domingo, 19 de marzo de 2017

Estado de la reforma del Papa Francisco (I)

El pasado lunes día 13 de marzo se han cumplido cuatro años de la elección del Papa Francisco. Pocos medios, ni siquiera los eclesiales, han dedicado algún espacio a valorar no los cuatro años del pontificado del papa argentino, cosa harto difícil de realizar en su conjunto teniendo en cuenta  la falta de perspectiva general de la que aún carecemos, sino de la implementación de aquellas nueve prioridades que él mismo fue esbozando en sus primeros meses después del inicio de su ministerio.

Sería bueno tomar la temperatura del cuerpo del Pueblo de Dios al cual el Papa sirve en su ministerio petrino. La intención de este artículo es resumir brevemente los postulados que él mismo se impuso como urgentes prioridades y tratar de tomarles el pulso.

1.- Acabar con el clericalismo

El papa ha fustigado el abuso de poder de los sacerdotes sea por su injerencia en la libertad de las personas sea por el exceso de autoritarismo. Ha subrayado la mala tendencia de aquellos sacerdotes a gestionar el acceso a los sacramentos con “mentalidad de aduaneros” haciendo una llamada a empaparse con el olor de sus ovejas. En su entrevista en la Civiltà Cattolica que las reformas estructurales u organizativas eran secundarias. Que la primera reforma era la de la manera de ser: los ministros del Evangelio han de ser personas capaces de calentar el corazón de las personas, dialogar y caminar con ellas, bajar a su noche, a su oscuridad sin perderse…
2.- Salir a la frontera
El Papa desea una revolución cultural que abarque a todo el mundo, la de una Iglesia misionera con la mirada puesta en las periferias existenciales y no ya autoreferencial. La prioridad es el diálogo con la frontera, una Iglesia en salida que busca nuevos caminos, que es capaz de salir de ella misma e ir en pos de quien no la frecuenta, de quien se ha marchado o se muestra indiferente. El signo más necesario para la Iglesia es la convivialidad, la proximidad: un hospital de campaña después de una batalla. Francisco llama a dirigirse hacia los que se sientes rechazados y rechaza focalizar en torno a las cuestiones ligadas a la moral o a la sexualidad.
3.- Renunciar a la rigidez del pasado
“Quien sólo busca soluciones disciplinares, quien tiende de manera exagerada a la seguridad doctrinal, quien busca obstinadamente recuperar el pasado perdido tiene una visión estática no evolutiva” “Hay normas y preceptos secundarios en la Iglesia que fueron útiles en su momento pero que hoy han perdido su valor o significado” Es erróneo ver la doctrina de la Iglesia como un monolito que hay que defender a toda costa. Con Scalfari defendió la idea de que cada cual tiene su propia concepción de la verdad y que debe seguir su propia conciencia. El papa no entiende la llamada problemática hexagonal: sacerdotes y laicos más tradicionales que sus mayores. Sin embargo el Papa llama a ir contracorriente y fustiga “el espíritu mundano” lo que le alejaría de la idea de un papa cercano al relativismo ambiental.
C:\Users\Cesc\Desktop\papa-Francisco.jpg
Las piedras en el camino
Pero una cosa es predicar, y otra muy distinta es dar trigo. Porque el papa no llegó a una Iglesia que no tuviera ya un criterio y una forma de hacer con respecto a esos postulados. Había en efecto una ortodoxia conforme a la cual se esforzaban en actuar unos; y un movimiento de resistencia cada vez más potente que se lanzó por los caminos de la transgresión (en liturgia, en doctrina y en moral) cada vez más audaz. El papa Francisco se propuso dar un golpe de timón abriendo los brazos mucho más y buscando hasta donde fuese posible la “legalización” de la disidencia. Lo que en la política llaman la alternancia del poder, incorporando en el gobierno de la Iglesia a “la oposición”. Con el bien entendido de que igual que en el sistema mundano, al margen del poder quedan las instituciones como pieza clave de continuidad. El depósito de la fe se mantiene inalterable. Aunque se releguen al congelador partes esenciales del mismo.
Respecto al primer postulado, el de acabar con el clericalismo, ha habido una gran resistencia: obviamente por parte de los que estaban en el bando de la ortodoxia antes de este pontificado. ¿Se han producido conversiones? Más que conversiones, posicionamientos tácticos. Por ejemplo, el nuevo general de los jesuitas insiste en que es la hora de los laicos, y por tanto es muy oportuno el adelgazamiento de la Compañía. Mientras que por su parte, los aduaneros de cara avinagrada, que no huelen a oveja y consideran que los sacramentos no deben tratarse con trivialidad, se han convertido en la resistencia: que tiene mucho más cuerpo y más nervio del que parecía. Dicen éstos que para una Iglesia con sacramentos desacralizados, ya están los protestantes. Que los ministros de Dios son ministros de Dios, y que los sacramentos son sacramentos.
Respecto al segundo postulado, el de salir a la frontera, no ha sido menor la resistencia. La Iglesia ya actúa en el mundo, y su misión es atraer al mundo en vez de dejarse atraer por el mundo. Ante los evidentes signos de vértigo que sufre la Iglesia dejándose atraer por el mundo (ahí está el sínodo de los obispos para eterna memoria), los ortodoxos de toda la vida no están por la relectura del evangelio en claves multicolores ni por relegar al congelador la doctrina da la iglesia, incluida la que incomoda al mundo y a los clérigos que han decidido confundirse con el mundo.
Y respecto al tercer punto, el de renunciar a la rigidez del pasado, los que han quedado en la resistencia se echan las manos a la cabeza cuando oyen eso de que la seguridad doctrinal pueda ser exagerada, o que la doctrina de la Iglesia no es un monolito que haya que defender a toda costa, o que en la Iglesia el criterio último en todos los órdenes (litúrgico, doctrinal y moral) es finalmente la conciencia de cada uno. Para eso están los protestantes, vuelven a decir los conservadores. Tan difícil lo tiene el papa, que para templar sus ánimos se ve obligado de vez en cuando a decir que hay que atreverse a ir contra corriente para no dejarse arrastrar por el espíritu mundano.         
(continuará)
Prudentius de Bárcino

