domingo, 12 de marzo de 2017

La ausencia de diocesaneidad de nuestro Seminario

(Donde el Rector Turull ejerce de guardia urbano)
Cuando yo era niño aún había muy pocos coches circulando por las calles de mi barrio. Y evidentemente no existían esa multitud de semáforos que hoy en día tenemos. Con apenas nueve años me cogió la afición de ejercer de guardia urbano. En Barcelona, a diferencia de otras ciudades españolas donde los agentes de la Policía Local reciben el nombre de policía municipal o coloquialmente municipales, conservamos esa antigua denominación: los urbanos. Más que ir a jugar a otros juegos infantiles me encantaba ponerme en el cruce de mi calle con un silbato a parar a los coches para dejar pasar a los peatones y regular el tráfico rodado. Y lo maravilloso es que los conductores me obedecían. Despertaba una sonrisa simpática en ellos. Y creo que agradecida. La mayoría, hay que reconocerlo, eran vecinos de la zona que sin duda me conocían porque entonces en los vecindarios todo el mundo se conocía.
Esta semana hemos visto publicadas las fotos de la Misa Juvenil del pasado domingo en la Sagrada Familia acogiendo y venerando la Cruz de Lampedusa, la bendecida por el Papa. La celebración fue hermosa y con fuerte hondura espiritual. Ambiente cálido y sugestivo. Y una homilía de don Juan José, simple y con calado juvenil. No es éste el tema que nos ocupa ni preocupa en esta ocasión. Como corresponde a marzo, el mes vocacional por excelencia, es el Seminario el objeto de nuestra reflexión. Contemplar al canónigo Turull, rector del Seminario, ejerciendo de urbano en el cortejo procesional de la Cruz, nos da pie a ello. Y es que en eso se ha quedado Turull: se ha convertido en urbano, no sólo de la Sagrada Familia sino del Seminario, la primera y más importante institución diocesana. 
C:\Users\Cesc\Desktop\Vespres-i-celebració-de-lEucaristia.jpgNuestro Seminario permanece en punto muerto. Carente de una auténtica directiva vocacional y de formación. Mn. Joan Rodríguez sólo ejerce la dirección espiritual de los seminaristas de manera nominativa: acuden a él por cortesía para alguna charla superficial e intrascendente. De todos es sabido que es Mn. Joan Costa, párroco de Nª Sª de Belén y miembro cualificado de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, quien la ejerce en su reunión semanal con los chicos los domingos por la tarde. La excusa es compartir una pizza. El objetivo real es más que claro. Jóvenes seminaristas que, voluntariamente es natural, acuden puntualmente a él. Seminaristas que además y sin duda alguna, son destinados en sus acciones pastorales a las parroquias donde sacerdotes vinculados mayormente a La Obra ejercen su ministerio. Un círculo cerrado muy peligroso y que pone en tela de juicio la diocesaneidad de nuestro Seminario vocacional. 

¡Cuán olvidado está en estos tiempos aquel hermoso volumen que el obispo auxiliar Josep Capmany dedicó a la espiritualidad del sacerdote diocesano publicado por Herder en 1962! ¡Qué olvidada aquella praxis según la cual los seminaristas eran enviados no únicamente a las parroquias del círculo del cual procedían, sino a todas y de todo tipo! Porque la diócesis no es monolítica sino plural y variada, con parroquias Upper Diagonal y parroquias de barrios obreros y del Ensanche. Parroquias propiamente rurales, con la división de la Archidiócesis, no podemos afirmar que existan. Todas poseen carácter urbano. No como Turull sin duda alguna. Quiero decir urbanita, si aceptamos el  neologismo.
C:\Users\Cesc\Desktop\AAEAAQAAAAAAAAg4AAAAJGFkNTkyM2I3LTlmYTgtNDFjZi1hZTFmLTBjZGQwMjk0YTQyYQ.jpg
Don Sergio Requena Hurtado
De todas maneras, ¿qué formación integral y sólida pueden recibir unos seminaristas que aterrizan en el Seminario los lunes por la tarde y desaparecen en la tarde del viernes? El Seminario se ha convertido no en un centro de formación sino en un College inglés. Y además orbitando alrededor de La Obra, que les dispensa todo lo que en el Seminario no reciben. ¿Quién si no, creen que les impartió los Ejercicios Espirituales este año en “El Miracle” sino don Sergio Requena, sacerdote valenciano de la Sociedad y comisionado de Seminarios de la CEE?
Veintiséis seminaristas mayores, frente a los sesenta y cinco valencianos y los ciento veintisiete de Madrid, sin contar los sesenta y nueve del Seminario Redemptoris Mater madrileño ¿Nadie cuestiona nada? ¿Callamos todos como pulgas?
Pero no es de extrañar que las cosas estén como están, no sólo en baremos numéricos, sino en la calidad de la fibra ministerial de los ordenados. La izquierda eclesial barcelonesa, por lo bajini eso sí, pone a caer de un burro el modelo sacerdotal de nuestro Seminario. Pero incapaces de ofrecer otra alternativa, que la hay, y sosteniendo a Turull, gastador de la bandera nacional-progresista que ellos defienden a ultranza, lo apuntalan con su silencio hipócrita. ¡Qué poco nos maravilla que el inconsciente les haya jugado una mala pasada y en la página del Arzobispado se anuncie la Vigilia de Oración por las Vocaciones del 18 de marzo y presidida por el Gran Timonel Tià Tal-Ta-Vull, como Velatorio de Plegaria! 
En el día del Seminario y de la onomástica de su rector, don Josep María Turull Garriga, canónigo-urbano gastador del estandarte progresista barcelonés, ahijado y enchufado de Mn. Rovira Belloso (Doctor  Nefastus)  y frustrado candidato a obispo auxiliar de Sistach, en el amorío letífico platónico que con él estableció: muchas felicidades por la ruina de diocesaneidad de la Casa Gran, el Seminario. 
Prudentius de Bárcino

