miércoles, 30 de octubre de 2013

El Hospital de José Ángel

El estupor suscitado en el Hospital Comarcal de Sant Celoni por la dimisión de Mn. Ignasi Fuster como vicepresidente de su Patronato, ha entrado en una nueva etapa. El Obispo de Terrassa ha nombrado nuevo párroco, y Mn. Fuster se ha incorporado a la Archidiócesis de Barcelona.

Por razón de su cargo pastoral, el párroco de Sant Martí de Sant Celoni es también vicepresidente nato del Patronato del hospital, cuya presidencia la ostenta el alcalde de la ciudad. El alcalde y el párroco nombran los miembros del patronato: tres por la parroquia y cuatro por el Ayuntamiento.  El tesorero y el secretario están también en manos de la alcaldía. Y completa la estructura orgánica un código ético que parece salido de la Gran Logia Simbólica de la calle Avinyó.

La Fundación Hospital de Sant Celoni es una fundación privada que tiene una historia que se remonta al siglo XII. Ahora es Centro de Referencia de la subcomarca del Baix Montseny. Está integrado en la Red Hospitalaria de Utilización Pública (XHUP) formada por la mayoría de hospitales públicos de Cataluña, no pertenecientes al Institut Català de la Salut (ICS). Por ello, la mayor parte de su actividad ha acabado estando concertada con el CatSalut.

Mons José Ángel Saiz y Mn. Ignasi Fuster
Las prácticas anti-vida del hospital eran sobradamente conocidas desde hacía años. Sin embargo, fue Mn. Fuster quien puso en conocimiento de Mons. José Ángel Sáiz Meneses lo que allí sucedía. Ya en el año 2007 le presentó un primer informe que se fue ampliando sucesivamente: en el hospital se hacían vasectomías y se dispensaba la píldora “del día después” en el servicio de urgencias. También la RU-486 -para abortar durante el primer mes- amenazaba con aparecer. Las gestiones de Mn.  Fuster ante el Ayuntamiento fueron constantes. Con insistencia pidió al patronato la suspensión de unas prácticas que contradecían la presencia de la Iglesia en un hospital. En una reunión con el anterior alcalde, también facultativo del hospital, éste propuso a Mn. Fuster un pacto: dejar las cosas tal como estaban -esterilizaciones y píldora- a cambio de no introducir la RU-486. Y aquí paz y después gloria. La propuesta era tan burda que fue rechazada de plano por el párroco. Desde el mismo obispado de Terrassa, se quiso llegar a un acuerdo con el alcalde para salvaguardar la presencia eclesiástica en el patronato y, a la vez, eximirla de toda responsabilidad en las actividades sanitarias. La cosa era verdaderamente complicada y no pasó de ser una entelequia.  La pelota quedó finalmente en el tejado de Sáiz Meneses: estaba claro que el hospital no iba a ceder. La mayoría de los miembros del  patronato no estaban por la labor. ¿Qué debía hacer entonces el párroco? ¿Quedarse y callar? ¿Quedarse y protestar, o denunciar y dimitir? Fue pasando el tiempo y no se movía ni una hoja.

Mn. Lluís Pou, ex-párroco de Sant Celoni y Vicario Episcopal
Finalmente, habiendo comprobado la inutilidad de sus esfuerzos, contra el parecer del Sr. Obispo que le aconsejaba esperar tiempos mejores desde el patronato del hospital, en  marzo de 2011 Mn.  Fuster dimitió como vicepresidente y puso el cargo de párroco a disposición del obispo de Terrassa . Mosén Fuster, en una tumultuosa reunión del Patronato tuvo que enfrentarse no al Ayuntamiento, sino a los representantes de la parroquia, nombrados por el anterior párroco -ahora vicario episcopal- Mn. Lluís Pou, que prácticamente le insultaron. En la junta le reprocharon con insolencia el abandono de una institución que -según ellos- era tan benéfica para la ciudad y que tanto bien podía hacer con el pedigrí que le ofrecía la presencia de la Iglesia. Sin embargo, a pesar de todas las presiones, Mn. Fuster en conciencia y ante la actitud de la dirección hospitalaria de continuar con las prácticas contrarias a la moral católica, se despidió y salió por la puerta grande: la del testimonio valiente y arriesgado de la verdad. Era la única salida, ya que consideraba inaceptable la connivencia institucional con el mal . Los miembros parroquiales del patronato siguieron en sus cargos en clara rebeldía ante la posición de su párroco. Desde entonces la situación quedó estancada.