43 comentarios:

  1. ¿Conservadores, progresistas? Prudentius la verdad es mucho más simple: fidelidad o no a la doctrina.

    Suelen pintarse a los que reclaman fidelidad doctrinal, seriedad y rigor, de intransigentes, cerrrados y no sé cuántos improperios más. Razón tienen en todo los cardenales de los duabia a propósito de la Amoris laetitia saliendo al paso de tales descalificaciones afirman que la misericordia genuina, no la de boquilla acomodaticia, es enseñar la verdad.

    Parece obvio que la doctrina está recibiendo ataques serios desde los aledaños del Papa, incluidos los asesores doctrinales del mismo.

    En la web de la compañía de Jesús he apuntado lo que entiendo por puntos débiles de la Laudato si. Alguien se ha quejado aquí de que llamara bodrio intelectual la Amotis laetitia. Sobre ambos documentos, que exponen fallos doctrinales graves, algunos innecesarios, como la ecología de la Laudato si, me he pronunciado.

    Poco a poco van saliendo las vergüenzas de esos documentos a través de las manifestaciones de sus redactores, consultores o lo que sea.

    El último ha sido la salida de tono sobre los actos de efecto doble. El desconocimiento de la moral en un personaje con tan alto rango en una institución pontificio es preocupante.

    Nadie pone en cuestión la necesidad de donación, característica de la Iglesia, a semejanza de Cristo y de la que es exponente en grado sumo el papa actual. Pero con la misma honradez que se reconoce su ejemplaridad en ese terreno hemos de subrayar el escaso rigor doctrinal de que hace gala y al que está arrastrando a numerosos obispos y cardenales.

    Vale la pena leer los argumentos de defensa del Pontífice. Sobre débiles en el razonamiento, contradictorios.

    Uno, tras leer las diatribas contra el autorreferencialismo denostado, el rigorismo increpado y la obcecación denunciado, pregunta con llaneza. Bien, ya insultado, ahora demuéstreme que la razón no me asiste. Indíqueme en que ando errado.

    Los ataques contra los sacramentos, como todos los ataques que vienen de Roma, no son siempre bastos, aunque no alcanzan la sutileza que muchos quisieran: el ennoblecimiento de Lutero haciéndole testigo de Cristo es un ataque, entre otros, a la Eucaristía y la presencia real, el reconocimiento de una situación de adulterio con la excusa de los hijos y la conciencia de bien, es un ataque al matrimonio. La elevación de la conciencia subjetiva por encima de su obligatoria formación y la moral objetiva es un ataque a la ley natural.

    Nunca en la historia de la Iglesia había recibido el cuerpo doctrinal tantas agresiones. La cuestión del Filioque es juego de niños comparado con estos alejamientos, por torpeza, de la doctrina de siempre.

    ¿Conservadores, progresistas? Con lo fácil que es: abdiquemos de nuestra postura y veamos qué dice el catecismo. Y el catecismo, al menos el que yo me compré en la Iglesia de san Agustín y san Gregorio de Oxford, se siente avergonzado con los pronunciamientos recientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carai... si que va lluny a comprar el catecisme aquest bon home! M´he fet un bon tip de riure... Què ens vol demostrar aquest savi i erudit doctor???

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con las tesis del señor Valderas Gallardo.Al señor anónimo del CARAI le diría que no se "RIA" tanto del Sr, VALDERAS,quien ríe ultimo ríe DOS VECES.

      Eliminar
    3. "Fidelidad a la doctrina".
      Fidelidad a la vida. "No todo aquel que dice Señor, Señor...".
      Por sus frutos les conoceréis.
      ¿Qué dice el catecismo? ¿Qué dice el Evangelio?

