lunes, 20 de marzo de 2017

Benavent, estrella emergente

La última plenaria de la Conferencia Episcopal ha dado mucho que hablar y ha producido más de una sorpresa, especialmente en cuanto a la elección de presidentes de comisión y miembros de la Permanente. Entre ellos, está la del obispo de Tortosa, Mons. Enrique Benavent Vidal, que ha sido elegido presidente de la Comisión para la Doctrina de la Fe para el próximo trienio. A nadie se le escapa la importancia de este organismo, encargado de tutelar la doctrina sobre la fe y las costumbres. Que nuestros prelados hayan patrocinado al titular de Tortosa para su presidencia revela que el mismo goza de su consideración intelectual y pastoral. 

Don Enrique Benavent reúne dos condiciones que permiten augurarle un futuro prometedor en el episcopado: una es su edad, actualmente cuenta con 56 años y otra su capacidad intelectual. Doctor en Teología por la Gregoriana en 1993, profesor de Teología Dogmática en la facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia y Decano-Presidente de la misma desde 2004 hasta que, al año siguiente, fue designado obispo auxiliar de Monseñor García Gasco, convirtiéndose entonces en el obispo más joven de España. Lleva ya, por tanto, más de doce años como obispo y cuatro en la Tarraconense, desde que en 2013 fuese preconizado obispo de Tortosa. Dado su bagaje académico y teológico ha formado parte siempre de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, a cuya presidencia le han aupado en la última plenaria.

Cierto es que presidir algunas comisiones no significa nada más que contar con la confianza de tus pares en el episcopado. Ahí tenemos el caso de Salinas, defenestrado de Mallorca pero reelegido para la Comisión para el Apostolado Seglar. Pese a ello, creo que el nombre de Benavent dará juego en el futuro del episcopado catalán. Piénsese, especialmente, que de aquí a dos años se tendrá que afrontar el relevo de Mons. Pujol como arzobispo de Tarragona y a cuatro años vista se iniciará el proceso de sucesión de Omella. Que el tiempo pasa más rápido de lo que pensamos.
Fotografía publicada en Religión Digital
El obispo Benavent tiene además un talante sencillo y humilde. Este año Germinans me volvió a destacar como enviado a la Plenaria de la Conferencia Episcopal, donde siempre me hacen de entrañables cicerones mis queridos amigos Pacopepe y Gabriel Ariza y en donde este año he sido inmortalizado en una foto publicada por José Manuel Vidal en Religión Digital. De mi asistencia, en esta ocasión, guardo el recuerdo de la comprensión que me ha hecho llegar más de un obispo (lo cual debería preocupar a los inquisidores que se refugian en Taltavull) y a la llegada en coche del obispo Benavent, a bordo de un modesto utilitario, alejado de los crossover y vehículos de alta gama, con cristales tintados, de algunos altos prelados.

En Tortosa tienen a su obispo como alguien que huye de las complicaciones; cualidad o condición que le hará merecedor de una indudable promoción. Episcopalmente la pusilanimidad cotiza el alza, mientras que el arrojo no se halla especialmente bien visto. Por otro lado, Benavent tiene un hermano catalanista, que fue alcalde su localidad natal, Quatretonda, lo cual le permite también jugar con la ambigüedad necesaria en el tema territorial.

Para finalizar querría hacer una última acotación al resultado de las elecciones episcopales. Habían corrido rumores acerca de la posibilidad de que Omella alcanzase la presidencia o la vicepresidencia. Creo sinceramente que nuestro obispo no quiso jugar baza alguna, conformándose con ser elegido como miembro del Comité Ejecutivo en primera votación. Un cargo más que, unido al que tiene en la Congregación de Obispos, le obliga a ir de Barcelona a Roma y de Barcelona a Madrid una o dos veces al mes. No cabe decir que se impone cada vez más el nombramiento de varios auxiliares que colaboren en su ardua tarea, sino quieren encontrar a nuestro prelado extenuado de trabajo.