Si Sáiz Meneses removía al párroco y nombraba a otro, debía tomar una decisión: volver al patronato con el nuevo sacerdote o mantener la postura de Mn. Fuster, es decir, continuar fuera del hospital como protesta. Removerlo rápidamente hubiese parecido o un castigo al valiente sacerdote o su desautorización, lo cual no era muy conveniente para el prestigio de la recientemente creada diócesis de Terrassa. El tema era lo suficientemente grave como para actuar con cautela.

El Obispo buscó consejo y desde la Congregación para la Doctrina de la Fe llegó un “Parecer sobre las preguntas planteadas por S.E.R. José Ángel Sáiz Meneses, obispo de Terrassa”. El Sr. Obispo se  agarró a este “parecer” como a un clavo ardiendo, haciéndolo pasar como “dictamen” y afirmó que la Santa Sede le daba permiso para permanecer en los patronatos de los Hospitales de Sant Celoni y Granollers a la espera de resolver lo de las prácticas abortivas.  La crisis se resolvió en falso y, a día de hoy, todo continúa como hace un año: el aborto estancado cual agua pútrida.

El paso del tiempo demostró que la situación creada en el hospital con la dimisión del vicepresidente era insostenible: sin la presencia del párroco, el patronato cojeaba. Sáiz Meneses lo tenía difícil. Prolongar la situación significaba poner una pica en Flandes que le enfrentaba al Ayuntamiento y al resto del patronato. Sostener con la ausencia del párroco esa actitud de denuncia y protesta, era demasiado arriesgado... Pero la trigonometría pastoral del obispo de Terrassa ha encontrado la solución: cambiar los estatutos de la entidad. El vicepresidente ya no será el párroco, sino un laico nombrado por la Iglesia. La segunda parte de la solución es sacudirse al incómodo párroco y proveer de nuevo la parroquia de Sant Celoni y su hospital. A partir de ahora todo será más sencillo. Un sacerdote con arrestos siempre puede plantar cara a su obispo, si tiene la verdad de su parte. Un laico “escogido”, difícilmente lo hará… Mn. Ignasi se va de la parroquia y de la diócesis, y se abre en ésta una nueva etapa de armónico colaboracionismo con el hospital y el Ayuntamiento: porque está claro que el nuevo párroco ya no podrá aducir ningún problema de conciencia, puesto que en la vicepresidencia del patronato ya no estará el cura, sino un hombre de paja del Sr. Obispo de Terrassa.
Hospital General de Granollers
En el Hospital General de Granollers, cuya estructura es similar a la del Hospital de Sant Celoni, tras un tímido intento de acabar con los abortos por parte del obispado de Terrassa -cosa que le honra- y de la negativa del hospital, todo quedó sobreseído.  Todos en sus puestos -el vicepresidente laico nombrado por la Iglesia- y, desde hace ya tres años, el silencio más absoluto: píldoras, esterilizaciones, abortos -los eugenésicos son su especialidad- y ¡a callar todos! Todos, menos una docena de militantes Pro Vida que desde hace seis meses se manifiestan cada día 25 frente al hospital. Porque el Hospital de Sant Celoni no pasa de ser un caniche frente al mastín del Hospital General de Granollers.

Es forzoso reconocer que Mons. José Angel Sáiz Meneses lo tiene difícil. Tan difícil como Jesucristo con el endemoniado de Gerasa (cf. Mc 5,1-20). Cuando el Señor lo liberó de la legión de demonios que lo dominaban, los envió a una piara de cerdos que se ahogaron lanzándose al lago. Luego vinieron los porquerizos y suplicaron  a Jesús…  ¡que se fuera! Resulta que esos dos hospitales son esa piara que puede perderse con el exorcismo y por eso piensan que es mejor expulsar definitivamente a Jesús. Aquella gente de Gerasa prefería soportar la compañía del endemoniado, que andaba día y noche por cerros y tumbas gritando y lastimándose, que  renunciar a los sabrosos jamones de los cerdos. El daño colateral, el precio que se paga por el servicio hospitalario, son esos abortos e inmoralidades que casi todos parecen dispuestos a soportar con resignación, al igual que los porquerizos con el endemoniado. El precio del exorcismo fue la expulsión de Jesucristo de aquel territorio. Y es que al final hay que elegir: o el miedo de los porquerizos, o la libertad de Cristo. 

