología light nos parece muy fuerte lo del anatema sit, digamos sencillamente “no escriban tonterías”.
    También la historia civil puede ayudar a la iluminación teológica para su aplicaciçon de los principios. La república de Weimar despertó al pueblo alemán. Pero despertó sobre todo a los responsables, no de la política, sino de la vida civil: teólogos y científicos, en particular. Aquí el envilecimiento y odio promovido por obispos, curas y religiosos ha enlodado el entorno y ha convertido la atmósfera en una capa tóxica de mentira y miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me da la gana13 de octubre de 2017, 13:47

      En la práctica:

      1. Un teólogo "sí" "debe de" guiarse por sus prejuicios, por miedos, por cambalaches pasteleros, y más si es contra España, más si contra el PP, más si son carcas...

      2. DOGMA DE FE progre: "todo lo que viene de España y su gobierno legítimo es nefando si está en el poder un partido que no sea de izquierdas".

      3. "Y tapamos de paso nuestras propias miserias". La obra maestra del Movimiento Nacional independentista: no sacar a los Mozos, y dejar que la GN/PN fuera la que usara la fuerza para hacer cumplir la ley: "Això és Palestina, això és l'Ulster"; "La Policia tortura i assassina"; "Espanya ens mata i reprimeix"; "Ha tornat el feixisme franquista a Espanya"...

      4. Pero el teólogo debe proponer doctrina de la Iglesia. Miente, JMVG, el teólogo debe de proponer doctrina "creativa" que implique un "progreso"... hacia donde me da la gana...

      5. "Aquí el envilecimiento y odio promovido por obispos, curas y religiosos ha enlodado el entorno y ha convertido la atmósfera en una capa tóxica de mentira y miedo."

      Uno que lo recuerda bien, todo ya empezó a mitad del Concilio, cuando en el Seminario de Barcelona se pasaban hojas ciclostiladas diciendo que el Concilio permitía misas creativas y doctrina progresista... tiene más de 50 años... de hecho, mire las edades de muchos curas y obispos: con 20 años en 1965, hoy con unos 72 años; con 20 años en 1970, hoy con unos 68; con 20 años en 1975, hoy con 63... y así...

      Eliminar
    2. Sr.Valderas,lo que dijo en su dia aquel maravilloso Señor:LO QUE A NOSOTROS NOS HONRA A ELLOS LOS ENVILECE.

      Eliminar
  5. Eso de poner a la par la culpabilidad de Rajoy con la de Puigdemont y Junqueras porque no soy de la cuerda de Rajoy es una solemne idiotez. Aquí está la cosita muy clara hay una institución que se ha pasado por el forro toda la legalidad, la constitucional, la parlamentaria y la suya propia. Han abusado de la paciencia de un Gobierno para hipócrita, torcidamente y de modo saduceo acelerar imágenes incómodas de ver por la televisión pero que no se pueden evitar si somos serios porque eso les beneficia. Tanto que a todos los amiguitos del Faus como son la ONU, no se qué organismos y toda la inútil progresía mundial pues se ponen al lado de los pobrecitos catalanes que están oprimidos por la malvada España que ya sabemos que es tan dictatorial.El referendum era ilegal y el Gobierno no lo paró por blanditos y por gustarle las medias tintas y realmente hizo el ridículo porque dijo que no se había producido ningún referendum y vimos todos votar a Puigdemont y en más de un 50% de los colegios, se dejaron engañar porque los Mossos de Escuadra a favor de quién iban a estar es más que evidente y la coordinación policias fue nefasta, pero la policía y la Guardia Civil cumplieron con su obligación que es hacer respetar la legalidad primero conminando y si no utilizando el poder coercitivo que es legítimo para el Estado. Este señor no se creerá que repartiendo rosas y flores va a parar un referendum lleno de fanáticos, cuperos batasunos y demás es de sentido común pero a los Faus y cia el sentido comuún lo perdieron hace tiempo.
    De hecho el Rey fue el que paró la situación dejándo bien claro que se usarían todos los medios del Estado de Derecho incluso pasando por la inacción de un Rajoy melífluo y pésimo comunicador. Es el único que ha estado en su lugar afortunadamente pues nadie en su sano juicio puede pensar que el Rey va a hablar a favor de los que promueven ilegalidades y quieren saltarse la Constitución porque aunque quiera no puede. Ha sido el pueblo el que ha salido a manifestarse a la calle y lo ha dejado bien claro y muhca gente que no es independentista y ha estado calladita muchos años aguantando a esta gente.
    Todo el mundo ha quedado retratado, y parte de la Iglesia en Cataluña también y por cierto muy mal,lo que va a traer consecuencias en toda España porque habrá gente que no ponga la casillita.Si querían tener protagonismo como mediadores en el conflicto pues menudo palo porque hoy en día en Europa eso es anacrónico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acaba de fallecer repentinamente otro corrupto del PP que tenía que declarar próximamente. Ya van unos cuantos...

