martes, 10 de octubre de 2017

El "católico" Puigdemont

Puigdemont el  primero en recibir la Comunión en la Misa de la Mercè del pasado 24 de septiembre
Ayer el mundo estaba pendiente del discurso de un hombre: Carles Puigdemont. El president tenía que declarar la independencia de Cataluña, algo que hizo para después suspenderla, Otro despropósito más en esta espiral de sinsentidos que se inició con su nombramiento como máximo responsable de la Generalitat con el apoyo de los anti-sistema de la CUP. Puigdemont ha sido siempre independentista, algo que no pueden decir algunos conversos de su partido, como Artur Mas. Independentista y católico de toda la vida, como su compañero de aventuras, el vicepresidente Oriol Junqueras.

En el caso del actual presidente de la Generalitat sigue la tradición, ya que sus antecesores convergentes Mas y Pujol también presumían de catolicidad, pero más extraño es la condición de católico en el vicepresidente, cuyo partido (ERC) tradicionalmente ha sido muy anti-clerical y muchos de sus dirigentes poco amigos de la Iglesia, aunque no podemos olvidar que Josep Lluís Carod Rovira estudió en el Seminario de Tarragona y Àngel Colom en el de Vic

Pero ese catolicismo es sólo de fachada, aunque Puigdemont y Junqueras se les ve participando en la Eucaristía de celebraciones importantes yendo siempre a recibir la Comunión, ellos mismos han reconocido su fe "light" y poco comprometida. Junqueras afirma que va a Misa "muy poco" y a confesarse "aún menos", mientras que Puigdemont dice que más que católico se siente vinculado "a los principios básicos del cristianismo".
"Puigdi" como se conoce al presidente en los ambientes de más  confianza, creció en el seno de una familia conservadora y católica, en un pueblo, Amer, de tradición carlista, su abuelo y fundador de la pastelería familiar, Francisco Puigdemont lloró amargamente, en los tiempos del presidentee Companys, viendo como quemaban los altares de la iglesia en la plaza del pueblo. La familia del actual President ocultó en su casa a tres perseguidos por el bando republicano, dos sacerdotes, uno de ellos hermano de su mujer, y un militar jubilado de Madrid. Posteriormente marchó a Francia y desde allí a Irún para unirse a las tropas de Franco. En 1940 el pastelero volvió a su pueblo y a su negocio familiar, llevando dos uniformes negros de la Falange para sus hijos, el padre y el tío de Carles.

En ese ambiente familiar se formó el actual presidente de la Generalitat, por eso después de los años de infancia en el colegio público de la localidad, la familia Puigdemont envió a Carles al internado de El Collell, el Santuario donde se enmarca la novela "Soldados de Salamina". un lugar de dura disciplina, con estricta formación en el espíritu nacional y canto del Himno Nacional Español. Aunque  Puigdemont ya encontró ese internado, regentado por sacerdotes, algo más relajado que alguno de sus antecesores ilustres, como el que también fuera alcalde de Gerona Joaquim Nadal o el periodista Rafel Nadal. La familia Puigdemont aún confiaba en la buena fama de aquel internado, pero el clero local gerundense ya había iniciado el camino hacia el nacionalprogresismo.

Aún así el joven Puigdemont vivía intensamente su fe, incluso participando en retiros de verano en el Monasterio de Poblet, pero poco a poco se dejó ir contaminando por el mismo espíritu de una buena parte del clero local gerundense, el que llevó a esa diócesis a la caída libre sobre todo en los nefastos pontificados de Camprodón y Soler Perdigó.
El hermano de Carles, Joaquim Puigdemont se planteó seriamente la vocación religiosa, concretamente como claretiano,  los hijos de San Antonio María Claret lo enviaron a su centro de Montgat y a estudiar al Seminario Menor Diocesano de La Conreria. Allí coincidió en el mismo curso con Jordi Turull Negre, la actual mano derecha de su hermano Carles en el gobierno de la Generalitat, al igual que con Josep Maria Turull, primo hermano de Jordi, actual rector del Seminario Diocesano de Barcelona. Actualmente Joaquim, que abandonó su vocación religiosa, se dedica entre otras cosas a traducir al catalán algunos libros de José Antonio Pagola para la Editorial Claret.