Custodio Ballester Bielsa, pbro.
www.sacerdotesporlavida.es

23 comentarios:

  1. Felicidades una vez más, mossén Custodio. Por hablar claro y poner las cosas en su sitio. Y aquí no se salva ni Saiz Meneses, el hijo episcopal de Carles, el favorito de Rouco para Barcelona, el gran discípulo de don Marcelo en el seminario de Toledo. Da igual el pedigrí, da igual si son nacional-progresistas-catalanistas o nacional-conservadores-españolistas. Todos se achantan ante los hospitales, todos juegan a la "puta i la ramoneta" al sí pero no, a quedar bien.
    Gracias mossén Custodio, una vez más.

    ResponderEliminar
  2. El P. Custodio vuelve a descubrir este arcano oculto de los hospitales de Sant Celoni y Granollers. Esos “dos hospitales son esa piara que puede perderse con el exorcismo”, en parte está causado por el tipo de filosofía y ciencia de sus médicos.

    Ferran Requejo publicó en La Vanguardia del 25 de octubre el artículo “Kant hoy: cosmos, evolución, cerebro” [1] que contiene afirmaciones naturalistas:

    - “1. Cosmología. La parte principal de la energía del universo, nos dicen hoy los investigadores de este ámbito, está vinculada a un vacío cuántico del que todo deriva.”

    - “2. La ley moral... la revolución darwinista, la genética, la primatología y las neurociencias...inciden en la concepción que hoy tenemos de la moralidad de los humanos... nuestros cerebros son fruto de presiones evolutivas orientadas a la supervivencia; cerebros que “saben” muchas más cosas que nosotros... nacemos con programas especializados para “estar en el mundo” a través de miles de módulos neuronales que luchan entre ellos; que la conciencia no interviene mucho en nuestras decisiones cotidianas, o que las emociones tienen un papel clave en las decisiones morales.

    - “La epistemología...ha radicalizado aquello que Kant sugirió hace más de dos siglos: lo que captamos del mundo es una construcción de nuestros cerebros, incluidas las percepciones del tiempo o de las ondas electromagnéticas que denominamos “luz”. El cerebro ejerce un papel activo en la construcción de “nuestra realidad”.

    Todas estas “grandes explicaciones” de la ciencia actual que vienen de la cosmología, neurología, evolución neodarwinista, genética y primatología, son sólo ciencia ficción:

    "la 'fantaciencia' [ciencia ficción] existe en el ámbito de muchas ciencias" -hace referencias a las teorías que Odifreddi expone sobre el inicio y el fin del mundo en Heisenberg o Schrödinger- "Lo explicaría como 'ciencia ficción' en el buen sentido: son visiones y anticipaciones, para alcanzar un verdadero conocimiento, pero son solamente imaginaciones con las que buscamos acercarnos a la realidad". (Carta de Benedicto XVI a Odifreddi)

    Durante mi escolarización, he visto el paso histórico de la mecánica newtoniana a la relatividad y la cuántica, de la pregenética a la genética, de la preinformática a la informática. Sólo creo toda explicación científica que ha sido verificada en experimento de laboratorio, y la mantengo siempre en un estado de latente provisionalidad, a la espera de su potencial mejora o sustitución por otra más exacta, debido a la presencia de un científico más inteligente o de la existencia de nuevos instrumentos científicos.

    El cosmos es de tal hipercomplejidad que no hay ninguna “teoría del todo” que lo pueda explicar en su completitud, a causa de los diferentes niveles de estructuras: partícula elemental y compuesta (cuántica); átomo (física); molécula (química); orgánulo, célula, tejido, órgano, sistema, organismo y especie (biología); población, comunidad, ecosistema, biosfera (ecología); sistema planetario, galaxia, cúmulo globular y universo (astronomía). ¿Cómo es posible que lo más pequeño (fermión y bosón) genere las millones de interacciones de lo más grande (cosmos)?

