domingo, 22 de enero de 2017

Barcelona amanece con Ada Colau santificada

Es tarde y comienza a llover, pero tiene una misión. Sube las escaleras de la estación de metro de Jaume I y camina rápido y decidido al lugar donde ha preparado el que será el altar de su próxima obra urbana: La Santa Colau, protectora de los desalojados.

El artista urbano Tvboy inmortalizó el pasado lunes a la alcaldesa Ada Colau transformada en la superheroína Wonder Woman. La pieza de Urban Pop quedó expuesta en un pequeño escaparate abandonado de la calle del Bisbe, a pocos metros del Ayuntamiento. El autor, de 36 años, afincado en Barcelona, colocó la obra allí para provocar, de alguna manera, al espectador. Vaya si lo hizo. La Wonder Ada duró apenas unas horas. Durante ese tiempo fueron decenas de personas las que se fotografiaron con la supeheroína. Alguien, nadie sabe si por oposición ideológica o simplemente por no entender el mensaje, destrozó una obra que, aunque tiene carácter efímero, murió antes de tiempo. Pero Tvboy, a las pocas horas lo tenía todo preparado para resucitar su arte y volvió a la carga diseñando su nueva creación, “una de las más sacrílegas”: la Santa Colau.

viernes, 20 de enero de 2017

La Glosa Dominical de Gérminans

CUATRO GATOS SIN NI SIQUIERA YA BARCA ALGUNA
Este es el tema: De cómo la aventura de cuatro gatos pudo desbaratar un mundo adormecido en sus quimeras. El agua del Bautista apenas había mojado su cabeza y el Caminante de Nazaret no perdió el tiempo: salió de la sombra del silencio de su casa -en la que vivió un largo letargo divino de más de cinco lustros- y ya se empleó en amaestrar a Satanás cara a cara. Y lo hizo de esta manera para dejárselo claro y hacerle saborear que no todos los hombres han nacido para ser rebabas de sus préstamos. Cuarenta días allí dentro pagando la cuota de la más humana de las leyes de la naturaleza -es decir, la tentación de parecerse a Dios- para después recorrer caminos para desbrozar la Ruta al Reino de Dios. Para encender un poco de luz dentro las estancias brumosas y oscurecidas del reino de los hombres: “El pueblo que habitaba en las tinieblas vio una gran luz, para aquellos que habitaban en regiones y sombras de muerte surgió una luz”. Y la aventura parece iniciarse justo en el lugar equivocado: en la tierra de Zabulón y Neftalí, Galilea de las naciones o sea tierra de frontera y de periferia, de olvido y desconsideración. De polvo, poca fama y tanta piedad. Como Nazaret. En el lugar y el momento equivocados, quizás el más descabellado: la cabeza del Bautista ha sido regalada a la hija de Herodías, la viciada bailarina que cautivó la mirada de Herodes hasta arrancarle lo que el corazón de su madre -mujer vengativa- pidió: la cabeza de aquel que se esforzaba en mostrarle el verdadero camino. Cayó la cabeza y los discípulos del profeta rupestre y silvestre tienen miedo: ¿después del capitán quizás decapitarán también al equipo? Todos escondidos como topos en su madriguera. A Él -por el que el Bautista juzgó incluso ridícula su propia vida hasta hacerse cortar el cuello- parece que no le importaba en absoluto. Entra y empieza allí donde su pariente había interrumpido su obra: “Convertíos porque está cerca el Reino de Dios”

jueves, 19 de enero de 2017

Más Iglesia, menos Estado

No es sólo el Estado Islámico el que está empeñado en imponer su religión y sus valores desde el poder del Estado. Esta plaga totalitaria, teocrática para más señas, afecta también a occidente. Con la ligera variante de que la religión que nos están imponiendo a sangre y fuego desde el Estado, es la del pansexualismo, de la redención de la mujer (vuelven a comprarla) por el sexo y el aborto. Ahora van avanzando a marchas forzadas en la sexualización de los niños y están estudiando ya cómo incluir la pedofilia (aún no la pederastia) en el catálogo de inclinaciones sexuales normales. Es que han pasado del Dios Creador (el de la Creación) al Estado Criador (el de La Granja Humana): ¡y así nos va!
El Islam lucha ferozmente por la Iglesia-Estado. Los países del Occidente desarrollado en cambio, supertecnológicos y supercientíficos, luchan con todas sus armas (prefieren las armas conductistas a las armas de fuego) por el Estado-Iglesia. Un estado cada vez más totalitario (de pensamiento único impuesto desde el poder), y una “Iglesia”, laicista por supuesto, más dogmática que el Islam, más integrista que los talibanes, y con una policía ideológica que ríete de Torquemada. Peor que la Inquisición. Todos  culpables de homofobia y de todas las fobias habidas y por haber, si no seguimos sus dogmas a pies juntillas.

miércoles, 18 de enero de 2017

La Cruz y la Espada

Escrito de Mn. Salvador Bacardit en 1992 con motivo de los 500 años del descubrimiento de América.
La imagen de los primeros misioneros con la cruz en lo alto, que llegaron junto con los colonizadores a las nuevas tierras de América, no ha resultado históricamente muy grata.