      Eliminar
    4. Tengo nas duda que quizás usted pueda resolver. A mi me enseñaron que hay un dogma que proclama la infalibilidad papal en temas de magisterio de la Iglesia. La Amoris Laetitia es un documento de magisterio de la Iglesia promulgado por el Papa. Si digo que no la acepto íntegramente como magisterio verdadero, no estoy negando ese dogma? Y si niego un dogma, de la Iglesia, no estoy incurriendo en una forma de apostasía? Y si digo que el Papa se equivoca en este cocumento, no estoy cayendo en una forma de relativismo, poniendo el juicio de mi conciencia por encima de la fe?

      Eliminar
    5. Anónimo de las 11:57.
      Ha esbozado un sorites, una concatenación de racionamientos aparentemente impecable. Sin embargo, permítame decirle que la Amnoris Laetitia no es un documento magisteria del Pontífice cuando habla ex cathedra. Npo lo es porque lo diga yo, Burke o el lucero del alba, sino que no lo es porque no es coherente con la doctrina recibida. El magisterio petrino es el que es siempre que desarrolla una verdad revelada, no lo es cuando se aparta de esa verdad. Se han ofrecido muchas razones de ese distanciamiento de la doctrina. >Los argumentos de Sistach, de Pie, de tutti quanti respaldando la doctrina de al Amoris Laetitia no son tales. Se limitan a razonar a partir de la autoridad.

      Denunciar un error del Pontífice cuando noi habla ex cathedra no es contradecir el dogma de la infalibilidad, sino reafirmarlo. En otras ocasiones he dicho que los errores de Francisco y los suyos )Sanchez Sorondo, Schonborn, Fernández, etcétera) sirven par acotar la estricta dimensión de la infalibilidad. El propio Francisco allana el camino cuando repetidamente afirmaba que dice lo primero que se le ocurre y que no es infalible.

      Cierto es que quien niega un dogma niega todo el credo, porqiue entonces no se admite por fe, sino por capricho u opción.

      La ventaja de las limitaciones doctrinales de Francisco es que permiten entender la obligación de los fieles de conocer mejor la doctrina.

      La fe no deja de tener su cohenrencia interna. Para ello se sirve de la razón que Dios nos ha dado. No hemos de ser fideístas, sino creyentes que no tienen por qué, ni deben, abdicar su cabeza.

      Eliminar
    6. No todo el magisterio papal es infalible, sino sólo las declaraciones dogmáticas o las enseñanzas definitivas, aunque no revistan forma solemne. También el magisterio ordinario, cuando reitera lo enseñado siempre por la Iglesia. No es el caso de "Amoris laetitia", que contradice en algunos puntos el magisterio anterior.

      Eliminar
    7. Gracias por su respuesta. En ella usted niega que la Amoris Laetitia sea un documento de magisterio papal ex cathedra y nos da como criterio para saber qué es un documento de magisterio papal ex cathedra el que sea coherente con la doctrina recibida. Pero evidentemente eso suscita la cuestión ¿quién puede decirme si es coherente o no con la doctrina recibida? Usted mismo responde parcialmente a esa pregunta cuando dice “No lo es porque lo diga yo, Burke o el lucero del alba”. Pero si mi criterio no es válido, el de mi obispo no es válido, el de un concilio de obispos debo entender que tampoco por ser este un documento que emana de uno y el del Papa es el que ponemos en cuestión, entonces ¿quién ?

      Eliminar
  2. La decadencia del Vaticano19 de marzo de 2017, 19:08

    Desde el grave error de Amoris laetitia, que permite la comunión de adúlteros sin continencia en el numeral 305, nota 351, el Vaticano ha perdido en barrena autoridad moral:

    - Sorondo: apoya la moral consecuencialista y proporcionalista, y Amoris laetitia afirma la moral de situación

    - Paglia: mural homoerótico

    - Victor Manuel Fernández: autor a la sombra de Amoris laetitia

    - Sistach: apoyo a la comunión de adúlteros en Cómo aplicar Amoris laetitia

    - Materiales para la Semana de Oración por la unidad de los cristianos y para el resto del año 2017: en Vatican.va se mantiene la escandalosa afirmación de "Separando lo que es polémico de las cosas buenas de la Reforma, los católicos ahora son capaces de prestar sus oídos a los desafíos de Lutero para la Iglesia de hoy, reconociéndole como un «testigo del evangelio»".

    Lutero destruyó la Eucaristía y toda la catolicidad de la Iglesia.

    Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, autor de ese error: presidente Kurt Koch, secretarios Brian Farrell y Andrea Palmieri

    ResponderEliminar
  3. "Un par de consistorios más" y la reforma del papa Francisco estará lista para sentencia. Habrá desaparecido para siempre de la Iglesia - gracias a Dios - el lastre actual fruto del conservadurismo, el anacronismo y el anquilosamiento. El auténtico evangelio de jesús con su sencillexz evangélica, florecerá de nuevo. Laus Deo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que dentro de un par de consistorios más, ni Ud. ni yo estaremos presentes para verlo.
      Que el Señor dé larga vida a nuestro querido Papa Francisco, Obispo de Roma!

      Eliminar
    2. ja.ja.ja... Me temo que el anónimo de las 16:13 no sabe lo que es un "consistorio". Es, ni más ni menos, que la creación de nuevos cardenales. Y eso en el pontificado de Francisco ya ha sucedido tres veces en cuatro años. Por tanto son frecuentes... Yo no sé cuantos años tiene usted. Yo sesenta y cinco y si el Señor me da vida y salud espero ver unos cuantosd más! usted no?

      Eliminar
  4. Parece que el Papa Francisco gobierna una iglesia imaginaria, ¿o acaso alguien que conozca la realidad de la Iglesia hoy día piensa que los problemas del catolicismo actual son la exagerada seguridad doctrinal y la cerrazón frente al mundo? Es todo lo contrario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco gobierna con enfoque sudamericano, sin perspectiva europea.

      Por eso da la sensación de dirigir sin mucho realismo, desde el punto de vista europeo.

      Eliminar
    2. Menos aún que en Europa, en Sudamérica los problemas actuales de la Iglesia no son la exagerada seguridad doctrinal ni la cerrazón frente al mundo.

      Eliminar
  5. Un hospital de campaña trata de paliar en el primer momento el síntoma agudo de la patología que presente el sujeto; pero sobre todo un hospital de campaña lo que hace es “prevención”. Hay una clara racionalidad preventiva. Si no lo hacemos así, unos pocos casos de infecciosos descontrolados, contagiaran no solo al resto sino también al personal médico y de enfermería.
    ¿Cómo se ataca una epidemia?
    Hay que buscar cual es el agente causante y el foco.
    Si no lo hacemos así, estaremos tratando a casos de enfermos que se irán multiplicando y ninguno sanará. No solo, no los sanas, sino que cada vez habrá más enfermos y a la larga el personal de apoyo contagiado.

    Por tanto, situándonos en la Iglesia, lo que hay que hacer es recristianizar al sujeto. Tomando como caso la aceptación de los divorciados y vueltos a casar a la comunión, lo que haremos será propagar más la enfermedad.
    ¿Cuál es la enfermedad? La enfermedad es el emotivismo.
    Vivimos en una cultura emotiva en la que de alguna manera todos participamos y por ello tenemos cierto contagio. No existen los individuos puros y por tanto hay que tratar a todos.
    Las personas emotivas encuentran una dificultad enorme en construir una vida. Las emociones hacen que ante las dificultades que ven insalvables, se sientan como ante una ruptura enorme y no saben qué hacer. Eso se vive en el matrimonio y la familia, pero también en la vida profesional. También sucede en la vida sacerdotal y consagrada. Bajo este prisma emotivo, el compromiso para siempre lo ven mientras les dure el sentimiento.
    Ciertamente los pastores no hacen seguimiento del rebaño. Un matrimonio con problemas no ve la Iglesia como ayuda, sino que vienen ya con hechos consumados a buscar la anulación. Están solos. Sin embargo, si reconocen y acuden a Caritas para otro tipo de necesidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo en el alcance letal del sentimentalismo. Esto se percibe de forma cada vez más dolorosa en la vida consagrada. Hay que decirlo claro: estos planteamientos puramente emotivos no están evangelizando realmente a nadie, no si no van acompañados de una theoria sólida. Se decía que, como Francisco es un buen comunicador, muchos iban a entrar o a regresar. De momento, esto no se está dando. Si algo ha caracterizado a la IC á través del tiempo (y la hacía respetable y atrayente desde fuera) es la firmeza de la verdad, la exigencia de una rectitud de comportamiento y la importancia de la belleza cultual.

      Eliminar
    2. Le digo y le confirmo que los planteamientos del Papa Francisco han dado, dan y darán fruto abundante.
      Modestamente soy un pobre fruto de la bondad de el Papa que Cristo ha querido darnos en el momento presente.

      Eliminar
  6. Es evidente que Francisco está protagonizando una ruptura con el Magisterio, al avalar la comunión a los adúlteros sin arrepentir, al declarar que no hay que convertir a los judíos, y que es pecado convertir un protestante a católico, que el primer mandamiento es el amor a los demás, y muchas otras frases escandalosas, muchas de ellas analizadas en la web Denzinger-Bergoglio.