    En la evolución neodarwinista, la primatología y las neurociencias se dan las más hilarantes “teorías del todo” [2], y aún hoy desconocen la emergencia de la singularidad humana: ¿fue por la bipedización, la manualización, la cooperación y solidaridad familiar y comunal, la competitividad, la alimentación, la fabricación de instrumentos, la migración a nuevos ambientes, el lenguaje simbólico, las creencias religiosas, la transmisión de la cultura, la conciencia de sí mismo? Todavía no se ha humanizado ningún mono, a pesar de los años de aprendizaje social adquirido realizado por científicos sobre grupos experimentales de monos.

    [1] www.caffereggio.net/2013/10/25/kant-cosmos-evolucion-cerebro-de-ferran-requejo-en-la-vanguardia/

    [2] infocatolica.com/blog/razones.php/1310230137-idarwin-tenia-razon-1

    ResponderEliminar
  3. Mn. Ballester, ya sabe: no hay que insisstir tanto en estos temas, en los que la posición de la Iglesia ya es conocida, y hay que ir mas a las periferias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Papa no dijo "no hay que insistir tanto", dijo "no hay que insistir sólo", que es muy distinto.

      ¿ Es que todo ha caído tan bajo, que ya no importa a manipular las traducciones del Papa, para decir lo que no dicen ?

      Eliminar
    2. Perdón, Fred, hablaba (o escribía) de memoria, y ya ve que mi memoria no es demasiado buena. Le puedo asegurar, y le dou mi palabra, que no tenía intención alguna de manipular las palabras del Papa, o sus traducciones, ni quería hacer que dijesen lo que no dicen. Rectifico y digo: Ya sabe, Mn. Custodio: No hay que insistir SÓLO en estos temas...

      Eliminar
    3. Mn. Ballester es párroco de periferia, no le hace falta ir ya esta allí.

      Eliminar
    4. Como de la frase del Papa se deduce que hay que insistir en TODOS los temas, y 99% de los curas no hablan ni hacen nada con el tema del aborto. Para compensar, menos mal que alguno dice y hace algo al respecto.

      Eliminar
  4. Pues vaya chasco con Mons. Sáiz. Su mentor Carles no era así, no contemporizaba tanto con los enemigos de la Iglesia, o de la moral, y más de un disgusto le valió.

    Pero salir de Terrassa, a pesar de los abortos, para irse a Barcelona es, como dicen, ir de Guatemala a guatepeor. Ya podría haber llamado a las puertas de Vic o de Solsona, que buena falta les hacen a los obispos de allí sacerdotes como estos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que los fieles de la Archidiócesis de Barcelona han salido ganando, tienen un buen sacerdote coherente con la defensa de la Fe y Moral católicas.

      Además creo que le queda más cerca la Facultad de Filosofía URLL de la cual es profesor.

      Eliminar
  5. Mn. Custodio Ballester, con un par, dice lo que nadie se atreve a decir. Hay que felicitarle por su arrojo. Él ya sabe que esto no es gratis y a la corta o a la larga lo acabará pagando, No se lo van a perdonar. A mi me gustaría saber qué muestras de apoyo recibe de sus "colegas", de los curas más o menos de su edad, de estos que visten de cura (algunos sólo cuando les conviene); cómo reaccionan cuando se lo encuentran en algún sitio público, en el obispado, en una celebración litúrgica, etc. etc. Es simple curiosodad.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias mossen Custodio, conozco personalmente a Mn. Fuster, a su hermano y a sus padres, son católicos bien formados. Por ello no me estanyo la postura de Mn. Fuster, cuando lo encontré en el Arzobispado de Barcelona le felicité y le dije, recemos para que toda la Iglesia tenga su postura: Matar aunque sea con píldora y no con pistola es un pecado mortal muy grave, si esto lo consiente algún sacerdote, laico o prelado, !Qué Dios tenga piedad de su alma!!.
    Su padre a solas me dijo que estaba muy orgulloso de su hijo !!HAs vist quin fill tinc!!! y su madre nos dijo que tiene un hijo SACERDOTE DE CRISTO, no de la coyuntura política.

