viernes, 27 de enero de 2012

¿Quién responde por el despido de la Directora de la Biblioteca del Seminario?

A la izquierda del Seminario, Isabel de Colmenares, despedida por el tándem Turull-Batlle
La llegada de Mons. Omella ha desbaratado muchos planes que jugaban con la premisa de la continuidad, por ejemplo vía Taltavull. Finalmente el tándem Turull-Batlle decidió que era demasiado peligroso exponerse en un juicio en Magistratura del Trabajo por el caso del despido de la bibliotecaria del Seminario. 

Germinans informó el 17 de marzo del año pasado de este extraño caso.  Un lunes por la mañana del pasado invierno, llegó dicha directora a su trabajo y sin previo aviso se le comunicó que se la despedía. Se alegó en aquellos momentos que ejercía mobbing sobre un subordinado suyo para ahorrarse la indemnización y justificar la operación. Nunca antes, después de 21 años de servicios, se la había apercibido de falta alguna ni había habido ningún acto de conciliación previa sobre ningún tema. Incluso existe publicada una alabanza a su labor firmada por Mn. Martí Bonet en la introducción de una monografía sobre la historia de la biblioteca del Seminario. En dicha introducción, Mn. Martí Bonet felicita la labor de todo el equipo de la biblioteca.

C:\Users\FRANSESC\Desktop\20130503232434_0.jpg
Biblioteca del Seminario
 Ha pasado un año. El juicio estaba programado para mediados de este febrero. Hace poco y súbitamente la situación dio un giro de 180 grados. El Seminario ha reconocido el despido como improcedente, lo que conlleva la indemnización de 45 días por año trabajado (y fueron 21). Además la afectada pedía que se resarciera su honorabilidad profesional y que el Seminario redactara una carta de recomendación/presentación donde se reconociera su labor al frente de la Biblioteca. Incluso esto ha sido aceptado para evitar el juicio de febrero. 

La pregunta es por qué toda esta historia tan enrevesada. Si se despidió a la brava y “procedentemente” a la bibliotecaria, ¿por qué ahora se da este giro radical? Si Turull-Batlle han aceptado la improcedencia del despido, ¿por qué la despidieron? 

Aparte de la indemnización que el derecho laboral establece para los despidos improcedentes, ¿alguien piensa disculparse del daño humano y familiar causado a la directora de la biblioteca?
¿Qué respuesta debe dar la propia afectada cuando alguien le pregunte por qué le hicieron todo esto? ¿Por qué se despidió a la directora, una buena profesional con 21 años de servicio a la casa del Seminario, nombrada por sus compañeros de profesión tesorera de la Asociación de Bibliotecarios de la Iglesia en España?
Mn. Martí Bonet, reconoce el "buen hacer" de la bibliotecaria despedida
En un primer momento la respuesta parecía haber sido que Turull quería meter mano libremente en la dirección de la biblioteca (incluso de ser él mismo el director), habida cuenta de sus aficiones manifestadas en unos cursillos de biblioteconomía realizados. Se especuló que podía haber sido la dirección de la Biblioteca un lugar refugio si era destituido como rector del Seminario con un nuevo obispo; y resguardarse, aspirando a suceder a Mn. Martí Bonet, de volver al terruño de la vida parroquial.
Finalmente, se ha escogido un nuevo director de la Biblioteca posiblemente para no dar la razón a todas estas especulaciones nacidas a partir de que Germinans publicó el caso. Una destitución que los implicados querían que fuese lo más discreta posible para no tener que dar explicaciones. Ni Mn. Martí Bonet sabia de la voluntad de despedir a la directora, como él mismo comentó en voz alta cuando le llegó la noticia.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\Dr__Josep_M__Martí_Bonet.jpg
Mn. Josep Maria Martí Bonet
Si no fue por el peculio, a la vista de lo que le va a costar a la diócesis esta broma, ¿qué otras motivaciones pudo haber? Creemos que la explicación recaba en la personalidad inmadura y para nada armónica, y una afectividad complicada de los responsables últimos de estar detrás de este despido. En cierta manera, el despido fue un capricho que permitía a Turull “jugar” en la biblioteca. Hacerse el intelectual y desembarazarse de una mujer que anteponía criterios profesionales. La dirección de la biblioteca del Seminario, jerárquicamente depende de Mn. Martí Bonet; pero el canónigo siempre dejó hacer a la directora porque confiaba en su buen criterio. Turull, mandamás egocéntrico del Seminario, no podía meter mano sobre la organización de la biblioteca. En vez de hablar con Mn. Martí Bonet para consensuar maneras de ver las cosas, decidió tirar por la directa y cargarse a la directora a quien no podía tragar. Un capricho envuelto en una personalidad de autosuficiencia inmadura y egocéntrica, perpetrada con abuso del poder que le proporciona su cargo y el paraguas de Sistach. 