    Francisco no ha salido de la nada, hay que investigar quien era y que hacía el Cardenal Bergoglio, y lo que he averiguado no es nada alentador. En Argentina conocen muy bien su personalidad populista y autoritaria, que causa constantes contradicciones: hablar de Misericordia y a la vez destrozar a los Franciscanos de la Inmaculada y al Obispo Livieres. Manifestar al Ministro italiano que no le gustan las cárceles y a la vez condenar al cura Vallejo Balda a muchos meses de cárcel en el Vaticano, por un delito que la justicia civil no conlleva cárcel. Manifestar que él se considera falible y que puede equivocarse, y a la vez no cambiar ni un milímetro el rumbo que ha tomado, a pesar de que Cardenales, y muchos fieles le han pedido claridad y fidelidad al Magisterio. Sorprenden decisiones que muestran su autoritarismo y desprecio a sus colaboradores inmediatos: despedir a 3 miembros de Doctrina de la fe, con la frase “yo soy el Papa, y no tengo que dar explicaciones”; despreciar las correcciones hechas desde Doctrina de la Fe, sobre Amoris Laetitia, y encima nombrar al Cardenal Schonborn como intérprete autorizado de AL . Lo último, crear una Comisión de revisión liturgia a espaldas del Cardenal Sarah, Prefecto del Culto Divino. etc.

    Cada día hay más gente preocupada por el rumbo tomado por Francisco, que causa una grave crisis en la Iglesia, y que cada día parece que se acelera más, y que muchos nos tememos acabará en Cisma. (Ojalá me equivoque, pero según asegura “Der Spiegel”, el propio Francisco es consciente de ello).

    Para que los papalotras no se escandalicen, hay que repetir a menudo las palabras de B XVI "El Papa no es un soberano absoluto, cuyo pensamiento y voluntad son ley. Al contrario: el ministerio del Papa es garantía de la obediencia a Cristo y a su Palabra. No debe proclamar sus propias ideas, sino vincularse constantemente a sí mismo y la Iglesia a la obediencia a la Palabra de Dios, frente a todos los intentos de adaptación y alteración, así como frente a todo oportunismo".

    El respeto que todos los católicos debemos al Papa, no se contradice con el hecho corregir sus errores, que tanto están escandalizando a muchos. Es más, por amor a la Iglesia y a su persona, tenemos obligación de hacerle ver sus equivocaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una Iglesia en cisma de facto20 de marzo de 2017, 1:30

      Lo que dice es cierto.

      1. En estos momentos, la Barca de San Pedro está pasando la que sin duda es la peor crisis eclesial de su historia.

      2. La crisis es la aprobación de Amoris laetitia, donde en su Capítulo VIII, potencialmente establece la comunión y absolución para los fornicarios adulterinos, con el peligro de extenderse a todo tipo de fornicario: homo-bi-polisexual, concubinatario...

      3. Esto es un gravísimo error. Primero porque los fornicarios adulterinos, polisexuales, concubinatarios y prostitucionales forman "una sola carne", y luego porque son todos ellos una unión carnal que conforma un acto intrinsece malum semper et pro semper, la cual es una norma moral general, absoluta, suprema y universal, sin excepciones, que prima tanto por encima de la conciencia individual como también de cualesquiera circunstancia o situación eximente o atenuante.

      4. Sin dudarlo, Francisco ha caído en la trampa para elefantes preparada por sus malos asesores y consejeros. Ello, para mí, es debido a su genuina compasión, pero combinado con su desconocimiento teológico: Francisco tiene graves lagunas y carencias de ciencia teológica, y no se ha rodeado de buenos peritos teológicos.

      5. En mi opinión, la trampa es ésta: la comunión de los divorciados es un señuelo para acabar con la misma Iglesia, poniéndola en la mayor crisis de la historia.

      6. Hoy, no hay ninguna posibilidad de que Amoris laetitia sea solucionada. El mal está hecho, pues la Iglesia está ya en un Cisma de facto: Alemania y Malta siguen a la errónea Amoris, y algunos cardenales y obispos están por la aplicación herética. En Cataluña, Sistach en sus libros "Cómo aplicar Amoris laetitia" y "Un cardenal es confessa", y el libro del Arzobispado de Barcelona de Mons. Omella "Exhortación del Papa Francisco. La Alegría del amor", de Francesc Riu i Rovira de Villar. Lo mejor sería retractarse y ayudar al Papa, obispos y cardenales, en aplicar Amoris según la sana doctrina, y no propalar la herejía y el cisma.

      7. Francisco ya no puede contestar ortodoxamente a las 5 dubia de los 4 cardenales, y sólo in extremis puede plantear una Nota interpretativa que obligue a aplicar Amoris según la recta doctrina de la Tradición Apostólica. Hoy, contestar las 5 dubia causaría un mal que ya sería mayor, pues provocaría un Cisma de iure, y él mismo lo ha confesado: no quiere ser el Papa del Cisma (... que él mismo ha causado con Amoris).

      8. La segunda línea de defensa de la ortodoxia deberían de ser los cardenales y obispos: si el Papa se ha equivocado, que sean los obispos y cardenales que lo subsanen. Pero estos también están gravemente divididos: Alemania y Malta.