18 comentarios:

  1. DESPEDIDA DE LECTOR12 de marzo de 2017, 17:31

    En estado semiagónico, pero todavía con conciencia clara, confesado, confortado con los santos óleos y viaticado, me dispongo a acoger la llamada del Altísimo.

    Es gracias a mi fiel sobrino D. Eulogio Aznar, a quien dicto estas líneas, que puedo despedirme de ustedes, sres. del Directorio de Gérminans Germinabit Floreal, que durante tantos años he leído con grandísima alegría. Les animo a que sigan su labor encomiable por muchos años más. Nuestra Madre, la Iglesia, les necesitan.

    He dispuesto ya todo lo relativo a mis exequias, que serán anunciado en la prensa barcelonesa, de la manera acostumbrada, a través de La Vanguardia. Puedo adelantarles que seguramente habrá funerales en Santa María Reina de Pedralbes, o en San Odón, y en el oratorio de Bonaigua.

    Reciban un último y afectuoso y agradecido saludo de Don Joaquín Aznar Ventós, que desde el cielo bendecirá cuanto publiquen en estas páginas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis deseos de que el Ultimo y Supremo Tribunal sea benévolente con usted Por mi parte, como lector de esta página, le tendré presente en mis oraciones.

      Eliminar
    2. Supongo que esta DESPEDIDA de LECTOR no será una broma pesada ¿VERDAD?

      Eliminar
    3. Rezaré por usted.

      Eliminar
    4. Supongo que esta DESPEDIDA de LECTOR no será una broma pesada ¿VERDAD?
      ...
      Eso no se puede saber. Se sabrá, quizás, leyendo dicha La Vanguardia.

      Ya hubo hace unos años que otro lector se despidió de una parecida manera.

      Eliminar
  2. Encuentro a faltar un poco de critica por lo poco (por no decir nada)que ha hecho el actual arzobispo Omella por cambiar Rector, Director espiritual, y demás equipo formativo.
    Y si me lo permiten criterios de admisión y diocesaneidad de los nuevos seminaristas.
    Turull es Antiguo Testamento, pero el Nuevo Testamento en el Seminario no lo vemos aún.
    Veo mucha "calma chicha" actualmente en este tema y otros en la archidiócesis de Barcelona.
    Nadie se quiere complicar la vida, y así nos luce el pelo.

    ResponderEliminar
  3. "Nuestro Seminario permanece en punto muerto."

    Una proposición totalmente equivocada, lo verdadero es:

    "Nuestro Seminario permanece en un punto negro muerto".


    Si se juntara todas las vocaciones catalanas que conforman la diáspora, el exilio, la deportación, los refugiados, los expatriados, los del ostracismo, los extrañados, los huidos, los emigrados, los alejados... sería el Seminario con más vocaciones de España.

    Cuando yo pasé, por los 1980, era un curioso Frankenstein de ortodoxos, dubitativos en la fe, politizados por el nacional-progresismo, progres modernistas... algo que no me gustó a los pocos meses... y que hoy lo veo tétrico, cuando paso por ahí... de verdad, no mueve a ir...

    El clima de ortodoxia y paternidad da unción al lugar. Las personas lo son todo, pues al final, Jesús se deja ver no sólo por la Eucaristía, sino por sus otros Cristos, los sacerdotes y el obispo. El Espíritu Santo pasa por donde hay ortodoxia, que es amor a Dios.