Oriolt

30 comentarios:

  1. ¿Y cómo es el Obispo Benavent como teólogo? ¿Es fiel al magisterio de siempre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laurentius Dertosensis21 de marzo de 2017, 20:30

      Desde los tiempos de Don RICARDO no habíamos tenido un Obispo tan GRANDE en todos los aspectos. Sería una pena que se nos fuera de Tortosa pero una gran alegría para la Diócesis que le tocase ejercer.Si fuese a Barcelona cambiarían mucho las cosas porque lo veo MUY GERMINANTE.

      Eliminar
    2. MONTARAZ de SOLSONA21 de marzo de 2017, 20:38

      Que nos manden a Mns.Benavent a SOLSONA POR FAVOR!!!

      Eliminar
  2. "No cabe decir que se impone cada vez más el nombramiento de varios auxiliares que colaboren en su ardua tarea, sino quieren encontrar a nuestro prelado extenuado de trabajo."

    ... a condición de que perduren más allá de Omella.

    Tanto el sucesor de Pujol y de Omella, muy seguro, serán elegidos por el próximo Papa... si aún hay Iglesia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que pesimista el pobre hombre o mujer de las 0:59!
      Seguirá habiendo iglesia mucho más allá de usted! Y si no los elige el Papa Francisco los elegirá un Papa muy parecido a él. La auténtica reforma de la Iglesia está en marcha por más que ladren día sí y día también los antireformistas de esta red germinante!

      Eliminar
  3. Mientras Taltavull siga en Barcelona, y no tome posesión como obispo residente a Mallorca, no saldran los nombramientos de los nuevos obispos auxiliares.
    Es el modus operandi de la Santa Sede en estos casos.

    ¿De verdad creen que unos obispos auxiliares pueden suplir las decisiones de gobierno diocesano que Omella no toma? R/. Lo dudo.
    Además de viajes a Roma (Vaticano), ahora hemos de añadir los viajes a Madrid (CEE).
    Y pronto 71 años,...
    Y la casa sin barrer, esa es la pura realidad.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso como funcionan ustedes. Todavía no han podido poner un par de buenas muletas para ayudar en la misión del arzobispo de Barcelona Mons. D. Juan José Omella y ya están pensando en su futura caída y en quien le puede suceder en el cargo en un futuro que prevén ustedes no muy lejano. Es encomiable su tarea de postular delfines en las carreras sucesorias. Y, luego, se quejan de la falta de vocaciones, la falta de creyentes, etc.

    Miren. Ya que tienen en la cartera un candidato con perfil y estilo del Papa emérito Benedicto XVI, les sugiero que también piensen en otro de un perfil que no les es tan cercano como el del actual Papa Francisco, del cual esperan muy poco, por no decir nada, y que, eso sí, que termine pronto. No sea que su iglesia vaya por una deriva no deseada. Si juegan a la política mejor que apuestan a dos cartas distintas, ya que entonces dicha apuesta estará totalmente cubierta y no tendrán miedo a equivocarse.

    El hombre es un animal político, tal como lo definió Aristóteles, es decir, un ser social capaz de tejer y romper relaciones con los otros. Con ello intenta hacer posible lo que aparentemente es imposible y utiliza medios cuyos fines sólo se justifican si el lugar de llegada es mejor que el de partida. Para mí, la dominación en política ha existido siempre dando frutos intensos en el corto y medio plazo. Para el largo plazo, para conseguir retos perdurables, la mejor política que existe es sólo una: la honestidad, ya que es la única capaz de crear, establecer y mantener verdaderas relaciones de confianza entre nosotros.

    Y no sólo eso. La honestidad es el valor esencial para que exista vida política. Es decir, relación de los seres humanos en sociedad. Sin este elemento, garante de la confianza, no se puede establecer ningún vínculo sólido en nuestras relaciones sociales. Y la honestidad debe empezar por llamar a las cosas por su nombre. No llamar conflicto a una guerra, ni democracia a una república de gobierno representativo, ni Omella a Mons. D. Juan José Omella y Omella.