      9. Por eso hay que rezar por Francisco, para que siga haciendo cosas buenas y que las mejore, evitar que haga cosas malas, y si las hace que rectifique, y en el caso de Amoris laetitia, para que su error no se propague por todo el Cuerpo Místico y lo rompa en mil pedazos, que puede ser que ocurra muy pronto.

      Cada día, la Iglesia vive de una unidad regalada por el Cielo... alarguémosla con la oración y el ayuno.

      Eliminar
    2. Muy bien expuesto, Fred. Y muy bien expuesto el artículo de hoy. Otros no somos tan templados a la hora de valorar al Obispo de Roma.

      Creo que Francisco tiene bien decidido imitar a Benedicto XVI y renunciar cuando se sienta sin fuerzas... Cuando esto suceda, cuando ya no sea Papa y los focos de los medios de comunicación se aparten de él, entonces recogerá lo que ha cosechado.

      Los que no sentimos heridos, decepcionados y amenazados por él, respiraremos aliviados. Sus aduladores, de dentro y de fuera de la Iglesia, desaparecerán de la noche a la mañana.

      Tendremos que aguardar a ver quién será su sucesor. ¿Los cardenales electores habrán escarmentado? ¿Todavía tendrán ganas de fiesta, sarao y tórrido romance con el Mundo? ¿Francisco transformará el sacro colegio al modo que dijera Alfonso Guerra que harían los socialistas con España?

      Eliminar
    3. No está nada claro que un Concilio, un Sínodo o un Cónclave resuelva nada.

      Hoy, por Amoris laetitia, la Iglesia está rota y dividida.

      Hay que defender la recta ortodoxia y ortopraxis ante cardenales, obispos, abades y presbíteros heterodoxos y cismáticos, y rezar para que Francisco salga de la ratonera donde le han metido..

      Eliminar
  7. Dicen Vds.equivocaciones errores mala praxis d la Fe Catòlica, pero Vds.Sres.en q mundo viven ? El Padre Francisco bajo mi humilde entender por supuesto, representa lo mejor de la Fe De Cristo, sus valores sencillos pero veridicos sobre la situacion de todo el mundo. Sus ansias i conocimientos de la Sed d Cristo q bien conoce afecta a gran parte d l humanidat hace q nos imparta Fe Esperanza y mucha mucha mas Caridat d lo q durante decadas han demostrado las altas gerarquias eclesiasticas. Vds. Criti an hasta la saciedad su enciclica Amoris Letitia.....tanto les escandaliza? O es q temem perder lo q Vds.han conseguido amedrentando a todos los q no piensan a la vieja usanza ? Es decir No....No....todo es pecado...todo esta mal...pero se olvidan siempre de mirar con la misma obgetividad sus desmadres sus caoticas soluciones para solventar problemas, no precismente muy saludables en la vida Sacerdotal. Sean personas honestas, no envidien y sobretodo n olviden los Santos Evangelios.

    ResponderEliminar
  8. Caram, si q es compran catecismes lluny, penso q no cal anar a Oxford, en aquest catolic pais anomenat España es venen a qualsevol llibreria d qualsevol lloc. El q hem sembla a mi es q....cap catecisme a vds.els hi fa falta, el q necessitan es una bona nateja, posiblement nomes d l.Anima per comprendre i entendre els grans problemes i penuries q la Fe de vostes, es a dir la q te com referent el luxe d.imposar com sigui lo q vostes volen abusan gairebé sempre d.un poder q ningú els hi ha otorgat. Humilitat !!!
    I un incis : el Pare Françesc per si no ho volen sapiguer ni escoltar, ES MOLt ESTIMAT.i tan de bó, la seva Enciclica Amores Letitia tiri andavant,....ancara q amb tantes travetes...nomes l.Esperit Sant el podra ajudar !! Pau a tots !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qui estima més a Francesc, ¿qui li diu que sigui fidel al Magisteri de l'Esglesia o qui li diu que tiri endavant i faci el que volgui?
      ¿L'Esperit Sant ha canviat de opinió i ja no está d'acord amb el que han ensenyat els Papes durant XX segles?

      Eliminar
    2. "Aquest catòlic país anomenat España" sona a catxondeo. Segur que és més catòlic que Catalonia on la religió principal és el Bar$a y la sacrosanta e immaculada nació catalana sota l'auspici de l'humil expresident Mas.

      Eliminar
    3. La ironia és pitjor que el fascisme.

      Eliminar
  9. Creo que el resumen del sentido del pontificado del Papa Francisco es "ir por el mundo y predicar el Evangelio"

    Frente al precepto evangélico los hay que quieren entender la Iglesia como "partido católico", un actor más en los juegos de poder, que además lleva décadas perdiendo todas las partidas. Y quieren que siga así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la vaga sensación de que las respuestas de algunos de los respetables anónimos sientan cátedra, como con expresiones diría... " definidas" , como seguras e inamovibles Claro, dicen " su verdad" y por cierto siguen las largas y pesadas parrafadas de esta pseudo ex-cátedra de algunos....como unos "sabelotodo".