      Eliminar
    2. Pues sí, el monarca - mono uno - cratos poder - o sea el poder de uno, que anacrónico no en nuestros días tener rey..., pues sí el monarca demostró una falta total y absoluta de humanidad al no nombrar a las víctimas de la violencia policial. Y eso - monarca - es feo, muy feo... porque dicen es el rey de todos los españoles! De todos? No lo demostró el otro día!

      Eliminar
    3. Salieron a la luz del día: gracias13 de octubre de 2017, 13:51

      "Todo el mundo ha quedado retratado, y parte de la Iglesia en Cataluña también y por cierto muy mal,lo que va a traer consecuencias en toda España porque habrá gente que no ponga la casillita. Si querían tener protagonismo como mediadores en el conflicto pues menudo palo porque hoy en día en Europa eso es anacrónico."

      En efecto, se ha retratado Novell, la CEE, la CET, los 400 curas firmantes, los otros curas y monjes participantes, los abades negociadores que tienen hecho unos zorros a sus comunidades igualico que los obispos...

      Es lo bueno del 1-O y del 3-O: que ha hecho emerger a muchos entusiastas ahora frustrados... y nos han facilitado los nombres, evitando costosas molestias investigadoras... y son más de 400...

      Eliminar
  6. Tanto Puigdemont como Junqueras, hay que reconocer que son dignos representantes de una raza superior. No hay más que ver su prestancia, su atractivo, su mirada inteligente y vivaz, su verbo apasionado y riguroso, su sabiduría, ... ¡Hay que rendirse a la evidencia! Yo al menos ni pertenezco a esa casta privilegiada ni puedo aspirar a pertenecer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí pues los únicos superiores deben ser el Rey Felipe y Pedro Sánchez, y Inés Arrimadas; porque Rajoy, Soraya, Iglesias vaya prestancia, atractivo, etc. Tampoco pertenezco a esa casta privilegiada ni puedo aspirar a pertenecer.

      Eliminar
    2. Son casta, que en su definición zoológica, son una sociedad animal formada por un conjunto de individuos caracterizados por una misma estructura o función, como las abejas obreras en una colmena.

      En el fondo, Rajoy y Junqueras se comprenden: ¡Qué difícil es el gobelnal, jo!

      Eliminar
  7. Sr.Aro,usted y yo no,pero cierto Clero Catalan con Mñ.Morato,perdón, Moreto a la cabeza SÍ.Ha resucitado MOISES!,con PERDON.

    ResponderEliminar
  8. Se dice que Rajoy parece vengativo,venga hombre!,si YO fuese Rajoy, esto se terminaria en 1 HORA!!!y mañana todo el mundo a TRABAJAR que es el único modo de VIVIR.