    Sean honestos y no se escondan. Luego, no se quejen si les dicen que faltan al respeto de las personas y del cargo y de la institución que representan. No vale decir que utilizan la ironía y la prosa mordaz y retórica. Que no faltan nunca a nadie. Eso es mentira. Ya que cada vez que no llaman a las cosas por su nombre, no sólo faltan a la verdad, si no que consideran, como todo buen mentiroso, falso todo lo que les dicen. Y, ante esta horrible paradoja, toda su política queda coja de confianza, pues ha perdido el único bastón que precisa. La honestidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, maestro, por hacernos ver nuestros defectos y marcarnos el camino correcto.

      Eliminar
    2. Suscribo 100% lo escrito por Joan Lluís.

      La lástima es que hay personas que no atienden a argumentos en el plano racional; más bien se mueven a impulsos hepático-biliares, aunque intentan revestirlo con razonamientos barrocos.

      Eliminar
    3. Anónimo 21 de marzo de 2017, 15:04

      De maestro nada. Todos podemos aprender mucho del otro. Tan sólo basta tiempo, voluntad y humildad.

      Eliminar
    4. Juan luis: Masones modernistas SOBRAN en la Iglesia Catolica que se vayan a por LUTERO,ZWINGLIO;ZOROASTRO o BRAHMA POR FAVOR!

      Eliminar
    5. Anónimo 21 de marzo de 2017, 22:33

      Por favor. Antes de escribir hay que saber leer y entender lo que se lee. Y, si no lo ha entendido pregunte, de nuevo. Ya expliqué que mi nombre es Joan y mi primer apellido Lluís. No me lo cambie, pues no es ningún pseudónimo como lo que abunda por aquí. Sólo con copiar y pegar resuelve el dilema. Perdonen mi ignorancia, pero la verdad es que no sé qué es un masón modernista. Así pues, si tiene la bondad de aclarármelo algo aprenderé hoy y me podré acostar con la conciencia tranquila de saber una cosa más. Gracias.

      Al resto de su enumeración sí que los conozco un poco. Más por estudio, que por contacto o mera vocación. Ahora bien, una cosa está clara. Aquellos que se marcharon de la Iglesia Católica hace ya 500 años lo hicieron porque ésta había dejado de ser lo que era. Su marcha y escisión provocó tal sacudida que Europa se partió por completo, dando lugar a la verdadera I Guerra Mundial, más conocida por guerras de religión que tuvieron lugar entre 1618-1648. Toda una guerra civil religiosa. Espeluznante.

      ¿Qué frutos germinaron de esto? Seré breve y claro, por cortesía con el tiempo, espacio y el entendimiento de todos. Podemos decir que surgieron figuras como Baruch Spinoza. movimientos como la Ilustración y personajes tan incomprendidos, mal interpretados y ninguneados como Friedrich Nietzsche, que han puesto en jaque a la Iglesia católica y provocado que volvamos, de nuevo, a la interesante discusión medieval entre fe y razón.

      Los partidarios de la razón están llevando la voluntad de poder hasta cotas ilimitadas queriendo emular la omnipotencia divina hasta alcanzar la condición de dios, tal como propugna el transhumanismo. Mientras, que los partidarios de la fe tienen tantas raíces y fuentes de las que beber que se pierden en inútiles disputas de cuál es la única y verdadera, con lo que su apuesta por dotar a la humanidad de un sentido a la vida queda en entredicho.

      La paradoja es que se necesita de ambos, pues la apuesta de la razón por el poder en detrimento de la fe y su capacidad de dotar de un sentido a la vida del ser humano es insuficiente, ya que éste se acaba quedando sólo y por debajo de él se abre el abismo más absoluto.

      Es preciso, pues, un nuevo pacto que conjugue ambos espacios. En beneficio de toda la humanidad. Y, para ello, no descartaría, la contribución de tradiciones aún más antiguas, como las ya propuestas en su comentario y que, a día de hoy, son más seguidas en número y convicción que las que usted dice profesar y defender. ¿Por qué será?


      Eliminar
    6. Preguntaría a Joan Lluís si es originario de PAÜLS porque en este pueblo del Bajo Ebro hay muchos con su apellido,solo por curiosidad Gracias.