      Eliminar
    2. No le quepa ninguna duda de que la Iglesia Católica es "como" un partido político, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pues es el intercesor del mundo ante Dios, y en bastantes profecías, el mismo Jesús ha revelado que está frustrando continuamente, tanto en Cataluña, en España como en el mundo, los actos malvados.

      Señor, Tú que lo sabes todo, Tú que lo puedes todo, revela el plan de los malvados, destruye sus maldades.

      Jesús, demuestra tu Imperio; María, demuestra tu Reinado, pisa la Cabeza de la Serpiente.

      Eliminar
    3. Sólo me faltaba ver que se presenta a Jesús como emperador. ¿Cuál es el reinado de María?

      Eliminar
    4. Anónimus Cabreadus20 de marzo de 2017, 20:25

      Sr.Anónimo 16:10: CRISTUS VINCIT-CRISTUS REGNAT-CRISTUS IMPERAT,aun no lo sabe?.

      Eliminar

  10. MARPN
    Anónimo de las 19:28
    Té alguna cosa personal en contra del Sr. Valderas?. Si vostè està en tot d'acord amb la manera de dir i actuar l'actual Papa Francesc, em sembla molt bé que defengui les seves manifestacions. Pero somos muchos y muchos - que no nos consideramos mejores ni más católicos que los demás - que ante muchas de sus declaraciones se nos pone el bello de punta y nos entristece. Lo respetamos por que es nuestro Papa. Pero yo no puedo dejar de pensar que está más cerca de los cristianos protestantes( incluso de los que están en contra de nuestra IC), que de los católicos que deseamos seguir a Xto y que nos consideramos pecadores. Si el cisma ha de llegar, que sea lo antes posible. Basta de hacer zozobrar la barca de San Pedro. Dios quiera que no lleguemos a este punto, que sería un desastre para nuestra querida Iglesia católica. Recemos por ello.

    ResponderEliminar
  11. Recordad: "Por los frutos los conoceréis".
    Desde la JMJ en Brasil, han abandonado (cifras oficiales) la Iglesia Católica para pasarse a sectas evangélicas, NUEVE millones de católicos de este país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si le tomáramos por símbolo de la postura anti Papa tendríamos retratada esta en su fruto mentiroso. No es cierta esa cifra oficial de católicos brasileños que hayan abandonado la Iglesia. Tampoco hacen falta muchas luces para darse cuenta que es un fruto mentiroso. Cualquiera sabe que la Iglesia no lleva ningún censo de fieles. Su “dato” proviene de una encuesta que han publicitado por aquí para atacar al Papa. Como si otro dice que según su encuesta después de la JMJ hay veinte millones más de católicos. Cualquiera sabe que las encuestas son la mentira organizada para colar las trolas del poder, pura brujería.

      Eliminar
    2. Al anónimo de las 19:58.

      El fanatismo impide ver la realidad.

      El estudio sobre la evolución del catolicismo en Brasil desde la JMJ, fue realizado en este país de forma científica por el prestigioso Instituto de investigación Datafolha, del Grupo Folha, un importante holding de empresas. Creado en 1983, realiza estadísticas, sondeos electorales, estudios sociológicos y de mercado, para su propio Grupo y para clientes externos. Sólo en febrero de 2016, realizó 6.000 investigaciones, totalizando más de 9 millones de entrevistas.

      Según este estudio, que no ha sido desmentido por el Vaticano, la Iglesia Católica, que se considera que tiene en Brasil el mayor número de fieles en el mundo, perdió nueve millones de fieles en el país desde el año 2014. El porcentaje de brasileños mayores de edad que se dicen católicos pasó del 60 % en ese año a un 50 % a final de 2016, lo cual significa una pérdida de unos 9 millones de fieles.

      Hay otros datos significativos en cifras de los frutos de este pontificado. Son las cifras de personas que asisten a los actos públicos de Francisco I (Ángelus, audiencias, ..) y esta vez con cifras del Vaticano, publicadas hasta en los diarios italianos más afines. Pues bien, los asistentes a los actos se redujeron en dos años y 9 meses (marzo 2013-diciembre 2015) en 3.413.040 personas, pasando de 6.623.900 (2013) a 3.210.860 personas (2015), una reducción de más del 50%. Los datos provisionales de 2016 abundan en ese descenso vertiginoso. Conclusión de estas cifras: Francisco I no sólo no atrae a los alejados, sino que hace huir a los cercanos.