Batlle le siguió el juego facilitándole la coartada. Jugando con el Derecho, tenía la excusa de librarse de la indemnización: el despido se argumentaría con la argumentación del mobbing. ¿Qué ganaba Batlle? Nos lo guardaremos por ahora por estar en horario infantil.
El relativismo moral y las dobles vidas sumadas al ejercicio de poder, dan estos resultados. Sin freno moral, no calcularon las consecuencias. Se dieron un capricho después de convencerse de que se lo merecían. Y lo pagó una víctima.
¿A quién preguntar por qué se despidió a Isabel de Colmenares Brunet, la directora de la biblioteca del Seminario? Pregúntenselo al rector del Seminario y al ecónomo de facto del obispado.  
Marcus Porcius Baetulensis

10 comentarios:

  1. A ver si se van de una vez por todas28 de enero de 2016, 1:28

    - [quiere] meter mano libremente en [cualquier sitio para hacérselo suyo y para los suyos]
    - [buscar] un lugar refugio [como trampolín de sus ambiciones a costa del contribuyente y del presupuesto público católico]
    - resguardarse, aspirando a suceder [un buen cargo público eclesial]
    - desembarazarse de [cualquier persona] que anteponía criterios profesionales [o legales, o morales, o de justicia]
    - personalidad inmadura y para nada armónica
    - una afectividad complicada
    - mandamás egocéntrico
    - capricho[so]
    - personalidad de autosuficiencia inmadura y egocéntrica
    - abuso del poder que le proporciona su cargo y el paraguas del [obispo]
    - cargarse a la [persona] a quien no podía tragar
    - jugando con el Derecho [= interpretado según su interés], tenía la excusa de librarse de [respetar un derecho o una libertad]: [la mala acción] se argumentaría con la argumentación de [una falsedad]
    - los implicados querían que fuese [la mala acción] lo más discreta posible para no tener que dar explicaciones
    - sin freno moral, no calcularon las consecuencias
    - [tendencia a generar siempre una] historia tan enrevesada

    .....

    Algunas de estas características nos las hemos encontrado en una parroquia de Barcelona con un sacerdote que, sin ser rector, y por ser pariente de un poderoso diocesano, hizo y deshizo en el plano litúrgico y artístico con la tiranía despótica típica del nacional-progresista que viene a mandar en una parroquia que juzgó como "carca", porque contradecía de pe a pa toda la mala teología que había asumido.

    Siento estos calificativos, pero así fue. Luego, quieren "tolerancia", "pluralidad" y "diversidad", pero son palabras vanas: quieren tolerancia y pluralidad para con ellos, no para los otros, que estábamos tranquilos.

    A ver cómo se porta Omella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una matización, salvo contratos blindados, el máximo de la indemnización a cobrar son 2 años, no 21.

      Eliminar
    2. No es que cobre 21 años de indemnización. 21 son los años que Isabel ha trabajado en el Seminario.

      Eliminar
  2. ¿Qué Judas está detrás de la oleada de profanaciones y robos en las Iglesias? ¿Por qué el ministro Fernández Díaz, que se dice tan religioso, no dice ni hace nada?