Una parte importante del clero catalán, ese que firmó por el referéndum ilegal, ha tenido un papel destacado en el hundimiento de la Iglesia en Cataluña. Pero también en la formación de importantes dirigentes políticos que han promocionado la secesión y la división y el enfrentamiento entre catalanes. Sólo nos queda la esperanza que las nuevas generaciones de sacerdotes se han alejado masivamente de ese suicidio eclesial.

Francesco Della Rovere

41 comentarios:

  1. Es la política de la Santa Madre Iglesia, gracias a la cual ha pervivido a Estados, regímenes políticos, guerras, invasiones......Hay que tener fieles y amigos en todas partes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amigos anónimos como tú. Quiera Dios que no nos crucemos en la vida

      Eliminar
  2. Madre mía, madre mía. Oremos. Ayúdanos Señor que recurrimos a Ti, sólo a Ti.

    ResponderEliminar
  3. La dinámica nacionalista es endiablada. Aparta a las personas de Dios y genera un culto "laico" a la "nació", en las antípodas del Evangelio. La generación de odio ha sido descomunal, eso si, con un envoltorio de tolerancia, democracia y respeto, especialmente cuando las cámaras están filmando. Cuando estas se apagan, el ataque es terrible, directo, sin atender a razones ni respetar opinión ajena.
    La teórica catolicidad de Puigdemont la contemplo en términos de tacticismo propagandistico. Un católico sincero no miente descaradamente ni fomenta el odio a lo español como ha hecho este descerebrado.
    Poco más se puede decir, la realidad es palmaria para el que sea objetivo. !2.000 millones de euros retirados de Caixabank y Banco de Sabadell en tres días, por clientes de los mismos, ciudadanos anónimos que tienen claro que con las cosas de comer no se juega.
    Se ha complementado la generación de odio con el empobrecimiento del ciudadano catalán, que de una tacada ha perdido los centros de decisión de sus principales empresas, con la repercusión económica subsiguiente. Amargados por el odio y más pobres (y no se trata de pobreza evangélica precisamente)...
    Pidamos a la Virgen del Pilar su intercesión y ayuda para recomponer la cohesión social de los catalanes (un amigo habla de dos generaciones, pero la Virgen puede acelerarlo)

    ResponderEliminar
  4. Hoy habrá sido el día más triste del señor Esteve: ni cinc de calaix.

    Tarde-noche sin gente por El Corte Inglés de Plaza Cataluña, las terrazas de la Rambla de Cataluña, los restaurantes, las tiendas... parecía qie todo el mundo esperaba que apareciera Franco por la Diagonal...

    Y otro día más, y van cinco noches seguidas, sin caceroladas a las nueve y diez de la noche, ni bocinazos, ni banderas en balcones...

    A Puigdemont y el Pdegafe, a Junqueras y ERC, a la CUP, y a los consejeros y altos funcionarios, van a pagar la factura del Piolín y dos cruceros más, que sólo por tasas de señalización, buque, pasaje, amarres, tripulación, combustible y comidas, van a ser muchos millones...

    No van querer saber nada de cruceros en toda su vida...

    Lindo gatito...

    ResponderEliminar
  5. Los más listos: sin pena canónica, civil y penal10 de octubre de 2017, 23:57

    Una parte importante del clero catalán, ese que firmó por el referéndum ilegal, ha tenido un papel destacado en el hundimiento de la Iglesia en Cataluña. Pero también en la formación de importantes dirigentes políticos que han promocionado la secesión y la división y el enfrentamiento entre catalanes. Sólo nos queda la esperanza que las nuevas generaciones de sacerdotes se han alejado masivamente de ese suicidio eclesial."

    Deberían ser disciplinados canonicamente y, además, acusados de colaboradores en el golpe de Estado y participar en el pago de indemnizaciones.