      Eliminar
    3. Así que lo dice el “Grupo Folha, un importante holding de empresas” Se queda corto, es el mayor conglomerado de poder mediático en Brasil. Como aquí El País. Como si lo dijera El País. Lo dice el poder y usted dice que hay que creerlo. Hay que tener fe en el poder. Aunque todos sepamos como se hacen las encuestas; inventándoselas. Y cuanto más poder se tenga más se inventan. A la brujería hay que unirle el papanatismo. Con Pilar Rahola y el grupo Folha liderando la nueva Iglesia, la Iglesia del poder. Contra esa brujería del poder lucha el Papa Francisco. Lógico que le ataquen.

      Eliminar
  12. TODO ES PECADO
    ¿Cómo se puede ser tan ingenuo? La moral (no la católica, sino cualquier moral desde que el mundo es mundo) no está para proteger al individuo suelto, sino para protegerlo dentro de las instituciones de que se dota la sociedad para no estrellarse. Y si se llama moral (es cosa de costumbres) es porque lleva muchos siglos constatándose que siguiendo esas conductas, la sociedad funciona. Y naturalmente que la sociedad se protege de los aventureros (pecadores) que se empeñan en vivir como si estuviesen solos en el mundo, despreciando lo que de patrimonio común tienen las costumbres, es decir la moral.

    La Iglesia, que es la institución más antigua de occidente, ha hecho de guardiana de estas costumbres (buenas costumbres) que hacen que la vida en comunidad funcione. Y naturalmente, las costumbres que atentan contra una institución tan indispensable como el matrimonio y la familia SON PECADO porque nos dejan a todos desprotegidos. ¿A usted le parece que por darle gusto a un individuo he de desmantelar el matrimonio y la familia? Pues a mí no me lo parece. Y reivindicar una Iglesia que no tenga clara su misión de defensa de instituciones tan sagradas, me parece de una tremenda ligereza de cascos.

    Y respecto a los que critican al señor Valderas, me gustaría leer algún argumento, además de las ironías y las gracietas: que dan buena señal de su ingenio, pero no de su conocimiento.

    ResponderEliminar
  13. Al anónimo de las 11,57
    No ando muy ducho en estas cuestiones, pero el magisterio de la Iglesia no se sustenta en cualquier escrito papal. Creo que una "exhortación apostólica", que ése es el rango de la Amoris Laetitia, no crea magisterio. Tengo entendido que sí lo crea en cambio la encíclica. Si alguien tiene seguridad al respecto, le agradeceré que nos informe. Sospecho incluso que precisamente por estar este escrito en el terreno conflictivo en que está, no se le dio la categoría de Encíclica. Discutir por tanto lo discutible (porque no hay claridad de doctrina) no sería apostasía. Es una opinión cautelosa. Si alguien sabe más, le agradeceré las explicaciones.

    ResponderEliminar
  14. Totalmente de acuerdo con lo dicho por el Sr. Valderas Gallardo!

    ResponderEliminar
  15. Para formular cualquier opinión sobre el pontificado de Francisco hay que tener antes en cuenta la situación de la Iglesia cuando le eligen Papa. Hoy en Dolca Cataluña recuerdan a Lluis María Xirinacs, presuntamente suicidado, que fue sacerdote, al hilo de los actos de violencia organizada que tendría preparada la ANC, bajo la rúbrica de “Acció Xirinachs”.

    https://www.dolcacatalunya.com/2017/03/sabe-ud-la-accio-xirinachs-nos-prepara-la-anc/

    La conocida y delirante historia del sacerdote Xirinachs puede ser un símbolo de los problemas de la Iglesia a los que se enfrenta el Papa, desde la perspectiva de la diócesis de Barcelona. No por casualidad los separatistas oficiales le eligen como símbolo de la acción violenta. Estimo que el problema más acuciante e importante que tiene hoy el Papa tiene su epicentro en la diócesis de Barcelona, ramificándose en variadas cuestiones y acciones, y es un símbolo de ello el caso Xirinachs, juzgado en la Audiencia Nacional el 9 de marzo de 2004.

    Otro artículo de hoy de Dolca Cataluña, abusando de la comparación temporal, ayuda a centrar estos problemas, que van unidos. Algunos se consideran con derecho a tratar a los demás como esclavos, reclamando que con un poco de fingimiento esto se normalice, y lo bendiga la Iglesia:

    “ah, y los catalanes comerciaban con negros en el Mediterráneo”

    https://www.dolcacatalunya.com/2017/03/sincope-la-colau-tras-leer-una-carta-1514/


    ResponderEliminar
  16. Al señor Anónimo20 de marzo de 2017, 1:13.

    La AMORIS LAETITIA NO es una ENCÍCLICA. Es una EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POST SINODAL.

    El 01/11/1950 se declaraba dogma de fe la Asunción de la Virgen María (Constitución apostólica Munificentissimus Deus). DESDE ENTONCES NO SE HA DECLARADO NINGÚN DOGMA MÁS.

    ResponderEliminar
  17. Moltes gràcies per la seva aclaració. No creuen germans en Crist q desde 1950 fins ara ja seria hora de mirar al futur.

    ResponderEliminar