      Eliminar
    7. PERE DE BITEM 22 de marzo de 2017, 20:53

      Mi apellido paterno viene de un poco más lejos, del Pallars Sobirà. De allí proceden dos personajes conocidos Joan-LLuís Lluís que es escritor i Pere Lluís Font que és filósofo. En todo caso, una vez oí que uno es de donde mueren sus padres y nacen sus hijos. En mi caso, los primeros murieron en Barcelona y el segundo oficialmente consta en Pekín. Por lo que me considero un ciudadano del mundo, pues en el fondo todos somos originarios del mismo sitio.

      Eliminar
    8. Muchas gracias por la información Sr. Luis.

      Eliminar
  5. Respondiendo a Joan Lluis.
    Por fin encuentro en este Foro, alguien con quien estoy totalmente de acuerdo. Muchas gracias por dar su opinion, veridica clara eficiente y consecuente. Ojala todos supieramos hablar y definir como vd.lo ha hecho el actual pensamiento d l Gran Curia.....

    ResponderEliminar
  6. Ha bastado un comentario razonado de Oriolt, mesurado con el fiel de la balanza de la justicia a la que con tanto rigor sirve, para que las furias y las hidras se desmelenen. Como siempre, atribuyendo a los demás sus propias vergüenzas, su falta de consistencia doctrinal, su carencia de datos. Eso sí, indicando el camino como alguien con toda sorna ha comentado.

    Oriolt no contestará. Es el mejor camino. En su propia menesterosidad quedan retratados.

    El domingo cogía yo el metro hacia el mediodía. Era día del seminario y de las vocaciones. Junto a mí se sentó una señora avanzada en años, pero briosa. Llevaba, y rezaba en silencio, una oración por las vocaciones. Pensé que sería una estampa. No. Era una fotocopia. El texto estaba en castellano. Para rezar por las vocaciones en Barcelona... hay que hacerlo con fotocopia. En efecto, en la hoja dominical de la diócesis a la que pertenece la parroquia donde un servidor asiste todas las referencias al día estaban en catalán, incluidos los testimonios de los seminaristas que, en su mayoría, eran castellanohablantes, si atendemos a su origen, nombre y apellidos.

    Hubo un libro en mi adolescencia que generó una notable controversia: Honest to God. Honrado para con Dios. (Mal traducido por honesto para con Dios). Piensa uno muchas veces en que la ausencia de honradez para con los hermanos, hasta el punto de cerrarles el mensaje de Cristo, no es más que un reflejo de la falta de honradez para con Dios.

    Mi apoyo a todos ustedes de Germinans. La honradez para con los débiles les hace fuertes. Y reflejan su honradez para con Dios. Se les negará el pan y la sal, como a la señora del metro que tenía que rezar en su idioma con una fotocopia.

    Benditos sean los pies del que anuncia el mensaje del Señor.

    No pararán en sus diatribas. No reparen en ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grandiosa reflexión la suya Sr.Valderas,LADRAN, LUEGO CABALGAMOS!!!

      Eliminar
  7. El cardenal Blázquez, que ha salido elegido pese a cumplir en unos meses los setenta y cinco, era claramente el candidato del Papa. Este le escribió una carta por su aniversario en que claramente le animaba a continuar. Esto ha escocido ha algún grupo de poder que en las últimas semanas obró para intentar sabotear la candidatura del cardenal Blázquez. Y para que no se vea su derrota ahora lanza diversas interpretaciones, sobre lo ocurrido, en publicidad combianada, como cortinas de humo. La más delirante que eligiendo al candidato del Papa han perdido lo que se inventan como “los hombres del Papa”.

    ResponderEliminar
  8. Algunos construyen la verdad, para ponerla a su servicio.
    ¡Que no se interponga el Magisterio! Solo Cristo y yo; perdón, he querido decir el Constructor y yo.
    Así puedo ahora “usar” al prójimo porque lo que “realmente importa” son los frutos en el largo o medio plazo.

    Expresan una fe reducida a emoción, una fe utilitaria, “sin conversión”. ¡Viva mi ombligo!