Aquella cruz muy pronto se relacionó con la espada de quienes sin escrúpulos habían ido a explotar el "Nuevo Mundo". Pero también es cierto que desde un principio bastantes de aquellos misioneros se alinearon al lado de los indígenas. Es suficiente recordar a Bartolomé de las Casas, Pedro Claver o las Reducciones de los jesuitas.

No obstante, la espada nunca debería haberse relacionado con la cruz. Costó y cuesta mucho todavía borrar la fatal relación entre ambos símbolos.

martes, 17 de enero de 2017

¿Galtés episcopable?

Corría el año 2006, es decir hace ya más de 10 años, que nuestro querido "amigo" Oriol Domingo escribía sendos artículos en La Vanguardia, (12 de julio y 24 de septiembre) en los que aportaba el nombre de algunos de los candidatos que n.s.b.a... y jubilado cardenal Martínez Sistach quería promover al episcopado como auxiliares suyos. Entre estos nombres estaban los Rvdos. Turull, Bacardit y Galtés. Como es sabido aquellos intentos acabaron en nada.

Pero al cabo de dos años y con Sistach ya creado cardenal por S.S. Benedicto XVI, el entonces arzobispo barcelonés volvió a la carga, pensando ingenuamente que los que le habían dicho que no, le dirían entonces que sí, al verlo vestido de rojo. El 7 de abril de 2008, el periodista Jordi Casabella (al que nunca le podremos agradecer lo suficiente la foto de Turull con el megáfono), se hacía eco de esa intentona, y volvía a colocar los nombres de Turull, Bacardit y Galtés, a los que añadiría pero sin demasiado convencimiento al Rvdo. Salvador Pié.

lunes, 16 de enero de 2017

La edad de un obispo auxiliar

Caso de confirmarse la designación de Mn. Bacardit como obispo auxiliar de Barcelona llegaría a tomar posesión con 65 años. A excepción de Monseñor Tena, que llegó a obispo con la misma edad, el resto de auxiliares barceloneses de los últimos tiempos alcanzaron la mitra más jóvenes: Guix (40), Jubany (42), Vives (43), Torrella (45), Saiz Meneses (45), Capmany (48), Sistach (50), Daumal (56), Traserra (58), Soler (58), Taltavull (60) y Carrera (61). El propio Omella fue designado auxiliar de Zaragoza con 50 años.

Llegaría pues como auxiliar a 10 años vista de la fecha en que debe presentar imperativamente su renuncia. No significaría un nombramiento de futuro, sobre todo si se tiene en cuenta el enorme déficit de obispos catalanes y no digamos de obispos que hayan salido de seminarios catalanes. Actualmente, de doce prelados solamente cuatro (Vives, Pardo, Casanova y Novell) ostentan esta denominación de origen. Difícilmente, dada su edad, pasaría a ser obispo residencial.

domingo, 15 de enero de 2017

Sacerdotes como vacas sin cencerro "sinodal"

Mn. Jaume Fontbona, Doctor Ignominiosus, al fondo el edificio de la Facultat de Teologia de Catalunya
Resulta más que evidente cómo a los sacerdotes se nos ha mareado durante los últimos 50 años sobre nuestra identidad como presbíteros y sobre nuestra específica espiritualidad. El motivo no ha sido ni mucho menos una necesaria profundización en consonancia con una nueva toma de posición del magisterio y de la teología conciliar y posconciliar. Como si éste hubiese mudado la esencia teológica del sacerdocio y hubiera que poner patas arriba las coordenadas espirituales en las que se apoya el sacerdocio ministerial católico. Quien lea detenidamente “Presbyterorum Ordinis”, “Sacerdotalis Coelibatus” o la “Pastores dabo vobis” evidenciará que estos tres pilares teológico-pastorales no alteran en nada los fundamentos teológicos sobre los que se construye el ministerio presbiteral y su esencia.

Si que es verdad y resulta innegable, que muchos aprovecharon el clima conciliar para tratar de lanzar torpedos a la línea de flotación del presbiterado. Imbuidos por ciertas teorías y praxis pastorales de los años 50 y 60 quisieron subrayar la necesidad de mudar la esencia del sacerdocio enfatizando una espiritualidad pretendidamente “profética” que acentuaba la centralidad de la Palabra, modelo luterano, según el cual el ministro es el hombre delegado de la comunidad para la predicación de la Palabra. A ese profetismo iría unido el “Compromiso” (l´engagement) con el devenir político y social del mundo circundante. A partir de la experiencia de curas-obreros iniciada por Henri Godin, aquí reinterpretada y desfigurada, la bomba de relojería estaba ya colocada.