    ResponderEliminar
  6. Afortunadamente la cantera de los tres seminarios de Cataluña,(conciliar de Barcelona, Interdiocesano y Terrassa) están llenos de chicos normales que se escandalizan al ver a sus rectores y formadores adoctrinarlos en cuestiones independentistas. Pero siempre están los mediocres, que no sirven para servir al Señor en su Iglesia (creo que no sirven para nada), que son los pelotas y chivatos de los formadores, que son unos radicales independentistas, que no anuncian a Cristo, ni hablan de Él en su vida (ni con Él). Estos son los que mejor valorados están, mejores informes tienen, mejores destinos, etc. Triste es que eso no se pueda llevar a la CEE, pues el obispo encargado es el coprincipe de Andorra. Triste es ver la nula formación espiritual y humana que reciben los que si están por Cristo y su Iglesia, los que tienen celo por las almas y quieren acercarlas al Señor. No se a que esperan los obispos para cesar ya a mn Norbert y mn Turull, viendo lo nefastas que son las cifras de seminaristas de calidad. Se premia la mediocridad y se castiga la fidelidad. Señores obispos, que luego se les llena la boca en decir que el seminario es la niña de los ojos del obispado, despierten ya!!!! Norbert y Turull, sereis juzgados por el justo juez que todo lo ve. Espero os coja confesados y arrepentidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra razón más de la necesaria huida de muchas vocaciones catalanas a seminarios y facultades ortodoxos. La mala fama internacional de Barcelona tiene justificación.

      No vayan al Iscreb, si pueden, aunque restrictivo en admisiones, San Dámaso de Madrid.

      Eliminar
    2. Pánico en el seminario y universidad11 de octubre de 2017, 0:39

      Tiene toda la razón.

      Incomprensiblemente, horrorosamente, y con absoluta falta de lógica y criterio racional, la inepta e inútil CEE ha dado, nada más y nada menos, la sectorial de seminarios y universidades a un nacional-progresista como Vives que carece de seminarios y universidades en Urgel, y casi de sacerdotes y vocaciones, y sin prestigio intelectual: no ha hecho ninguna obra teológica de calidad.

      La CEE, un conjunto de pasteleros politiqueros.

      Y luego evacúan notitas pseudonacionalistas y lloran porque carecen de autoridad moral...


      Aquest dimecres s’ha completat l’elecció de càrrecs per al proper trienni dins dels diversos organismes i comissions de Conferència Episcopal Espanyola. El resultat de les votacions ha renovat la presència de dos bisbes catalans en la Comissió Permanent, formada pels presidents de les 14 comissions episcopals i pels bisbes del Comitè Executiu. La Permanent és el màxim organisme decisiu quan no està reunida la plenària de la Conferència Episcopal.

      L’arquebisbe d’Urgell Joan-Enric Vives ha estat renovat per un segon mandat com a president de la Comissió Episcopal de Seminaris i Universitats...

      Eliminar
    3. Yo solo puedo hablar por Norbert y es así. Nacionalista ante todo, después cristiano.

      Eliminar
    4. No olvide la Universitat d'andorra, que existe y con cierto impacto en las titulaciones online

      Eliminar
    5. Leo con tristeza lo que nos cuentas del seminario, de los pelotas de los formadores y demás porque veo que persisten los mismos males que había cuando mi hermano estudió en él, hace ya más de quince años.

      Llamadme rojo si queréis, pero creo que aquí cuadran perfectamente los versos de Miguel Hernández:
      "¿Cuándo llegará el martillo
      verdugo de esta cadena?
      La respuesta puede estar
      en los hombres jornaleros,
      que antes de ser niños son
      y han sido niños yunteros".

      Habitualmente, los seminaristas mayores acuden a las parroquias a ejercer la Pastoral. Y el rector o el vicario fueron niños yunteros, ellos saben cómo animarles, cómo enseñarles a salir adelante.

      Eliminar
  7. Creo recordar que Puigdemont,durante su etapa en el Ayuntamiento de Gerona, tuvo responsabilidades sobre un organismo LGBTI.