    ResponderEliminar
  9. Joan Lluis:

    SAN JUAN PABLO II:
    http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_14091998_fides-et-ratio.html
    14 de septiembre de 1998

    Benedicto XVI
    Libro electrónico gratuito “Fe y razón según Benedicto XVI” que incluye:
    • Conferencia en Subiaco
    Sobre las crisis de las culturas
    https://es.zenit.org/articles/la-ultima-conferencia-de-ratzinger-europa-en-la-crisis-de-las-culturas/
    1 de abril de 2005

    • Discurso en la Universidad de Navarra
    Sobre la exégesis cristiana
    31 de enero de 1998

    • Discurso en la Universidad de Ratisbona
    Sobre fe, razón y universidad
    12 de septiembre de 2006

    • Homilía en Ratisbona
    Sobre la racionalidad de la fe
    12 de septiembre de 2006

    • Discurso en Westminster Hall
    Encuentro con representantes de la sociedad británica
    17 de septiembre de 2010

    • Discurso en el Parlamento alemán
    Visita al Parlamento federal (Berlín)
    22 de septiembre de 2011

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo 22 de marzo de 2017, 15:36

      Cuando hablo de un nuevo pacto que conjugue ambos espacios, los de fe y los de la razón, me refiero a algo más amplio, de alcance mayor al que tuvo en la época medieval. Es decir, existen muchas más confesiones en el mundo que la fe cristina y, también, es cierto que existen más visiones filosóficas que las desarrolladas en lo que llamamos mundo occidental. Por tanto, si no se realiza un verdadero diálogo inclusivo de toda la humanidad basado en esos dos aspectos seguiremos lamentando desgraciados sucesos como los acaecidos hoy en Londres. Y, mucho me temo, que peores tras oír las últimas declaraciones Recep Tayyip Erdogan.

      En realidad, una crisis, como la que estamos viviendo, se trata de un periodo histórico muy interesante y normalmente resulta ser una época contradictoria. Cuando uno está en una crisis sólo tiene dos opciones. O bien supera las condiciones adversas y continua adelante con renovadas energías o bien sucumbe a los efectos negativos y cae derrotado. No hay otra opción posible. Además, es un periodo contradictorio ya que conviven simultáneamente dos cosmovisiones a la vez. La vieja que se resiste a desaparecer y morir con todas sus fuerzas y la nueva que ya ha nacido, pero que aún no es suficientemente madura para andar con paso firme y seguro.

      Lo que antes era el fundamento activo está en transición de ser pasivo y lo que es un fundamento pasivo está en vías de ser el elemento activo. En toda crisis siempre se produce un detonante que hace que la situación se decante hacía un sentido o hacia otro. Si, además, coincidimos todos que la actual en una situación sin precedentes en la historia de la humanidad urge un cambio antropológico del ser humano para conseguir salvar la situación actual de punto de ruptura.

      Desde mi humilde punto de vista ese aspecto debe residir en el hecho de que el diálogo interreligioso culmine de una vez por todas en una unión religiosa que fomente la creación de una sagrada familia humana en la tierra donde toda la humanidad pueda vivir en armonía a pesar de ser únicos, distintos y contrapuestos disfrutando de forma razonada y razonable de un orden tranquilo o, si lo prefieren, de una tranquilidad ordenada. No sólo hay que intentarlo. Debemos hacerlo. Por nuestro bien y el de todos nuestros hermanos de este mundo con los cuales convivimos en esta casa común que es la tierra.

      Eliminar
  10. Con anterioridad,había hecho hincapié de que la forma de expresarse de algunos comentaristas de esta web, era homologable a la del pensamiento masónico. Hoy, uno de los comentarios ya señala una “Religión Mundial” que llevaría la felicidad a la tierra.

    ResponderEliminar
  11. Laura S 22 de marzo de 2017, 21:53

    Mire. Le repito. Por favor, aprendan a leer y no a interpretar lo que les parezca o convenga. Siento decepcionarle, pero no soy masón por lo que le pido perdón, pero entiendo la necesidad de poner etiquetas a personas que no se ajustan a los cánones establecidos en su tiempo. En ningún momento he hablado de una "Religión Mundial" tal como usted le llama. He hablado de un diálogo interreligioso que culmine de una vez por todas en una unión religiosa que fomente la creación de una sagrada familia humana en la tierra. Gracias por releerlo de nuevo. A ver si esta ves se entiende mejor.