    Es el momento de empezar de nuevo para renovar el Seminario de Barcelona, en serio.

    ResponderEliminar
  4. La formación sacerdotal que imparte el Opus Dei es de lo mejorcito que se puede encontrar en el Iglesia conciliar. No sabemos, en cambio, cómo sería la formación diocesana.

    ResponderEliminar
  5. Elección de Blázquez como Presidente de la CEE: Cisma de facto12 de marzo de 2017, 23:35

    Dice el sitio oficial de la CEE:

    "La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) celebrará del 13 al 17 de marzo su 109º reunión. Durante estos días se procederá a la renovación de cargos para el trienio 2017-2020...

    Los obispos elegirán al presidente, vicepresidente, miembros del Comité Ejecutivo, los catorce presidentes de las Comisiones Episcopales, los tres presidentes de las Subcomisiones Episcopales; el presidente de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos; y los tres miembros del Consejo de Economía. Las elecciones están previstas para el martes 14 y el miércoles 15 de marzo.

    En esta reunión de la Asamblea Plenaria serán 80 electores. Tienen derecho a voto 79 obispos: 3 cardenales, 13 arzobispos, 51 obispos diocesanos y 12 auxiliares..."

    Parece que será reelegido como presidente aquél que Arzálluz llamó "un tal Blázquez", es decir, el pasar desapercibido, inadvertido, transparente, ausente, lejano y distante, "yo pasaba por aquí"... pero por decisión de los obispos, ojo.

    Dicen que Blázquez parece ser del entorno de Francisco en España, tal como es Sistach en la Tarraconense.

    Pero la sensación que percibo es la de Cisma de facto real en la Iglesia, tanto Universal como española y catalana.

    Vuelo bajo radar, zapatillas de algodón, silencio total, ser una galaxia invisible de materia y energía oscura, sin emisión de partículas, ni ondas electromagnéticas ni gravitatorias... realmente prodigioso, siendo un grueso e importante cuerpo celeste, la Iglesia de España, con más de 60 diócesis, con su influencia sobre Hispanoamérica...

    Y es que los dubia sobre Amoris laetitia que presentaros los 4 cardenales, no han sido contestados aún por Francisco, supongo por el peligro de verdadero y rápido rompimiento de la Iglesia Católica.

    En efecto, vemos que la lista de obispos y cardenales a favor y en contra de Amoris laetitia refleja, hasta ahora, una división en dos mitades de la Iglesia... como si fuera un fiel reflejo de Cataluña, entre separatistas y patriotas.

    Aquí está la lista del Cisma de facto en la cima, cumbre de la Jerarquía, por obra y gracia de Amoris laetitia [1]:


    1. A favor de la ortodoxia:

    Cardenal Walter Brandmüller
    Cardenal Raymond Burke
    Cardenal Carlo Caffarra
    Cardenal Joachim Meisner [los 4 dubitantes]

    Arzobispo Luigi Negri
    Arzobispo Charles J. Chaput
    Cardenal Joseph Zen
    Arzobispo Tomash Peta
    Arzobispo Jan Pawel Lenga
    Cardenal Wim Eijk
    Obispo Andreas Laun
    Cardenal Renato Raffaele Martino
    Cardenal Paul Josef Cordes
    Obispo James D. Conley
    Cardenal George Pell
    Obispo Athanasius Schneider
    Obispo Jan Watroba
    Obispo Józef Wróbel


    2. Arzobispos y cardenales oponentes a los dubia

    Cardenal Vincent Nichols
    Cardenal Donald Wuerl
    Cardenal Orlando Quevedo
    Cardenal Gerhard Müller
    Cardenal Walter Kasper
    Cardenal Reinhard Marx
    Cardenal Fernando Sebastian Aguilar
    Arzobispo Mark Coleridge
    Monseñor Pio Vito Pinto
    Cardenal Wilfrid Fox Napier
    Cardenal Claudio Hummes
    Obispo Frangiskos Papamanolis
    Cardenal Blase Cupich
    Cardenal Joseph Tobin
    Cardenal Christoph Schönborn

    *** Cardenal-Arzobispo Lluís Martínez Sistach [apoya Amoris laetitia en "Cómo aplicar Amoris laetitia", "Un Cardenal es confessa y en un artículo de prensa, además de negar legitimidad a los dubitantes]

    ¿***? Arzbobispo Juan José Omella y Omella [¿probablemente?, al negar legitimidad a los dubia y al presentar el libro de tres volúmenes que está a favor de la comunión de los adúlteros sin continencia
    “Exhortació del Papa Francesc. L'Alegria de l'amor” (catalán)
    "Exhortación del Papa Francisco. La Alegría del Amor" (castellano)]


    3. Indeterminados

    Cardenal Angelo Amato

    ..............