    De católico sólo el nombre, pues la ideología de género es un acto moral intrinsecamente perverso per se semper et pro semper (ver Catecismo).

    Además, incumple los 4 principios innegociables de Benedicto XVI para los católicos en la vida pública: vida, familia, educación y bien común (España).

    ResponderEliminar
  8. Gerona, estrellada11 de octubre de 2017, 0:25

    "contaminando por el mismo espíritu de una buena parte del clero local gerundense, el que llevó a esa diócesis a la caída libre sobre todo en los nefastos pontificados de Camprodón y Soler Perdigó."

    Aunque en Gerona se las dan de sabios, la totalidad de su biblismo, politización, liturgia, teología y espiritualidad, en su fealdad y errores, es Barcelona años 1980.

    Pero no lo digan, es un secreto, que no lo sepan... a ver si desaparecen y vienen nuevos sacerdotes santos y ortodoxos... chitón...

    ResponderEliminar
  9. El día de los mentirosos11 de octubre de 2017, 1:30

    La firma de la independencia y su suspensión son, como dijo una vez Dalí, "estem assistin a un acte putrefacte".

    En derecho, los actos se dividen en título y ejercicio.

    Puigdemont ha firmado la independencia, es el título. Yo firmo un contrato de alquiler o compraventa...

    Pero luego Puigdemont ha firmado también la suspensión del ejercicio efectivo y material, interponiendo un modo o condición. Firmo el alquiler o la venta y pongo una condición que lo suspende de momento.

    Puigdemont debe de dimitir, pues es un presidente no electo democráticamente por las urnas, puesto a dedo por Mas.

    Además, el PDeCat de Mas y Puigdemont, heredero de CiU, ha roto aquel contrato social intergeneracional que se basaba en los valores de la catalanidad tradicional milenaria: catolicismo, monarquía, españolidad (Pujol, Español del Año [2]), trabajo, ahorro, civismo, convivencia, consenso...

    ¡¡¡Fuera, fuera, fuera!!!


    [1] Se dice que mientras Pujol hacía una de sus monsergas sobre "Catunya i els catans" y cepillaba el ego daliniano (o eso creía), Dalí el anarco-monárquico le dijo a Foix que "estem assistin a la celebració d'un acte putrefacte".

    "Dalí recibe la medalla de oro de la Generalidad.
    El pintor espera llegar al 'enigma glorioso de Cataluña'"
    (marzo 1982, Figueras, Gerona)

    elpais.com/diario/1982/03/21/cultura/385513208_850215.html

    El enigma glorioso de los catalanes es eso: los Pirineos han parido un mus ridículo... y a los ojos del mundo... ha sido abrir su tumba para que el surrealismo tomara imperio y soberanía en el Parlamento del Zoo... Glòria i llarga vida als bigotis d'en Dalí...


    [2] Cuando el 'ABC' nombró a Pujol 'Español del Año' en el 1984, año también del incendio misterioso del dormitorio de Dalí y de la payasada de la Querella Banca Catalana (cuando la ganó Pujol el 1986, apareció vestido de torero en una viñeta):

    www.libertaddigital.com/opinion/pedro-fernandez-barbadillo/cuando-el-abc-nombro-a-pujol-espanol-del-ano-73563/

    ResponderEliminar
  10. Obispos inductores alentadores de todo esta sinrazón, ¿no son llamados al orden por Roma?
    No entiendo nada.
    ¿Esta es la caridad fraterna?
    La misericordia, ¿para con quién?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Papa les manda que hagan LIO,hombre,o es que aun no se a enterado usted. Véase la CARAM,FORCADES,POUSA,MOLINS,ABAD DE MONSERRAT,PILAR RAHOLA ,LA TACONES,ETC..........!!!

      Eliminar
    2. Correcto, Cabreadus, muy bien, Francisco ordena líos, pues líos vengan...