    ResponderEliminar
  9. Es fundamental para asumir las normas del ministerio sacerdotal, purificando las intenciones comunes y las exigencias correspondientes. Todo hombre normal tiene las posibilidades y circunstancias temporales, con todas las cualidades que enriquecen personalmente su inteligencia y voluntad, y busca realizar lo que quiere ser en la vida para darle sentido y una motivación vocacional a su existencia. El cristiano está llamado a la conversión; salirse de sí y llenarse de Dios; pero el sacerdocio entraña además una función específica: “obrar en persona de Cristo” y continuar su misión en el mundo. En teoría la persona tiene posibilidad de elegir su canino; pero el discernimiento espiritual cristiano, es un don del Espíritu Santo que señala a cada uno la vocación cristiana, mediante la oración y la meditación. Y así el discernimiento espiritual que viene de Dios, puede parecer locura y hasta superar los criterios humanos más comunes. Cada persona normal que viene al mundo, tiene esa capacidad que procede de la inteligencia y la razón; pero el discernimiento espiritual es don espiritual, no de la “carne y sangre” (Jn.1, 15) sino que procede del Espíritu Santo, se recibe en el bautismo y confiere los dones que recibimos y debemos cultivar. Y esto es lo que diferencia a los cristianos, capacitar para llamar a Dios Padre, que les confiere el conocimiento y la mentalidad de Cristo. El Espíritu infundido en nosotros tiene cono fruto el discernir y captar en la humanidad de Cristo, la imagen del Dios invisible. Él nos permite discernir en la carne frágil y mortal al Hijo de Dios, velado en las Escrituras; discernimiento que es posible a los humildes y pequeños (Mt. 1125 y Lc. 10,21) Ese discernimiento tiene unas bases teológicas. Si el discernir es un arte valioso humanamente, el discernimiento espiritual es un don del Espíritu que actúa en nosotros, Cada persona tiene las facultades humanas que deben colaborar. Él, actúa a través de las facultades intelectuales nuestras, así los creyentes reciben y reconocen ese don. Y para eso hay que ejercitarse en ver, escuchar y pensar. Atención y vigilancia son las virtudes que nos permiten entrar en el conocimiento de la realidad, de los acontecimientos y de las personas, Y todo esto es fundamental para la madurez humanas y para la actividad psicológica; pero en el creyente, a la luz de Cristo hay una sintonía entre las facultades personales y el Espíritu Santo; y desde esas realidades la inteligencia interpreta y reconoce el significado de lo que oímos y leemos. En los creyentes esta actividad, ya desarrollada dentro de una conciencia clara, prevalece la primacía de Palabra de Dios, Si a través de la Palabra aconteció la creación y por ella Dios se ha revelado a nosotros (Jn, 1,14) y es compañera inseparable del Espíritu, que debe presidir el discernimiento Quien se compromete a discernir espiritualmente, debe convertirse en un asiduo oyente de la Palabra que es Cristo. Pero es necesario ser conscientes de que la Palabra debe ser viva y operante, leyéndola y conservándola en el corazón. Gracias al ejercicio de las facultades intelectuales y a la escucha de la Palabra se adquiere un sentido espiritual, que nace en la conciencia y de lo profundo del corazón, convirtiéndose en acogida de una inspiración, y de una interioridad, que sabe descubrir la presencia de Dios y las manifestaciones de su voluntad. “Tened los sentimientos de Cristo”(Fl. 2,5) y “la mente del Señor” (I Cr, 2,16) Así se vive en una súper-conciencia que sintoniza con Cristo, inspirada y tomada por Él, buscando el bien y lo que agrada a Dios. La vida nos sorprende con los acontecimientos, tentaciones y peligros inesperados. Los alumnos de los Seminarios deben ser compasivos y comprensivos, discernir bien su vocación de servicio y disponibilidad, para comunicar el saber humano y atentos siempre, guiándose por los sentimientos de Cristo, cultivados en la interioridad y en las ocasiones de bien, frente a situaciones adversas que a todos nos sorprenden en la vida

    ResponderEliminar
  10. El día que se disuelva la S.J. será un día de gozo para muchos católicos, son herejes, se alían con la masonería y el marxismo, en fin una secta satánica. Que Dios se apiade de los Jesuitas.

    ResponderEliminar
  11. Me cansan, GG, dicho sea con todo el respeto.

    Siempre es lo mismo. Que si los progres, que si los catalanistas. El mismo mensaje en cada post, y los mismos comentaristas con la misma idea: el enciclopedista anónimo con sus encíclicas, el sr. Valderas con su acritud, etc. etc.

    Este es un mensaje de despedida de un lector hasta ahora habitual, pero que ya está cansado de ver siempre la misma crítica. Crítica, por otra parte, que no parece haber dado demasiados frutos. Agrazones, o sea disgustos, a lo sumo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, chico, eres libre de volver cuando quieras y dar tu punto de vista de la vida, de la religión, de Espanya, de Catalunya, del mon...
      Que te vaya bien y que cuando vuelvas hayas mejorado y hayan mejorado las cosas. Adeu.

      Eliminar
  12. Pues, ya ve usted, a mi me gusta GG y los comentarios del señor Valderas. Por ello estoy aquí.
    Que el Señor le acompañe.

    ResponderEliminar
  13. Gonzalez Faus ya está "amortizao"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no es suficiente que esté amortizado; la Iglesia tiene que ser más valiente y dar la cara. Valiente, pero al mismo tiempo más humilde y pedir disculpas por la postura de todos estos hombres que le están haciendo tanto daño, sean mosenes, jesuítas,escolapios, capuchinos, dominicos, franciscanos, claretianos, franciscanos, focolares, diáconos, abades y abadas.
      La Iglesia catalana, espanyola, romana, vaticana..., tendrá que replanteárselo y dar la cara. Y más vale tarde que nunca, porque mucho, demasiado mal ya está hecho, y con el silencio que guarda se puede agrandar demasiado.
      Así que, como católicos, o no católicos, seguimos esperando que rompa el silencio. Lógicamente a quien no esté en su sitio le tendrá que poner en su sitio y sin miramientos, con misericordia y perdón, pero exigiendo rectificación. Los sacerdotes o religiosos, mosenes o abades, tendrán que morderse mucho mucho la lengua y no dejarse traicionar por el corazón y los sentimientos patrioteros y no dejarse llevar por la política polarizada y discriminatoria, porque de esa manera la hemos fastidiado.
      Seguiremos esperando...

      Eliminar
  14. Pues a mi aparte de los comentarios del Sr.Valderas lo que mas me gusta es que le metan Canya a mn Moreto por querernos tanto mal a los Germinantes,ya saben,nos quiere excomulgar este señor tan SINCRETICO,Buffff!!!

    ResponderEliminar