    Para nada he hablado de felicidad sino de vivir todos en armonía. ¿Es que no lo desean? ¿Les parece mejor vivir en la época de las cruzadas? o acaso ¿Es mejor las guerras de religión? Creo que es deber de todo buen cristiano apelar a algo mejor que quedarse enrocados. Escuchar las bienaventuranzas, aprovechar los talentos que se nos han dado, ir de Jerusalén a Jericó y ayudar al necesitado, acoger al hijo pródigo que decide volver a casa del padre, etc.

    Todo ello son grandes aportaciones del cristianismo que en un día como hoy, más que nunca, siguen tan vigentes y necesarias que se deberían hacer llegar a todo el mundo. No imponerlas, pero si proponerlas con la palabra y el ejemplo. Esa es la verdadera esencia del cristianismo y la misión de todo cristiano y no hacer tanta política y otras actividades fuera de lugar. De no ser así, su peso e importancia pueden quedar cada vez más relegadas e, incluso, caer en el olvido. Y no por su valor, si no por la falta de testimonios ejemplares que den fe de la bondad de la propuesta cristiana. Y eso, verdaderamente, sería una gran pérdida.

    ResponderEliminar
  12. Yo no he dicho que usted sea masón. En ningún momento. ¡Vuelva a leer! He dicho que su pensamiento se homologa al pensamiento masónico. Toda su retórica es totalmente homologable, toda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura S.,

      ¿Podría aclararnos qué puntos concretos de lo expuesto por el Sr. Lluís se "homologan" al pensamiento masónico?

      Eliminar
    2. Se los cito yo, no se preocupe.

      "He hablado de un diálogo interreligioso que culmine de una vez por todas en una unión religiosa que fomente la creación de una sagrada familia humana en la tierra. Gracias por releerlo de nuevo."

      Expresiones como ésta son las que la Sra Laura homologa con la masonería. Así pienso yo también, no solamente las homologo con los hitos y las formas de la masonería sinó con el precedente de ésta que fue la sociedad Rosacruz.

      Cabe decir que no toda la masonería es tan "cursi", ni tan tolerante con todas las religiones. Algunas son tremendamente anticlericales y anticristrianas.

      La idea de la religión universal está en la órbita de la masonería. Para ello es necesario que queden diluídas las instituciones que encarnan las religiones tradicionales.

      Eliminar
    3. Anónimo 23 de marzo de 2017, 14:47

      Me parece que yo escribí unión religiosa no “Religión Universal”. El segundo concepto, que no es lo que yo he escrito, supone o implica la existencia de una religión única para toda la humanidad. Esto, además de no tener sentido, pues la experiencia religiosa es algo particular y personal de cada individuo o comunidad, es imposible de realizar y llevar a cabo. Por el contrario, el primer concepto, que es el que defiendo, es una convivencia de las distintas confesiones religiosas que fomente la paz y la concordia entre todos los miembros de la humanidad. No se trata de imponer nada a nadie, como muchos tienen la tentación de hacer, sino el garantizar el buen hacer de cada una de las religiones para construir una verdadera familia en la que todos nos podamos reconocer en el otro como verdaderos hermanos.

      Me parece que la diferencia es sustancial y notable, para cualquier persona que posea la educación general básica aprobada y tenga voluntad en entender el espíritu del texto y no en tergiversar y malinterpretar el mismo proyectando filias y fobias que no hacen más que significar la verdadera personalidad del sujeto en cuestión. Quizás, el problema radica en que ahora la llaman educación primaria y, ya se sabe, que con tanta reforma educativa los niveles académicos han bajado. Pero, no sólo eso. Los educativos también. Y, ése es, si cabe, un mayor problema que lastra de manera contundente este país.

      Eliminar
  13. Muy de acuerdo con Laura y VALDERAS,la verdad es que son una BENDICION en G.Germinabit!!!

    ResponderEliminar
  14. Una nova lliço del mestre Joan Lluis !!

    ResponderEliminar