      Eliminar
  11. Su comentario, Della Rovere, plantea un tema irresuelto todavía entre nosotros: la relación entre política y religión. Nadie es digno de recibir la comunión. Es un acto gratuito del Señor que viene. Pero san Pablo enseña que nadie se acerque si no está libre de pecado. No se trata de señalar a este o a aquel. Ante el Señor todos somos iguales. Todos somos pecadores. Sin embargo, hay datos objetivos que producen escándalo, pues inducen a pensar que la Iglesia sí hace acepción de personas. Por mucho que se quiera disimular como actos protocolarios. Un acto religioso nunca es un acto protocolario.

    A esa imbecilidad se han entregado con entusiasmo los obispos de acá. Sistach era un ferviente seguidor. Se encontraba “cofoi” revestido de mitra y capa pluvial entre Pujol, Mas o Puigdemont. Una pamema a la que no hace ascos, sino todo lo contrario, Omella. La estupidez alcanza el paroxismo del escándalo cuando se les pondera (“Pujol, model de politic cristià”, Sistach dixit), se les soba las manos (Sistach y Omella, ¿dónde está no sólo la dignidad, sino la virilidad del miles christianus?), se les tapa las vergüenzas (sectarismo, rebelión contra el estado de derecho, etcétera). Para colmo, se defiende al delincuente, como inverecundiamente ha hecho desde el altar (siempre desde el altar, Señor, qué curas, qué obispos, qué abades) el obispo Novell. Mira Novell, figura, al que tú elevas desde el altar como hombre entregado a su pueblo incluso con su hacienda, Bancaixa acaba de denegar un aval porque la entidad no lo permite con los delincuentesl, prout sonat. Novell, ¿te das cuenta hasta dónde llega tu necedad? Un banco, la Caixa, dándote lecciones fundadas de moral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. imbecilidad
      estupidez
      delincuente

      Más claro, imposible. Lo borda el sr. Valderas en su soberbio comentario. 100% de acuerdo.

      Eliminar
    2. Grandioso Valderas,pero sin querer ,supongo,a nombrado a Bancaixa que es un banco inexistente.

      Eliminar
    3. Ni Puidemont ni ningún obispo han sido elegidos democráticamente.

      Si Puigdemont es imputado, le espera pagar los gastos de la juerga butifarrenda, como a Mas...

      Eliminar
    4. Mucho me temo que la juerga butifarrenda nos la tocará pagar a nosotros. La verdad es que lo tendrían que pagar los que han cedido locales parroquiales para arengas SATÁNICAS,vease alguna parroquia del barrio de la sagrada familia,verguenza le tendría que dar a algún párroco que se equivoco de PROFESIÓN!

      Eliminar
  12. Agradecería opinión de Mosén Morató sobre la alta traició que a perpetrado el Sr.Puigdemó al poble Catalá ,"de su cuerda"claro!.Esta en su mente EXCOMULGARLO a DIVINIS como quiere hacernos a los Germinans?, o tendrá BULA usted con EL!

    ResponderEliminar
  13. Genial Abel Hernández en la Razón

    Ésta es la historia de un largo desencuentro, que ha culminado con los episodios de ruptura promovidos en los últimos tiempos por las fuerzas nacionalistas en unión con los populistas radicales y que han alcanzado su punto de aparente –sólo aparente– no retorno ahora, con el rechazo de la Constitución y el Estatuto en unas bochornosas sesiones del Parlament, el falso referendum del 1 de octubre, la huelga revolucionaria del día siguiente y la probable e inútil declaración unilateral de independencia. Se ha llegado al punto de ignición de la crisis, lo que ha obligado al Rey a hacer un llamamiento público a restablecer el orden constitucional en Cataluña.