    [1] https://www.lifesitenews.com/news/the-full-list-of-catholic-bishops-and-cardinals-for-and-against-the-dubia

    ResponderEliminar
  6. Para tener vocaciones mucha piedad y temor de Dios. Son los últimos dones del Espíritu Santo, pero la lista debería ser al revés, por orden cronológico, como los concede el Espíritu SAnto: TEmor de Dios, pues sí, miedo de condenarse para siempre, piedad, amor por las cosas de Dios, rezar mucho vocalmente, devociones, ciencia, o sea, doctrina, puro catecismo, gusto por leer libros de santo, lecturas espirituales... fortaleza, un poco de ascética para recibir los dones del ES, y los más nobles y difíciles: consejo, entendimiento y sabiduría. Es urgente nombrar o citar los dones del E.S. al revés, de menos a más y no de más a menos.

    ResponderEliminar
  7. Crece el cisma...13 de marzo de 2017, 1:59

    En Malta sigue el cisma y herejía de dar la comunión a los adulteros que no cumplen con el Catecismo n. 1650 y Familiaris consortio n. 84:

    www.onepeterfive.com/new-letter-from-malta-bishops-attempts-to-downplay-permissive-guidelines/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montaraz de Solsona13 de marzo de 2017, 17:35

      Precisamente Malta esta llena de HEREJES,por eso Su Santidad mando al OSTRACISMO al grandísimo cardenal BURKE para que LIDIASE con ellos y hacerle la vida imposible.Así esta el PATIO!

      Eliminar
  8. "Parroquias propiamente rurales, con la división de la Archidiócesis, no podemos afirmar que existan. Todas poseen carácter urbano."
    No esté tan seguro de ello. Dése una vuelta por el Maresme y aún verá alguna parroquia que otra que, por lo menos, es semi-rural.

    ResponderEliminar
  9. Esto de la "diocesanidad" es un camelo. Hace unos años decían que no tenías "diocesanidad" su no habías estudiado en el seminario propio, después se cambió a que la "diocesanidad" era una especie de catalanismo progresista afín a la U, ahora que su estudias en el propio seminario pierdes la "diocesanidad".
    La plena "diocesanidad" para un sacerdote diocesano es estar encardinado en su diócesis y estar en comunión con su obispo y la Iglesia Universal. Lo demás me parecen chorradas.

    ResponderEliminar
  10. Esta crítica de falta de diocesaneidad del seminario o de cualquier otra institución diocesana recuerda tristemente a una de las críticas de siempre del nacional-progresismo, que ha tenido como efecto impedir la renovación eclesial gracias a los "nuevos movimientos" y a un perfil de pastor y de pastoral más acorde con el magisterio de Juan Pablo II y Benedicto XVI.

    En Barcelona es mucho mejor no apelar a la diocesaniedad, que suena un poco como la versión eclesial del "tarannà" o el "caràcter propi" que ya sabemos dónde lleva.

    ResponderEliminar
  11. Creo que la palabra "diocesaneidad", como tantas, tiende a ser engañosa. Pero en este caso se refiere al hecho que el Opus Dei, de donde salen tantas ordenaciones últimamente, tiene sus propios métodos. Es siempre difícil incardinar a alguien de la Obra en la vida diocesana más general, debido a la manera de funcionar del Opus.

    ResponderEliminar
  12. Pues el Arzobispo de Tarragona siendo del Opus no ha tenido ningún problema en adaptarse a SU diócesis.

    ResponderEliminar
  13. Total desacuerdo con la parte del artículo referida al OD (más bien a la Soc. Sta Cruz) Creo que se equivoca en el juicio sobre la visión cerrada de la formación. Los socios de la Sta Cruz son curas diocesanos como cualquier otro y lo que quieren es que haya santidad. Habrá alguno cerrado que quiera sólo vocaciones a la Obra pero, hasta esa actitud, será puesta en entredicho por sus directores. Si a ud. no le gusta el OD, muy bien pero no se erija en juez de la suprema catolicidad.
    Pensaría igual si crítica a un formador jesuita ignaciano tachándolo de cerrado y burbujero: si ayuda a que los formados sean mejores personas, más santos y más entregados a Dios y a los demás siguiendo las directrices del Catecismo de la Iglesia Católica y promoviendo todo tipo de vocaciones dentro de la iglesia, eso es católico

    ResponderEliminar