    Recemos para que TODOS los católicos y sobre todo los laicos seamos Mn.Fuster.

    ResponderEliminar
  7. Acabo de recibir esta información no agradable;
    Primero la independencia luego Jesús si cabe o nos interesa......

    Sesenta entidades católicas de Cataluña presentarán este jueves, en un acto público en el parlamento autonómico, un manifiesto a favor del «derecho a decidir», según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias y de la organización. El documento asegura que es una reivindicación coherente con la doctrina social de la Iglesia, ya que supone un «reconocimiento de los derechos de los pueblos y de las naciones, entre ellos el de la autodeterminación».
    Entre los promotores de este texto, figuran órdenes religiosas como los Claretianos de Cataluña y la junta directiva de la Unió de Religiosos de Cataluña, la Fundació Joan Maragall y el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Cataluña.
    También participan el Movimiento de Profesionales Católicos de Barcelona, la Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat, la ONG Justícia i Pau y la Editorial Claret, entre otros.
    Según fuentes de la organización, asistirán al acto personalidades como el expresidente del parlamento autonómico, Joan Rigol, que redactó a propuesta del Govern el manifiesto del Pacto Nacional por el 'Derecho a Decidir'.
    Entre el público estarán el director de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Enric Vendrell, los exconsejeros Oriol Badia –que ostentó la cartera de Trabajo entre 1984 y 1988– y Josep Maria Cullell, uno de los fundadores de CDC que fue consejero entre 1980 y 1987 y entre 1993 y 1994.

    ¿Que tiene que ver ser católico con el totalitarismo sectario? Somos de CRISTO no de la una opción política, que ademas es anticristiana, ver lo que votan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 60 entidades ¿católicas? No hombre, no, en este caso son sesenta entidades nacionalistas. Lo de católico es irrelevante en su esencia, y más una imagen para "cubrir" cara la galería este ámbito de la sociedad.
      En el masterplan proindependencia, el grupúsculo dirigente, años atrás, se marcó como estrategia controlar y manipular el máximo posible de instituciones de la sociedad catalana, y una de ellas era la Iglesia Católica. Este es el resultado.
      De todos modos, el conseller Homs fue muy claro el otro día en su reunión a petit comité con empresarios "soy consciente que estoy gestionando un fracaso". Así es. Nada de choque de trenes, es el choque de un tren nacionalista contra un muro (el Estado). Aqui hay poco que hacer y los perjudicados somos los ciudadanos de a pie.
      Dios y la Virgen nos bendigan.

      Eliminar
  8. http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=12100

    Yo creo que hay que quedarse y pelear, nada de salir del patronato y dejar a los políticos a su aire.

    A menos que la Iglesia tenga alguna forma de cerrar el hospital, en cuyo cao, creo que es lo que debería hacer. A ver como los polítricos afrontaban eso frente a la opuinión pública.

    Ya llegará el día en que podamos darle la vuelta a la tortilla, ahora es momento de resistir.

    Un ánimo a los de Germinans. Somos pocos los católicos de a pie que os conocemos pero la mayoría estamos con vosotros. El único consejo (si yo puedo dar alguno) es que no os dejeis vencer por el desaliento. Decían en la primera guerra mundial que no había nada más desmoralizador para las tropas que mantenerlas en la trinchera bajo el fuego sin contestar. Por eso las mandaban en cargas suicidas contra las ametralladoras enemigas, lo que acababa con la desmoralización y con los soldados. Nosotros necesitamos a estos soldados, así que la carga no es una opción.
    Por mucho que la cólera y la frustración lo pidan. Recordar que la Iglesia forjó su musculo en las catacumbas igual que los judíos lo forjaron en 40 años de desierto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo de las 17,43

      Con los Hospitales ocurre lo mismo que con los Colegios religiosos, que cuando se han tenido de hacer conciertos con las Administraciones, en un ambiente secularizado, como el que estamos viviendo, la Iglesia siempre se lleva la peor parte y más de una vez, por ser demasiada prudente y no saber defender lo suyo.

      Sobre el tema del aborto, hay un testimonio hermoso de una mujer italiana que vale la pena conocer.