    Pero el desencuentro, como trataré de contar, viene de lejos. Un fallido intento de desconexión con España ocurrió ya durante la República con Companys. Ortega y Gasset vio entonces con lucidez que no había solución y que había que resignarse a la «conllevanza» del irresoluble problema catalán. La represión de la lengua y de las instituciones catalanas durante el franquismo dejó un resquemor que ahora rebrota a destiempo. El presidente Suárez nada más tomar posesión se dio cuenta de la necesidad de enfrentarse al problema y, en un meditado gesto de audacia, restableció la Generalitat y trajo del exilio a Tarradellas para ponerlo al frente de la misma. Esto ocurrió entre el clamor popular. Luego, en la elaboración de la Constitución, con el catalanista Miquel Roca entre los «padres» de la misma, todo fue conformidad, sin grandes estridencias. En un almuerzo en la Moncloa con el mismo Roca y con Jordi Pujol, Suárez accedió, después de resistirse mucho, a que el término «nacionalidades» figurara en la Constitución. Los dirigentes catalanes no pidieron entonces nada más. Con eso tenían bastante para sus planes. Ni siquiera exigieron un régimen fiscal especial como los vascos y navarros. En realidad, lo rechazaron.

    La Constitución fue aprobada en referendum el 6 de diciembre de 1978 con el 91,09% de votos favorables en Cataluña, el porcentaje más alto, con Andalucía, de toda España. Y el primer Estatuto de autonomía tampoco creó serias discrepancias. Los catalanistas consiguieron lo que querían. Como la negociación se prolongaba, una mañana se presentó en la Moncloa Maciá Alavedra y entró en el despacho del jefe del gabinete del presidente. «Pero, vamos a ver –preguntó– ¿quiere Suárez el Estatuto o no lo quiere?». «¡Pues claro que lo quiere!» –respondió Alberto Aza. «¡Collons, pues entonces vamos a firmarlo ya, que tenemos que irnos de vacaciones!». El 25 de octubre de 1979 el Estatuto de autonomía de Cataluña se aprobó en referendum con el 88,1 por ciento de los votos y una participación del 59,6 por ciento. A esas alturas, el porcentaje de catalanes que se declaraban independentistas era insignificante. Sin embargo, yo le oí aquellos días al ministro Fernández Ordóñez: «El problema de Cataluña a la larga es más grave que el problema vasco». Llevaba razón. Cuarenta años después del restablecimiento de la Generalitat y el autogobierno, el Gobierno de Cataluña y sus socios de la CUP han decidido cargarse el consenso constitucional y el «régimen del 78».

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una reforma constitucional debe de regular esto:

      1. Educación

      2. Medios de comunicación: TV3 y Catalunya Ràdio

      3. Subvenciones

      Eliminar
    2. Ortega y Gasset un frívolo.

      D. Antonio García Trevijano, en este vídeo aclara muchos conceptos, que niegan aspectos básicos del punto de vista dado por Abel Hernández en la Razón y dada a conocer por el anónimo de las 10,05.

      https://www.youtube.com/watch?v=Gw4kiKvjjpw&t=88s

      Eliminar
  14. ¿Cómo hemos llegado a esto? Paulatinamente el Estado ha ido cediendo competencias y apartándose de Cataluña. Ha llegado un momento en que su presencia es prácticamente inexistente en amplias zonas del territorio, sobre todo rurales. En muchos pueblos se ha convertido en un cuerpo extraño. Con el Estatuto de autonomía en la mano, el nacionalismo gobernante, con Jordi Pujol a la cabeza, ha ido apoderándose de los resortes, no sólo emocionales, sino efectivos, empezando por las escuelas y los medios de comunicación. Ha sido una callada labor de zapa, favorecida por los distintos Gobiernos de España. A cambio de campar por sus respetos allí, los nacionalistas catalanes servían de comparsa interesada a los distintos Gobiernos de Madrid, convirtiéndose en pieza clave para gobernar. Esto fue así tanto para UCD, como para el PSOE y para el PP. El presidente Felipe González pactó el apoyo de CiU a su política a cambio de echar tierra encima del «caso Banca Catalana», que implicaba de lleno a Jordi Pujol, un político que se ha demostrado corrupto y que, bajo la capa de la moderación, nunca dejó de ser separatista. La complacencia socialista con el pujolismo, las concesiones de Aznar en el «pacto del Majestic» (1996) la insensata aventura de Maragall (2003) con la reforma del Estatuto, la complacencia de Zapatero y el funesto tripartito de Montilla (2006-2010) han conducido a este desbarajuste. Rajoy, con el efímero Calvo-Sotelo, es el menos responsable de la pretendida pérdida de Cataluña. Le han cargado con la pesada mochila, aprovechando la crisis económica y la debilidad de la política nacional, incluido el relevo en la Jefatura del Estado y el período del Gobierno en funciones. Y no ha tenido fuerzas o no ha sabido responder con contundencia al desafío. Eso es todo lo que se le puede reprochar hoy al actual inquilino de la Moncloa.