    “Atacan y profanan tres iglesias en Sevilla y Lugo”
    “Nuevos episodios producidos el pasado fin de semana se unen a la oleada de ataques a iglesias en Andalucía y Galicia. Al menos siete de ellos han ocurrido en la capital andaluza

    http://www.infovaticana.com/2016/01/26/atacan-y-profanan-tres-iglesias-en-sevilla-y-lugo/

    Desde noviembre pasado se produce una oleada de profanaciones. La multiplicidad y coincidencia indica claramente que es algo organizado por una mano. No han detenido a ninguno, no han averiguado nada, no se sabe de ninguna investigación. El ministro Fernández Díaz, conocido miembro del Opus, no dice nada. Ni una palabra sobre el más mínimo plan para impedirlo. Bastaría con que anunciara algo para que los profanadores se lo pensaran dos veces, por el miedo a ser detenidos. Bastaría con que anunciara que habría patrullas policiales para prevenirlo. No se sabe que diga ni haga nada. ¿Por qué?

    Los obispos no reclaman la actuación policial debida para que se protejan las Iglesias. ¿A qué esperan? ¿tienen miedo a alguien?


    ¿Qué Judas está detrás de la oleada de profanaciones y robos en las Iglesias? ¿Por qué el ministro Fernández Díaz, que se dice tan religioso, no dice ni hace nada? ¿siendo tan oficialmente religioso el ministro no les atiende?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo de las 4,14.

      Aunque no es el tema de hoy, ¿usted sabe a ciencia cierta si han habido denuncias de estos hechos sacrílegos o más bien se han tapado por parte de los Párrocos responsables, para no airear el tema, cuando se tendrían que hacer actos de desagravio?

      De la seguridad del interior de los templos no sé si hay algo en los Acuerdos España con la Santa Sede.

      Eliminar
    2. Josep G. Trenchs,

      No sé si hay denuncias formales de los párrocos, supongo que sí. En muchas informaciones hablan de que la policía o la guardia civil han acudido a las Iglesias después de las profanaciones y robos y de la primera inspección que hicieron in situ. No hace falta seguridad interior en los templos. En la mayoría sino en todos los casos acceden desde fuera, lo propio de los ladrones.

      Tampoco sé lo que dice el Concordato. Pero el responsable de asuntos legales de la Conferencia Episcopal es el sacerdote Don Silverio Nieto. Que además por varias circunstancias es la persona más indicada para resolver rápidamente esta súbita y sospechosa oleada de robos y profanaciones y recabar la adecuada intervención policial. Pues en su singularísima biografía antes de sacerdote fue juez, y antes que juez fue policía. Y mucho más aún, según una información de Manuel Cerdán en El Confidencial es el director espiritual del ministro del interior, Fernández Díaz. Algo que ninguno de los dos ha desmentido. No se sabe que Don Silverio Nieto haya hecho nada al respecto. ¿No va a hacer nada? ¿va a estarse callado? ¿a qué espera para actuar? Teniendo todas las posibilidades de una acción rápida y eficaz, ¿qué hace?

      Ni una profanación más.

      Eliminar
  3. que limpieza hace falta en este territorio en todas direcciones....¡¡madre que tropa ¡¡

    ResponderEliminar
  4. Según el Articulo del Sr. Marcus Porcius Baetulensis, no hay motivo aparente para un despido.

    Si es así, ¿Dónde esta la justicia y la caridad, hoy día mal llamada solidaridad?

    ResponderEliminar
  5. Yo no entiendo nada. Turull (alias megáfono) es el rector del Seminario y la biblioteca va a parte (si no he entendido mal) y su director es Mn. Martí Bonet. Entonces el despido de la bibliotecaria debería haber sido acordado y firmado por Martí Bonet, ¿no?, que según el artículo no sabía nada.
    Me han dejado en ascuas con lo que ganaba Batlle y no pueden decir por "horario infantil", ¿es que es algo verde o qué?.
    No sé cómo se las va a arreglar Omella. Por cierto, ¿han visto que en la web del arzobispado han publicado el calendario de visitas del Sr. arzobispo a las parroquias?.
    Resulta que las visitas son en días laborables y por las mañanas (mayoritariamente). ¿A quién va a encontrar a esas horas aparte del párroco y cuatro abuelas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las cuatro abuelas las encontrara al PARROCO no¡¡¡

      Eliminar