      "Papa Francisco bautizará a mi hijo". Lo cuenta Anna Romano, una joven de Roma, 35 años, quien había escrito al Papa para contarle su dolorosa y transformadora experiencia.

      Anna escribió al Papa Francisco, dirigiéndose a él como padre para contarle su historia.

      Quedó embarazada, había sido abandonada por el padre del niño. Padre que, entonces, ella había descubierto que ya tenía otra familia y otro niño. El hombre, dejándola, le aconsejó que debía abortar.

      Luego se fue a un período de vacaciones en Gallipoli, convencida que debía traer a la vida a este hijo que crecía en su vientre.

      La llamada

      El martes 03 de septiembre, alrededor de las cuatro de la tarde, el Papa Francisco la llamó...

      "Vi un número fijo de Roma que no conocía -dijo Anna a el periódico Corriere-, y cuando respondía me quedé sin palabras. Al principio pensé que era una broma, pero luego me hizo referencia a la carta.Y lo que yo le había escrito sólo lo sabían mi mejor amiga y mis padres.

      Me dijo que había leído mi carta, que nosotros los cristianos no debemos dejar de aferrarnos a la esperanza. Cuando le dije que quería bautizar a mi hijo, pero que me temía no era posible debido a que soy una madre soltera, ya divorciada de otro, él me dijo que si acaso no tenía un padrino para el bautismo … porque había pensado impartir él mismo el sacramento a mi pequeño".

      Eliminar
  9. Sobre los patronatos de los hospitales de Sant Celoni y Granollers

    El P. Custodio expone un caso inaceptable de inacción de dos patronatos católicos hospitalarios frente al aborto.

    Según la doctrina católica, es una grave inmoralidad la muerte directa y voluntaria de un ser humano inocente, según estableció Juan Pablo II en la carta encíclica Evangelium vitae, 57, calificándolo como verdad divínamente revelada, requieren el asenso de fe teologal por parte de todos los fieles, y quien obstinadamente las pusiera en duda o las negara, caería en herejía, como lo indican los respectivos cánones de los Códigos canónicos.

    El obispo de Tarrasa debe de pedir la ayuda de su metropolitano Sistach y de toda la Conferencia Episcopal Tarraconense: se trata de la defensa de la vida inocente, la más vulnerable, débil e indefensa.

    En primer lugar, deberían de hallar una solución jurídica para impedir estos asesinatos de niños inocentes.

    Si ello no es posible, queda la vía indirecta de la sanción eclesiástica sobre los miembros católicos de los patronatos, como por ejemplo, la excomunión u otra sanción al promover por su inacción un crimen contra inocentes (prohibición de ejercer cargos eclesiales, de enseñar en centros educativos católicos).

    Es inaceptable que estos dos hospitales tengan patronos católicos tibios o favorables al aborto. No se puede aceptar. Y menos aún cuando Francisco I ha inhabilitado al obispo alemán amante del lujo por invertir 30 millones de euros en su residencia.

    La vida de un solo niño no nacido asesinado vale más que los 30 millones de euros. Es inaceptable la reacción del obispado, pero también de su metropolitano Sistach, de la Conferencia Episcopal Tarraconense e incluso del Vaticano, conocedores todos de estos crímenes injustificados cometidos en hospitales católicos catalanes.

    En el hospital de Granollers está como presidente del patronato el alcalde de Granollers, Josep Mayoral, del PSC; el alcalde de Sant Celoni es Joan Castaño Augé, también del PSC, a su vez es el presidente del patronato del Hospital de Sant Celoni.

    La cosa está clara.

    Los hospitales católicos catalanes de Granollers y Sant Celoni cometen el abobinable crimen del aborto porque mirando el organigrama, mandan plenamente los Césares locales de un partido partidario del mal, el PSC (como lo son también todos los demás partidos del sistema político catalán), implantador de la ideología de la muerte, de género y del relativismo, seguidor proactivo del aborto como derecho humano libre y gratuito.

    Y el obispo no quiere o no puede afirmar el rechazo pleno, total y absoluto frente a este crimen contra los niños más inocentes, los no nacidos.

    Y quizás deben de existir vías jurídicas civiles y eclesiásticas, pero parece ser que éstas no se ejercitan para evitar un enfrentamiento con estos Césares-Herodes locales.