    Esta última crisis, cuyo desenlace, tras la contundente declaración del Rey, empieza a ser menos oscuro, tiene su origen en la estúpida y frívola decisión de Maragall de comprometerse a reformar el Estatuto. Pretendía demostrar a todo el mundo que los socialistas podían alcanzar mayores niveles de autogobierno y afianzar así el encaje de Cataluña en España. Zapatero, ya en puertas de la Moncloa, que ocuparía al año siguiente, declaró solemnemente en un mitin en el Palau Sant Jordi: «Apoyaré la reforma del Estatuto que apruebe el Parlamento catalán». Ese compromiso arrastró al PSOE a la inanidad y al conflicto interno que se mantiene en esto con Pedro Sánchez. El Parlamento de Cataluña aprobó el nuevo y descabellado Estatuto con los votos en contra del Partido Popular, que inició una desaforada campaña contra el mismo, hasta recoger cuatro millones de firmas. En la comisión constitucional del Congreso de los Diputados, presidida por Alfonso Guerra, se aprobó por mayoría tras el «afeitado» de algunos de los artículos más polémicos. En 2006 se formó el Gobierno tripartito de triste memoria, con los republicanos y el socialista Montilla de president. Fue el Gobierno que acabó calentando el horno. Y el 18 de junio de 2006 con una participación de menos del 50 por ciento, el nuevo y malhadado «Estatuto Maragall» obtuvo el 73,9 por ciento de votos favorables. La verdad es que no despertó un entusiasmo innenarrable entre el pueblo. El PP, de la mano de Trillo y Sáenz de Santamaría acudieron, llenos de fervor patriótico a presentar un recurso ante el TC, que, ¡cuatro años después!, el 28 de junio de 2010, dictó sentencia, sin unanimidad: recortaba 14 artículos y matizaba otros 27. Ese fue el comienzo de la caída libre de los populares y socialistas en Cataluña y el detonador de lo que, en una escalada irresponsable e irrespirable, de la mano de Artur Mas y luego de Carles Puigdemont, llevados del ramal por Junqueras (ERC) y manejados por la CUP, ha conducido a este callejón sin salida aparente. Lo único indiscutible como se ve, es que la saga-fuga de Cataluña viene de lejos.

    ResponderEliminar
  15. Cómo se presionó a algunos curas para que firmaran el manifiesto secesionista:

    En conversación telefónica mantenida el día del «paro de país» (huelga general), un sacerdote octogenario me manifestó que había recibidi presiones de compañeros de su curso, de un obispo emérito e incluso de un canónigo emérito.

    Me encendí al ver cómo se aprovechan algunos de las mermadas fuerzas de sacerdotes ancianos en sus perversos planes rupturistas.

    ¡VERGÜENZA Y DOLOR!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En conversación telefónica mantenida el día del «paro de país» (huelga general), un sacerdote octogenario me manifestó que había recibido presiones de compañeros de su curso, de un obispo emérito e incluso de un canónigo emérito."

      Ha hecho un gran bien de comunicarlo. Mucho.

      Es lógico que reciban presiones psicológicas, pues había que meter bulto, cuantos más mejor, en el escrito, y diluir la responsabilidad de los "lobos".

      Lo que demuestra la falsedad de dicho documento separatista.

      Los ancianos y enfermos deben de estar excluidos de firmar como norma, aunque quieran, para evitar presiones, o sospechas de las mismas, en el sentido de amenazas veladas de "falta de atenciones" si se niegan a hacerlo, incluso emocionales.


      CONSENTIMIENTO. Y la firma de todo manifiesto debe de estar acompañada, para ser verdadera y legal, de un escrito de consentimiento informado, es decir, que firma en plena libertad, que no es enfermo ni anciano, que no está incurso en procedimientos disciplinarios o penales, que se ha leído el manifiesto, que comprende los efectos del mismo, que acepta las consecuencias jurídicas y morales, que consiente la integridad del mismo, que no quiere añadir ni suprimir nada, que sabe que puede retirar su firma en cualquier momento, que puede rectificar el contenido del documento...

      Un enfermo y un anciano, a los efectos prácticos, son tan vulnerables como los niños.

      Este documento, obispos de Cataluña, debe de ser rechazado y condenado por violar las mínimas normas de consentimiento informado y de plena libertad. Sus instigadores deben de ser disciplinados.

      El manifiesto, por tanto, es nulo de pleno derecho, por carecer de garantías legales y morales de capacidad, libertad, voluntariedad, información y comprensión.


      [¿Un obispo emérito? Je, je, quién será, será... de Zaragoza, seguro que no...]

      Eliminar
    2. Seguro que el Morato ese estaba de por medio o muy cerca.

      Eliminar
  16. Puigdemont no es nada, el penúltimo títere. Por no ser ni es presidente de la Generalitat, que no ha jurado el cargo, no tomando posesión, y es un mero okupa. Es tan nada este títere que no tiene ni hilos que le manejan, que lo hacen directamente con el palo de la fregona sobre su cabeza. Como muy bien sabe el obispo Jaume Pujol, que este no ha suspendido su declaración de independencia de Cataluña, y sus correligionarios Fainé y Prat de la Riba. Descarada conspiración de ensotanados con manguitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen tema, quien es el último instigador del movimiento de fronteras en Escocia, Cataluña y Lombardía... quizás grandes fortunas ven óptimo dominar microeztados débiles, pequeños y reducidos...

      Eliminar
    2. Buen tema, quien es el último instigador del movimiento de fronteras en Escocia, Cataluña y Lombardía... quizás grandes fortunas ven óptimo dominar microeztados débiles, pequeños y reducidos...

      Eliminar
  17. A todos estos catalanes quiere mandar el Vaticano al descarte, Omella mediante. Con su descarado apoyo a los supremacistas que manejan el “prusés”. Diálogo de Pilatos.

    “El espectacular despertar de Cataluña, visto desde un ático en Vía Layetana”

    DOMINGO, 8 DE OCTUBRE DE 2017

    https://www.dolcacatalunya.com/2017/10/espectacular-despertar-cataluna-visto-desde-atico-via-layetana/



    ResponderEliminar
  18. Sin poder beber por motivos de salud,hoy me he descorchado una botella de cava Freixenet,por supuesto,de la gran alegría que tuve de ver el esperpéntico engaño del Puigdemón & sus SECUACES a sus magníficos seguidores.Ahora se tendría que pasar cuentas de la cantidad de dinero publico despilfarrado es sus Botifarradas populares de estos últimos años y de las charlas de delincuentes en parroquias Catòlicas,me dijeron que pasaban el cepillo y todo por la causa.Por el barrio de la sagrada familia saben algo de este lamentable asunto.

    ResponderEliminar
  19. Que tanto nerviosismo, y tanta preocupación: a rezar y que se cumpla la voluntad de Dios, ya sea la pervivencia de la situacion territorial española actual, o la secesión de un trozo. Es una cuestión humana opinable para todos los católicos del mundo, y donde no hay que mezclar las instituciones de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  20. Los DELINCUENTES a la CARCEL y sus SEGUIDORES TAMBIÉN como hacen en RUSIA!!!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Nadie recuerda que Mickey Moto se forró en TVE. Hagan una lista de "España nos da" la Trinca, Tardá, Rufián y los 400 curas sin olvidarnos de Nuria Feliu

    ResponderEliminar
  22. "Por culpa vuestra es blasfemado el Santo Nombre de Dios". Esto es pedado mortal contra el Segundo Mandamieno de la Ley de Dios.

    ResponderEliminar