    Además, los códigos éticos de ambos hospitales dicen respetar y defender la vida humana y a las personas, lo que se convierte en un puro acto de hipocresía y fariseismo: niegan la condición de persona humana al feto y embrión humanos, le niegan el derecho a la salud, le niegan el derecho a la vida y a la integridad física, le niegan el derecho al pleno desarrollo, le niegan todo.

    Josep Mayoral: www.granollers.cat/alcalde/biografia-josep-mayoral-i-antigas
    Joan Castaño: www.santceloni.cat/11272

    Los integrantes de los Patronatos están aquí:

    www.hsceloni.cat/ca/qui-som/informacio-corporativa/patronat-de-la-fundacio
    www.fphag.cat/la-fundacio/organs-govern/

    Valores:

    www.hsceloni.cat/ca/qui-som/informacio-corporativa/els-nostres-valors
    www.hsceloni.cat/ca/qui-som/informacio-corporativa/codi-etic
    www.fphag.cat/la-fundacio/missio-visio-valors/

    Códigos éticos [códigos farsantes y mentirosos, porque dicen defender la vida y los hospitales matan niños no nacidos inocentes]:

    www.fphag.cat/media/upload//arxius/DIR_2013_001_03_codi_etic_FPHAG.pdf
    www.hsceloni.cat/pdf/codi_etic_v3.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los alcaldes de Granollers y Sant Celoni Josep Mayoral y Joan Castaño son los respectivos presidentes del patronato de ambos hospitales, entonces se comprende la dilación del obispo, tres años desde el 2011, y quizás mucho más, por lo que dice el P. Custodio.

      Aquí se observa un choque de legitimidades, entre la legitimidad democrática del alcalde (elecciones municipales) y la legitimidad divina del obispo, prevaleciendo la democrática sobre la divina, aunque el hospital sea un matadero de niños inocentes, contradiciendo los valores de todo hospital: salvar vidas y curar.

      ¿Cómo actuar? Pues como Juan Bautista ante el Herodes unido con la mujer de su hermano, Herodías: "No te está permitido". O como San Pablo y Juan XXIII: "Debo obedecer la ley divina antes que la ley humana [Pablo], y toda ley humana contraria a la ley divina y natural la convierte en ley injusta y no debe de ser obedecida en recta conciencia [Papa Juan, Pacem in Terris].

      El principio está claro: un hospital católico y los laicos (médicos, enfermeros, farmacéuticos), religiosos y clérigos (de diáconos a obispos) católicos no pueden cometer abortos, porque va contra una verdad de revelación divina que califica como un pecado gravísimo el matar niños no nacidos.

      El problema se halla en las consecuencias sociales y políticas que implica la aplicación de este principio: como San Juan Bautista, pueden llegar a la prisión y a la muerte, hoy en día "simbólica": ser acusado de ir contra los derechos humanos y la democracia, ser acosado por una campaña social, o como comenta el P. Custodio hasta el insulto.

      Es evidente que el obispo de Tarrasa necesita de la ayuda del resto de obispos de Cataluña, y actuar según los principios y valores católicos, que además coinciden con los códigos éticos de los hospitales: proteger la vida y la salud de las personas, y los niños no nacidos son personas ¿quién va contra los derechos humanos de los niños?

      Este es un ejemplo de pecado social, colectivo o estructural:

      - Peca el pueblo de Granollers y Sant Celoni, porque permite que sus hijos no nacidos sean matados, llevando a sus madres al matadero o votando a partidos antivida

      - Pecan los alcaldes de Granollers y Sant Celoni, porque son líderes promuerte de inocentes, los niños no nacidos, y porque tienen la máxima responsabilidad municipal y en el patronato de los dos hospitales

      - Peca la Iglesia a través de todos sus laicos, religiosos y clérigos que prestan una cooperación necesaria por apoyo directo o indirecto al aborto, y es un pecado multinivel: parroquia, obispado sufragáneo y metropolitano, Conferencia Episcopal Tarraconense, Conferencia Episcopal Española y la Santa Sede (estos tres últimos deben de hacer un seguimiento en materia de asuntos graves: aborto, eutanasia, anticoncepción, reproducción artificial, eugenesia, suicidio asistido... pues de lo contrario ¿para qué sirven sino las estructuras administrativas?).

      - Pecan los médicos, enfermeros y farmacéuticos por ir contra la base de su profesión: salvar vidas, curar la enfermedad, sanar la integridad física y psíquica

      La ira de Dios ya empieza a mostrarse en Cataluña con su Espada de División. Dios castiga a las naciones que abusan del poder político haciendo leyes contrarias a la ley divina y natural. Dios no da el poder para que éste sea vuelto en su contra.

      Dios bendice a las naciones a través de los hijos, portadores de los dones necesarios para el bien común: médicos, jueces, abogados, trabajadores de todo tipo, madres, padres. Si la sociedad los mata ¿cómo esperar bendiciones de Dios? Quien construye sin Dios, construye en vano.

      La Espada de División actúa en materia de diferencias sociales causadas por la crisis (fractura social por la pobreza) y en materia de diferencias políticas (fractura social por el derecho a decidir), azotará a la sociedad catalana: los políticos no se entenderán, las familias y las ciudades se dividirán, la crisis crecerá por la desunión de las fuerzas que la podrían solucionar...

      Eliminar
  10. Mn. Custodio. Felicidades por su valentía y gracias por el artículo de esta semana.

    Esta es una situación que ya viene de tiempo atrás.

    De unos años hacía acá se sabe públicamente, porque saltó a los medios de comunicación.

    El problema ha sido en de siempre. La Iglesia disponía de unos Hospitales, Centros Asistenciales, etc., llega un momento en que surgen nuevas tecnologías aplicadas a la medicina y los donativos de la índole que fuesen, no eran suficientes para su compra y mantenimiento, lo cual obligó a Conciertos con las Administraciones.

    De tal modo, que la Iglesia, ciertamente, ha quedado con su representación, pero normalmente ninoritaría y esto ya viene arrastrándose desde los años 90 o antes. Aparte de que no todos los católicos vemos y defendemos nuestra moral de la misma manera

    Al principio casi nadie se quejaba de que en un Hospital católico se sugería la una mujer embarazada la práctica de la amniocentesis, prueba que no deja de ser invasiva y que por supuesto no es necesaria si no se quiere saber si hay posibilidades de abortar.

    Con esto no quiere quitar mérito a Mn. Fuster, por haber dejado el Organo de Gobierno del Hospital de Sant Celoni, ni la responsabilidad que pueda tener el Sr. Obispo de Terrassa, Mons. Josep Ângel.

    Solo quiero decir que esto ya viene de antes de que la Archidiócesis de Barcelona, fuera la Metropolitana de Sant Feliu y de Terrassa.





    ResponderEliminar
  11. Si el Evangelio nos dice que no se puede servir a dos señores –Dios y dinero– no me cuadra que haya personas que se dicen cristianas y a la vez actúen como auténticos paganos. ¡Con su pan se lo coman! Y que el Señor tenga misericordia de todos, que buena falta nos hace. REALMENTE ES UNA INFORMACIÓN NO AGRADABLE.

    ResponderEliminar
  12. Mossen Custodio, que el Señor le asista siempre en esta dura batalla ante el mal del aborto. Jesucristo vino a enfrentar a padres contra hijos, hermanos contra hermanos, etc. Y usted va en ese camino, le encomiendo.
    Marie

    ResponderEliminar
  13. Esto es bochornoso por favor, menudos pastores hipócritas, malvados tenemos, lo que hay que leer Deu Meu!

    ResponderEliminar
  14. Los católicos MEAPILAS no dirán nada, siempre tratarán de justificar el pecado, me produce naúseas saber estas cosas, pero hay que saberlas, para así discernir quien está contra ti Oh! Dios.

    Pau

    ResponderEliminar
  15. Se que os alegrará a todos saber que:
    A Morín (el inocente) se le ha acabado el chollo y van a repetir el juicio. Parecía salvo por el mundo, pero el Señor de la Vida y su Santísima Madre tienen estos "detallitos" de amor por su pueblo inocente y ahora gracias al TS de justicia se anula la sentencia.
    Laus Deo.

    http://www.abc.es/sociedad/20131105/abci-supremo-anula-sentencia-morin-201311051822.html

    ResponderEliminar